“Estoy de vuelta en casa”, afirma embajadora de Santa Lucía
mar. Nov 12th, 2019

“Estoy de vuelta en casa”, afirma embajadora de Santa Lucía

Malachia Fontenelle, embajadora de Santa Lucía en Cuba, se hizo médico en Cienfuegos. Aquí se graduó en 2008. /Foto: Magalys

Malachia Fontenelle, embajadora de Santa Lucía en Cuba, se hizo médico en Cienfuegos. Aquí se graduó en 2008. /Foto: Magalys

Malachia Fontenelle es la embajadora en Cuba de Santa Lucía, un pequeño estado insular del arco de las Antillas Menores, de cara al Atlántico y con el mar Caribe a sus espaldas.

La encuentro sentada en primera fila durante la graduación de la Universidad Médica de Cienfuegos, a la que fue invitada por razones especiales, más allá de la diplomacia, aunque da aliento, desde la emoción, al estudiante extranjero integral de esta institución, el santalucense Lestin Selles Constantín, quien se recibe como médico.

El azar me ha llevado a ocupar asiento a su lado, y su alegría es contagiosa. Una amiga cubana que la acompaña me participa las razones de su visible euforia: “Es que ella estudió en esta Universidad, también es médico”.

Y entonces comprendo por qué la señora embajadora ha dejado a un lado el protocolo y corre al podio para acompañar a su coterráneo, hace fotos con el celular, las comparte, y mira a todos lados reconociendo a sus profesores.

Me gradué en Cuba, precisamente en Cienfuegos, en el 2008, y desde entonces, esta dejó de ser una escuela para convertirse en mi casa; aquí dejé una familia con la que me reencuentro hoy, desde las tías de servicio, los profesores, hasta el jardinero, quienes recuerdo nos acogieron con mucho cariño. Veníamos de otro país, apenas hablábamos el español, pero en un tiempo ya estábamos acostumbrados a la nueva vida.

Si hoy puedo desempeñar las funciones de embajadora y trabajar en el servicio diplomático, aunque médico primero, es gracias a la completa formación general y cultural que recibí durante mi carrera, y a los profesores de esta Universidad.

Siempre me reciben con cariño acá, y hoy, especialmente he venido a compartir con nuestro graduado, que además está entre los mejores estudiantes, y eso me llena de orgullo. Las relaciones de Santa Lucía con Cuba son excelentes, allá tenemos una brigada médica, y mantenemos colaboración en otros sectores sociales y económicos.

Siempre que puedo y el trabajo me lo permite, visito Cienfuegos, me unen lazos muy fuertes con esta ciudad y con Cuba, fueron años lindos, de conocer, de crecimiento profesional, es como volver a casa”, afirma la embajadora mientras sonríe, al término de nuestro diálogo diáfano, desde la sinceridad y la humildad, sin protocolos.

Noticias relacionadas
Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles

Share