Estenosis Traqueal: Un viaje para recuperar la voz (+Galerías)

La camilla se mueve por el pasillo que conduce al Salón de Operaciones, esta vez, como aquel día fatídico del accidente, su padre va junto a él, contando los pasos. Es la vez número 23 que entra a la Unidad Quirúrgica, y espera que sea la última. Por otra puerta, trasponen el umbral los doctores Daniel Olivera Fajardo, cirujano general; y Alejandro Díaz González, otorrinolaringólogo, quienes integrarán el equipo que le devolverá la voz y le retirará la traqueostomía a Deyrel Egozcue salar, un muchacho de 26 años que está asido a la vida.

La Unidad Quirúrgica del Hospital Provincial Gustavo Aldereguía Lima es un hervidero a esta hora de la mañana; yo voy orgullosa junto al Dr. Daniel, quien es mi guía en este viaje que es verde y huele a fenol. Antes pasamos por la “Polivalente”, a chequear que estuviera lista la cama a donde regresará el paciente tras la intervención, para asegurar atención especializada, como lo requiere el proceder. La jornada será ardua, y por fin se logra todo lo necesario, que no es poco, para la cirugía de estenosis traqueal, para la que hasta no hace mucho era necesario trasladarse a la capital.

“Estamos asistiendo a una cirugía de la vía aérea, una estenosis traqueal, producida por una ventilación mecánica prolongada. Este paciente sufrió un accidente, y ha resultado intervenido más de 20 veces, con la correspondiente anestesia, y los peligros que entraña. Muestra daño en las paredes de la tráquea, estenosis esclerocicatrizal, en cuello de botella, que no resuelve con las dilataciones ni con la colocación de otros dispositivos”.

¿La solución tenía que ser quirúrgica?

“Sí, y el proceder consiste en la recepción del segmento estenosado y la anastomosis término-terminal. Trabajamos en un equipo multidisciplinario, participan varios anestesiólogos, porque lleva una anestesia compleja, tanto como la cirugía; enfermeros, otorrinolaringólogo, nos acompaña un experto en esta especialidad, el Dr. Alejandro Díaz González, y otros cirujanos, instrumentistas, y residentes en formación. Dura aproximadamente unas tres horas, cuyos pasos están pautados y no debe surgir complicación. En los últimos 21 días hemos realizado otras dos intervenciones de este tipo, y los pacientes se recuperan con normalidad”, comenta el Dr. Daniel Olivera Fajardo.

“Se le ‘pasó’ un tubo endotraqueal, se le cambió la cánula, se le colocó una sonda nasogástrica, y un catéter en la vena subclavia, fibrobroncoscopía preoperatoria para verificar el estado de la vía aérea, la carina, el traqueostoma, ya estamos en el momento justo de iniciar la cirugía. El paciente está dormido, con buenos signos vitales”, abunda Olivera Fajardo.

EL VIAJE

A las 11:46 a.m. comienza la intervención quirúrgica, y como preámbulo, el Dr. Alejandro Díaz González realiza una traqueoscopia videoasistida, para localizar la estenosis, tras este proceder, comienza el largo camino de Deyler, de regreso a su voz, no como en la historia de la Sirenita, sino de la mano del Dr. Daniel Olivera Fajardo, y el profesional equipo que le acompaña.

El Salón de Operaciones en un hormiguero, yo me muevo en cámara lenta, para no tocar los “mayo” llenos de instrumental estéril, y me asisten las enfermeras circulantes Maisel Molina y Madelein González, todas unas expertas, quienes tienen un control, estricto, de las gasas y de todo el material que van usando, Silvia, la hondureña que se hace cirujana en Cuba, y que ya va en su cuarto año de especialidad, asiste como instrumentista, una labor importante durante la intervención; y le acompaña José Carlos, también residente de Cirugía General, quienes no se podían perder una exploración al tórax, ejercicio poco frecuente en Cienfuegos.

Dayner Alberto Ulloa Aguirre, joven cirujano, asiste al profe Daniel Olivera, y me comenta que, “participa siempre en las cirugías de él, porque son un ejercicio profesional de alta calidad”.

Por un momento la máquina de anestesia hace unos ruidos extraños, se arma un corre, corre, y yo hasta me asusto, pero me dice la Dra Marivis Álvarez Soto, especialista en Anestesiología, que no, que todo marcha bien, y allí está ellos, todo un equipo, integrado además por el residente de tercer año, David Rumbaut Espinosa, y la licenciada Yanira González. Los parámetros están estables, y cuando ha transcurrido más de una hora, le toman muestras de sangre al paciente.

El equipo no se cansa, llevan más de siete horas de pie, y algunos resistimos, porque soy parte de ellos ahora mismo, gracias al exquisito café que nos brindó la secretaria ejecutiva del profesor Daniel y su compañera en la vida, la licenciada en Enfermería, Martha García, quien lo apoya en su trabajo, porque junto a un gran hombre siempre habrá una gran mujer.

Pasadas las 3:00 de la tarde termina, de manera exitosa, la intervención quirúrgica de estenosis traqueal, practicada al joven de 26 años Deyrel Egozcue Salar, víctima de un accidente, cuando la cabina de un camión Max-500 lo comprimiera y arrastrara unos metros. Es la visita número 23 a un quirófano, y hasta él mismo cree que será la última.

Susana, residente de la especialidad de Cirugía general, ha documentado toda la intervención, moviéndose por todo el quirófano, para garantizar así el material de estudio que luego se pondrá a disposición de los estudiantes en formación a través de publicaciones científicas; en la revista Cubana de Cirugía encuentran un espacio para la socialización científica.

