Etapa pos-COVID-19: ¿Qué decisiones toman comercio exterior, comunicaciones y el sistema bancario?

Las acciones que desarrollará Cuba en materia bancaria, de comercio exterior e inversión extranjera, y de comunicaciones durante las tres fases de la etapa de recuperación del país de la COVID-19, son ampliadas este jueves en el espacio radiotelevisivo Mesa Redonda.

Como lo han hecho desde el lunes ministros de otras carteras, esta jornada comparecen en el programa los titulares de esos sectores decisivos para el desarrollo socioeconómico de la nación.

Entre las cuestiones detalladas sobresale la necesidad de promover las exportaciones de bienes y servicios, la sustitución efectiva de importaciones y la atracción de la inversión extranjera, aspectos de suma importancia para la recuperación económica del país.

De igual manera, en la esfera de las comunicaciones, trasciende que más de la mitad de las medidas a implementar durante las tres fases se mantendrán con posterioridad, como parte del trabajo habitual del organismo.

Mincex: Preparar la recuperación económica y enfrentar la crisis mundial
Ministro de Comercio Exterior y la Inversión Extranjera, Rodrigo Malmierca Díaz. Foto: @PresidenciaCuba/Twitter.
Ministro de Comercio Exterior y la Inversión Extranjera, Rodrigo Malmierca Díaz. Foto: @PresidenciaCuba/Twitter.

El ministro de Comercio Exterior e Inversión Extranjera, Rodrigo Malmierca Díaz, comenzó su intervención haciendo referencia a la situación generada por la COVID-19 a escala internacional, creando una crisis económica cuyo tiempo de duración es incierto.

“Los estudios muestran que existe una contracción en la economía en el mundo desarrollado, pero también en el subdesarrollado. En la región, los pronósticos de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) son muy preocupantes en el sentido de la contracción económica y social, así como sus consecuencias: desempleo, pobreza y hambre”.

En Cuba, señaló Malmierca, donde el sistema social protege a la población como primera prioridad, podremos enfrentar la crisis de otra manera. “Por eso, debemos comenzar la recuperación económica desde esta primera etapa”, dijo.

Cuba es un país con una economía muy abierta, que fomenta el comercio exterior y las relaciones internacionales, comentó.

“Cuando muchas voces en el mundo alaban la solidaridad cubana y los servicios médicos cubanos, hay quien trata de denigrar esta cooperación por manipulaciones políticas”, valoró.

Malmierca explicó que los objetivos durante la primera etapa de recuperación están encaminados a consolidar los resultados en el enfrentamiento a la COVID-19 y evitar rebrotes, “lo que implica limitaciones en el movimiento transfronterizo de personas y en el funcionamiento normal del comercio exterior”.

Con vistas a regresar gradualmente a la normalidad, el ministro subrayó que un elemento fundamental es el fortalecimiento de la economía. “En consecuencia, desde la primera etapa debemos preparar las condiciones para la recuperación económica, que en la segunda debe permitirnos enfrentar un escenario mundial de crisis económica prolongada”, precisó.

En ese sentido el titular insistió en la necesidad de acelerar el proceso de implementación de los lineamientos aprobados por el Partido Comunista de Cuba y la Asamblea Nacional del Poder Popular, así como eliminar trabas que obstaculizan la liberación de las fuerzas productivas.

Malmierca señaló que la crisis generada por la pandemia brinda oportunidades que se deben aprovechar, como “la promoción de las exportaciones de bienes y servicios, la sustitución efectiva de importaciones y la atracción de la inversión extranjera, las cuales juegan un papel importante en los esfuerzos por fortalecer nuestra economía”.

Con vista a estos propósitos, el ministro informó que ya se han tomado algunas medidas que se mantendrán desde la primera etapa, y se trabaja en la paulatina implementación de otras:

Se mantendrá el procedimiento para la atención al personal extranjero que se desempeña en la actividad de comercio exterior, la inversión extranjera y la colaboración internacional para enfrentar la propagación de COVID-19. Esto incluye a sus familiares.

