Estrenarán en Cienfuegos el documental Los tesoros de Guanaroca

2
393
Imagen de turistas de naturaleza, a la observación de flamencos rosados en el Área Protegida./Foto: Centro de Documentación

Este martes tendrá la premier nacional en Cienfuegos del documental Los tesoros de Guanaroca: donde se unen leyenda, naturaleza y vida (2018, Full HD, 27 minutos), de los realizadores locales Daniel Alujas y Yoel de la Paz.

Como el primero de ellos es miembro de la Asociación Hermanos Saíz, el estreno será en la Casa del Joven Creador y formará parte de las acciones de saludo al inminente Tercer Congreso de la organización intelectual juvenil.

De la Paz compartió a 5 de Septiembre que se trata de un encargo del Proyecto de Capacitación del Área Protegida Laguna de Guanaroca-Punta Gavillanes, con el objetivo de promocionar los valores naturales y paisajísticos del sitio; amén de su empleo en eventos científicos y en fines didácticos.

Cuatro meses invirtieron ambos directores -y el editor Liesbi Hernández-, en rodar y posproducir un material de cara al cual emprendieron voluminoso registro de filmaciones, en variados horarios y a través de diferentes tomas, con la permanente vocación de visualizar el comportamiento de especies faunísticas de este remanso natural; sobre todo el flamenco rosado, su principal atractivo.

La ópera prima de Yoel es un documental de naturaleza, tema el cual le resulta afín desde su terreno profesional de la fotografía.

Alujas, con un expediente más abultado en el audiovisual, es el creador de varios productos; entre estos diversos video clips.

El Área Protegida de Refugio Laguna de Guanaroca-Punta Gavilanes, ubicada en la provincia de Cienfuegos, constituye una de las maravillas de nuestro país y se erige en motivo de asombro para quienes aún no la conocen.

Vergel de la biodiversidad, el sitio alberga curiosidades como el Annona havanenses, especie botánica dada por perdida en el mundo, pero reportado el primer ejemplar aquí hace un cuarto de siglo.

Su densidad verde da cabida, en armónica urdimbre natural, a mamoncillos silvestres, caobas, güiras, jocumas, yanas, braziletes, robles, soplillos o almácigos, entre otros muchos exponentes -más de 70- de su matorral xeromorfo (bosque costero).

Acá se encuentra, además, la barrera de mangles más conservada del país.

A las 3 038 hectáreas de la Laguna de Guanaroca -que incluyen los Laberintos de los Naturales, Cayo Ocampo y otros cayos menores en el interior de la Bahía de Jagua- se le considera “el útero” del mencionado estuario, porque en esta extensión lacustre desova gran variedad de peces.

Es hábitat de 190 especies de aves, siete de mamíferos, tres de anfibios, nueve de reptiles, 600 de moluscos marinos -además de terrestres o de agua dulce- y 120 variedades de peces, crustáceos y quelonios.

Aquí convive nuestra ave nacional -el tocororo-; junto a cartacubas, zunzunes, sinsontes, arrieros, bobitos, seis tipos de bijiritas, torcazas, solivios, pendones de pecho amarillo, patos, garcilotes, pelícanos, corúas y alcatraces.

La estancia en sus aguas, durante todo el año, de flamencos rosados, otorga esplendor al paisaje. Emigran de la Florida y llegan aquí, para luego seguir travesía hacia el río Máximo o la cayería norte. Al procrear, los adultos parten; pero se quedan los jóvenes.

Es el lugar de Cuba donde el visitante los puede ver más de cerca, gracias al silencio mantenido y el respeto al hábitat de la colonia integrada por más de 1000 flamencos rosados.

La Laguna de Guanaroca (situada a menos de quince kilómetros de la ciudad de Cienfuegos), forma parte del Proyecto Sendas, de la Oficina del Conservador de Cienfuegos, que permite a los naturales acceder a este humedal cercano a Loma del Convento: espacio aborigen vinculado a la colonización, donde dejó su rastro en la comarca de Jagua el Fray Bartolomé de las Casas.

Igualmente, resulta visitada por turistas nacionales y extranjeros, quienes realizan semanalmente excursiones a sus bosques; así como recorridos en kayak a través de sus límpidas aguas.

Propios y extraños caen rendidos ante este reino bifronte de la clorofila y las aguas, desde el cual, en lontananza, pueden apreciarse las montañas del Macizo de Guamuhaya.

2 Comentarios

Dejar respuesta