Dibujando la ruta.
« 1 de 7 »
PASADAS 24 HORAS…

A la mañana siguiente converso vía chat con Dayler Egozcue Salar, está eufórico y con un excelente estado general, se recupera muy bien, allí en Cuidados Polivalentes es el “niño lindo”, donde ha permanecido de manera intermitente por estos cuatro años de ida y vuelta del quirófano. Lo acompaña su esposa Idania Pérez, médico, porque ella misma prefiere cuidarle. “ya tengo mi voz”, me escribe por WhatsApp, y me contagio con esa alegría inmensa de 26 años.

“Daniel y Marthica son mis padres adoptivos, a pesar de que he tenido varios cirujanos durante toda esta larga convalecencia, él me ha traído todas las alegrías. No me olvido de aquella ocasión en la que me dijeron tendría que vivir con la colostomía, y me eché a llorar, entonces Daniel me aseguró que no sería así, y cumplió su promesa de cirujano. Solo me salen agradecimientos por la boca, son el estreno de mi voz GRACIAS”, cuenta el paciente, el Chiqui, como todos le conocen, que ha estado en mis noticias en los últimos días. “¿Chofer o mecánico? Nunca más, esos son oficios a los que no regresaré”, asegura el paciente, con una sonrisa transformada en rictus.

“La operación fue un éxito, pasada la recuperación ya respiraba por sí solo, ahora permanecerá ingresado unos días, y en dependencia de la evolución, que esperamos sea satisfactoria, regresará a casa, a hacer una vida normal”, cuenta el Dr. Daniel Olivera Fajardo.

Magalys Chaviano Álvarez

Magalys Chaviano Álvarez

Periodista. Licenciada en Comunicación Social por la Facultad de Ciencias Sociales y Humanísticas de la Universidad de Cienfuegos.

11 Comentarios en “Estenosis Traqueal: Un viaje para recuperar la voz (+Galerías)

  • Avatar
    el 31 octubre, 2020 a las 4:50 pm
    Permalink

    Magalys, lo escribiste en un estado de terapia intensiva periodística.Te felicito. Dejaste el corazón en ese reportaje. Cuando hay fibra, la fibra es la que te dicta las palabras. Un abrazo.

    Respuesta
    • Avatar
      el 2 noviembre, 2020 a las 3:02 pm
      Permalink

      Gracias Pepe, maestro de la ética y del Periodismo con bomba

      Respuesta
    • Avatar
      el 3 noviembre, 2020 a las 11:34 am
      Permalink

      Esos son los logros de nuestra Revolución, que hace posible con sus esfuerzos, se mantengan los servicios públicos hacia la población cubana. En este particular, los trabajadores del GAL, representados en este maravillosos colectivo, cada día demostramos que hacemos realidad la tarea enconmendada por nuestro comandante en Jefe de que seámos, un símbolo de la Salud, la Vida y la Felicidad de los Cienfuegueros.
      También felicito a nuestra admirada Magalys por la calidad del trabajo realizado.

      Respuesta
      • Avatar
        el 4 noviembre, 2020 a las 2:02 pm
        Permalink

        Gracias profe Omar, sabe que quiero a ese HGAL como si fuera mi hogar!!! Se hace mucha ciencia y se salvan muchas vidas ahí, a pesar de incomprensiones y desconocimiento de alguna minoría. Historias humanas como estas son las que prueban la calidad de la asistencia y del colectivo de trabajadores de ese Hospital, a quienes les nace el compromiso. Gracias a Usted por estar siempre, un abrazo

        Respuesta
      • Avatar
        el 8 noviembre, 2020 a las 12:08 am
        Permalink

        Hermosa esta historia,en tus palabras se nota la sensibilidad ante tal hecho. Fue todo un milagro salvar la vida de alguien tan joven, y tan allegado, ese fatídico día lo sufrí en carne propia, se trata de un gran amigo, hoy solo es un terrible recuerdo. Gracias a todos!!!

        Respuesta
        • Avatar
          el 8 noviembre, 2020 a las 11:24 am
          Permalink

          Ya el Chiqui es como un hijo, si Paula, su madre, me lo permite compartir. Se trata de un ejemplo de cuántas cosas buenas, profesionales y hermosas se hacen en ese Hospital, institución que unos pocos tratan de denigrar, ahí hay un colectivo de profesionales muy capaces y brillantes, que hace ciencia muchas veces con escasos recursos, como el Dr. Daniel Olivera; y los malos? los hay, cómo en muchas partes, pero son minoría, gracias por leernos y comentar

          Respuesta
  • Avatar
    el 31 octubre, 2020 a las 12:20 pm
    Permalink

    Doblemente humano mi querida Luz, ppr la vida salvada; y por la profunda vocación del profe Danie, gracias l

    Respuesta
  • Avatar
    el 30 octubre, 2020 a las 7:26 pm
    Permalink

    Muy bonita historia y buenas fotos. Tu amigo osval

    Respuesta
    • Avatar
      el 30 octubre, 2020 a las 8:26 pm
      Permalink

      Excelente redacción de una “Historia de Vida” salvada

      Respuesta
    • Avatar
      el 31 octubre, 2020 a las 10:16 am
      Permalink

      Gracias Osval, viniendo de un fotógrafo eso es casi un piropo, un abrazo, cuídate mucho

      Respuesta
  • Avatar
    el 30 octubre, 2020 a las 5:16 pm
    Permalink

    Eres grande!!!!!! Tu sensibilidad es enorme y me encanta ser tu amiga y colega, caray!! jjjjj
    Lo q sigue es guardar el trabajo para los buenos recuerdos, concursos y tu propio orgullo. Gracias, Magalys!!!

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Compartir