Se extenderá la prórroga, actualmente vigente hasta el mes de julio, a los trámites de las representaciones y sucursales de empresas extranjeras establecidas en Cuba al amparo del Decreto 206.

Se continuará flexibilizando el otorgamiento de facultades de exportación e importación de determinadas nomenclaturas a las empresas estatales, como parte de los esfuerzos por perfeccionar la empresa estatal socialista.

“La concentración de compras, conveniente en determinados productos de amplia demanda, no puede convertirse en una traba para las empresas cubanas”, explicó el ministro.

Se crearán incentivos económicos para la exportación, pues “mientras persistan los problemas derivados de la dualidad monetaria y cambiaria, es necesario la introducción de medidas fiscales y otras facilidades que estimulen a la exportación, tanto de bienes como de servicios”.

Se crearán facilidades de exportación para las formas no estatales

El ministro comentó además sobre el potencial no explotado que existe a nivel de los territorios y la necesidad de que este sea aprovechado.

“Debemos fortalecer los mecanismos locales de diversificación de bienes y servicios de exportación. Para ello se ha elaborado un mapa territorial con productos en tres categorías: consolidados, en desarrollo y en fomento”, dijo.

Malmierca indicó que se crearán facilidades para la exportación de formas no estatales.

“La idea es que, tanto las cooperativas como los trabajadores por cuenta propia, puedan exportar a través de empresas estatales especializadas, para lo que no tenemos que esperar a que estos últimos tengan personalidad jurídica”.

Sobre esta medida el ministro dijo que se trata de un asunto complejo desde el punto de vista bancario y otra serie de factores que se irán trabajando. “Pero es importante lograr que las cooperativas y los trabajadores por cuenta propia también sean partícipes de este proceso de recuperación”, subrayó.

Malmierca Díaz: “La inversión extranjera será un elemento esencial”
Rodrigo Malmierca, titular del Mincex, informó que se estudian un grupo de incentivos para mejorar el funcionamiento de la inversión extranjera. Foto: @PresidenciaCuba/Twitter.
Rodrigo Malmierca, titular del Mincex, informó que se estudian un grupo de incentivos para mejorar el funcionamiento de la inversión extranjera. Foto: @PresidenciaCuba/Twitter.

El titular de Comercio Exterior y la Inversión Extranjera aseguró que la inversión extranjera será un elemento esencial para promover las exportaciones y la sustitución eficiente de importaciones.

“Aunque se prevé que la crisis económica internacional derivada de la COVID-19 represente una contracción de alrededor de más de un 35% de los flujos de capital de inversión extranjera directa en América Latina y el Caribe, Cuba tiene una situación peculiar”, puntualizó.

“A pesar del efecto negativo del recrudecimiento del bloqueo económico, comercial y financiero del gobierno de los Estados Unidos, los resultados de la inversión extranjera en Cuba en los últimos cinco años son mejores que en el pasado, aunque lejos de lo que necesitamos. Tenemos ventajas comparativas que reconoce el mercado”, consideró.

El ministro resaltó la Ventanilla Única de inversión extranjera, la Zona Especial de Desarrollo Mariel, las condiciones especiales que tiene Cuba de tranquilidad y la estabilidad sanitaria.

Malmierca informó que el Mincex estudia en este momento un grupo de incentivos, no solo fiscales, que podrían mejorar el funcionamiento de la inversión extranjera en el país, tales como:

Flexibilizar los objetos sociales de las empresas con capital extranjero y favorecer los encadenamientos con el resto de la economía cubana, incluyendo el sector no estatal.

“No existe ninguna limitación para que cubanos residentes en el exterior inviertan en el país”, recordó.

Se aplicará la tramitación y aprobación automática por un año de la prórroga de negocios con capital extranjero en operaciones o que venzan durante la primera etapa de recuperación.

Se usarán alternativas para avanzar en la negociación y constitución de negocios con capital extranjero en las actuales circunstancias en que está limitada la posibilidad de viajar de los empresarios.

Los consulados en el exterior priorizarán los trámites de otorgamiento de poderes a representantes legales para flexibilizar los procesos de inversión extranjera.

Malmierca recordó que Cuba ha trabajado en grandes proyectos de inversión extranjera. “Pensamos que también hay que darle un espacio a los proyectos con pequeñas empresas, los cuales resuelven problemas de la economía local y territorial”, apuntó.

Los colaboradores cubanos en el exterior no podrán viajar hasta la tercera fase

Por último, el ministro se refirió a los colaboradores cubanos en el exterior, quienes por razones de limitaciones de transporte internacional y de las medidas sanitarias vigentes, no podrán viajar hasta la tercera fase de la primera etapa.

“La prórroga de vacaciones y el relevo de personal, así como otros trámites relacionados con los colaboradores, se manejará por los organismos cubanos responsables caso a caso, bajo la supervisión del Mincex como organismo rector de la actividad”, aclaró.

A partir de la tercera fase se organizarán los movimientos que sean necesarios de las brigadas médicas cubanas en el exterior, precisó.

“Nada podrá manchar la limpia hoja de la colaboración de nuestros médicos que han sido incluso propuestos como candidatos para el Premio Nobel de la Paz”, aseguró.

Al concluir, Malmierca agradeció la colaboración de organismos internacionales con donaciones de material sanitario para apoyar la batalla contra la COVID-19 en el país.

Medidas del sistema bancario y financiero vigentes durante las tres fases
Ministra Presidenta del Banco Central de Cuba, Marta Sabina Wilson González. Foto: @PresidenciaCuba/Twitter.
Ministra Presidenta del Banco Central de Cuba, Marta Sabina Wilson González. Foto: @PresidenciaCuba/Twitter.

El sistema bancario y financiero ha alistado un programa de medidas para implementarlas durante las fases de la recuperación nacional pos-COVID-19.

La ministra presidenta del Banco Central de Cuba (BCC), Marta Sabina Wilson González, destacó que ha sido importante la implementación del teletrabajo durante esta etapa de cambios en los servicios debido a la pandemia.

En su intervención en la Mesa Redonda de este jueves, enumeró las medidas que se mantienen vigentes en las tres fases, encaminadas a mantener algunas de las acciones emprendidas anteriormente y recuperar paulatinamente los servicios:

  • Se limita el número de usuarios en el interior de las sucursales bancarias, para garantizar el distanciamiento social que asegure la protección de los clientes y trabajadores.
  • Las entidades con servicio de banca remota mantendrán la presentación de operaciones y la recepción de información de forma virtual.
  • Las sucursales bancarias mantendrán las operaciones con dinero efectivo para la población y las entidades en moneda nacional, CUC y moneda libremente convertible.
  • Las áreas de crédito otorgarán financiamientos y continuarán atendiendo las suspensiones y renegociaciones de financiamientos conforme con lo dispuesto en la Resolución 55/2020 del BCC (su vigencia se extiende por 90 días, luego del 30 de junio).
  • Se mantiene la tramitación de operaciones comerciales y de comercio exterior con entidades para garantizar importación de alimentos, adquisición de medicamentos y otros recursos que requiere la economía.
  • Continuará la bonificación a las operaciones de comercio electrónico y de pagos por tarjetas en TPV, con el fin de promover las plataformas digitales de pago.
  • Se continuará emitiendo y personalizando tarjetas a colaboradores en el exterior, titulares de cuentas en dólares estadounidenses, subsidios para compra de materiales de la construcción y reimpresiones por roturas o extravío.
  • Los jubilados pueden designar a algún familiar o persona de confianza (deben presentar CI de la persona y del jubilado) para hacer efectivo el cobro de las chequeras, operación que podrá realizarse en cualquier sucursal bancaria y en Cadeca.

“Debemos potenciar la figura del gestor pagador”, señaló la ministra presidenta del BCC.

Añadió que continúa vigente la medida de priorizar en los bancos, en las tres primeras horas de los días de cobro de los jubilados, la atención solo a estas personas para que no tengan que hacer largas colas.

  • Continuará el servicio de personalización de tarjetas a los beneficiarios de la Seguridad Social de acuerdo con los cronogramas conciliados con el Instituto Nacional de Seguridad Social (Inass) en cada provincia.
  • Igualmente, la emisión de tarjetas matriciales a los tenedores de tarjetas magnéticas.
  • Se extiende la caducidad de las tarjetas magnéticas que venzan en el periodo en que estén vigentes las medidas. Los establecimientos comerciales y de servicios podrán aceptarlas aunque estén con la fecha vencida, para que los consumidores puedan adquirir los productos.
¿Cómo transcurrirá cada fase en el sistema bancario?

La ministra presidenta del BCC detalló las medidas o especificidades con las que funcionará el sistema bancario en cada una de las tres fases de la recuperación pos-COVID-19.

En la primera fase,

El horario de servicio en las oficinas bancarias será, de lunes a viernes, hasta las 3:30 p.m. para la atención a la población. En algunas provincias puede haber modificaciones, en dependencia de la situación territorial y de lo que orienten los Consejos de Defensa provinciales.
Continúa detenida la personalización masiva de tarjetas magnéticas por concepto de nóminas y estímulos.
Para los segmentos que en esta fase reinicien su actividad, se establece un proceso de renegociación de la deuda (extender o reprogramar), caso por caso.
Se comienzan a reincorporar de forma parcial los servicios de las áreas comerciales de las oficinas bancarias que se suspendieron (incluido el otorgamiento de créditos a trabajadores por cuenta propia que estén autorizados a reiniciar sus actividades).

En la segunda fase, se incorporan de forma gradual otros servicios en las áreas comerciales de las oficinas bancarias que no se incluyen en la primera fase.

Por ejemplo, se establecen la apertura de cuentas a plazo fijo y certificados de depósito, créditos para adquisición de materiales de la construcción, la venta de sellos de timbre, trámites relacionados con la Ley General de la Vivienda, la venta de cheques de gerencia, la imposición y cobro de transferencias bancarias por ventanilla dentro del territorio nacional y la tramitación de pagos a beneficiarios y herederos.

Comienza de forma gradual la personalización masiva de tarjetas magnéticas por concepto de nóminas y salarios (detenida en la primera etapa), lo cual facilita a los trabajadores el cobro y los pagos por la vía electrónica.
Se restituye el horario de servicio de los sábados en las oficinas bancarias.
Las oficinas bancarias y casas de cambio que interrumpieron el servicio, comienzan a prestarlo. Las Cadeca lo harán también en las zonas turísticas y hoteles, de acuerdo con el restablecimiento de la actividad turística en el país.

En la tercera fase,

Los bancos funcionarán con el horario habitual. Se restituye el horario de servicio extendido en las localidades donde sea necesario.
Se completan todos los servicios de las áreas comerciales.
Se normalizará la personalización masiva de tarjetas magnéticas por concepto de nóminas y estímulos.

La ministra presidenta del BCC aclaró que en Matanzas y La Habana, “como no entran en esta primera fase, mantendremos los servicios como hasta ahora”.

Agregó que estas medidas en el sistema bancario “solo podrán ser efectivas y podrá lograrse su objetivo siempre y cuando se extremen las medidas higiénico-sanitarias y organizativas, así como el control de su cumplimiento, para que el país pueda volver a la normalidad en breve plazo”.

Se garantizó el desarrollo, estabilidad y vitalidad de la red de telecomunicaciones
Ministro de Comunicaciones, Jorge Luis Perdomo Di-Lella. Foto: @PresidenciaCuba/Twitter.
Ministro de Comunicaciones, Jorge Luis Perdomo Di-Lella. Foto: @PresidenciaCuba/Twitter.

Al iniciar su comparecencia en la Mesa Redonda, Jorge Luis Perdomo Di-Lella​, ministro de Comunicaciones de Cuba, explicó algunas de las premisas de trabajo de su organismo durante la etapa de enfrentamiento a la COVID-19.

“El primero de abril informamos a nuestro pueblo los retos que tenía nuestro sector para enfrentar la pandemia. Hemos tenido que optimizar los servicios y utilizar toda la infraestructura disponible por el desplazamiento hacia la red de telefonía móvil de muchos usuarios”, explicó.

En este sentido dijo que en primer lugar se garantizó el desarrollo, la estabilidad y vitalidad de la red de telecomunicaciones y de radiodifusión, teniendo en cuenta el incremento del tráfico que se produce en situación excepcional.

Desde el mes de enero hasta la fecha, el tráfico de datos de la telefonía celular para el acceso a Internet se ha incrementado en un 90%, y para el caso de la voz en un 10%. Se tuvo que optimizar los recursos para lograr la vitalidad de los servicios.

“El crecimiento se debe a la necesidad de comunicación de la población ante el aislamiento social. También se ha ampliado el uso de las plataformas digitales para videoconferencias en el sector empresarial o la búsqueda de información por parte de la población”, afirmó.

El ministro sostuvo que en esta etapa también se crearon facilidades de comunicación en centros de aislamiento y de vigilancia epidemiológica.

“Al cierre del 11 de junio se han instalado 1 298 servicios, de ellos fijos 865, de telefonía fija alternativa 147, telefonía móvil 112, servicios de datos 33 y estaciones públicas 141. Todos han sido solicitados a través de los Consejos de Defensa provinciales y municipales”, expuso.

Asimismo, se flexibilizaron los tiempos de pago de facturas y trámites para evitar visitas a las oficinas de atención y apoyar las medidas de aislamiento; también se estimuló el pago de servicios a través de plataformas de comercio electrónico como Transfermóvil y EnZona.

El ministro resaltó que este es un servicio que llegó a para quedarse y “ha habido un incremento sostenido del pago de los servicios”.

 

“Logramos mantener los principales servicios comerciales que habilitan las comunicaciones a la población, y se favoreció el desarrollo y generalización de plataformas informáticas para el mejor análisis y control de la pandemia, en coordinación con varias empresas y universidades del país”, destacó Perdomo Di-Lella.

Subrayó el amplio despliegue que ha tenido la 4G en el país, a pesar de las condiciones económicas adversas.

Adelantó que la próxima semana, la Empresa de Telecomunicaciones de Cuba (ETECSA) anunciará nuevos paquetes 4G, la cual no solo repercutirá en los usuarios que utilizan esta red, sino que beneficiará a los que usan la 3G.

“No hemos logrado todo lo que queremos pero se seguirá trabajando en los precios. Hoy se consumen unos 1.7 gigas por cada teléfono móvil”, ejemplificó.

Agregó que se han instalado también 60 nuevos transmisores, tanto en definición estándar como en alta definición, que han beneficiado a 58 nuevos sitios que hasta el momento no contaban con esas prestaciones o las tenían con más baja calidad.

“Se ha llegado hasta un 76% de cobertura en definición estándar y 45.7% en alta definición. Todas las cabeceras provinciales tienen servicio de alta definición, incluyendo el Municipio Especial Isla de la Juventud. Tenemos los nuevos canales en alta resolución como es RT en Español”, detalló.

5 de Septiembre

5 de Septiembre

El periódico de Cienfuegos. Fundado en 1980 y en la red desde Junio de 1998.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Compartir