Espejo de la calidad y el buen gusto | 5 de Septiembre.
mar. Jun 25th, 2019

Espejo de la calidad y el buen gusto

La fábrica de espejos Lunasur es un ejemplo fehaciente de todo cuanto puede hacerse cuando se conjugan esfuerzo, talento y voluntad en un mismo empeño. Con solo 24 trabajadores, esta unidad, única en su tipo en el país, ofrece productos de probada calidad a un número cada vez superior de clientes.

Quienes allí laboran componen un grupo muy compenetrado, donde cada uno hace un poco de todo en aras del cumplimiento de su cometido. Los reconocimientos recibidos a lo largo de los años dan fe de la entrega de este colectivo, seleccionado en tres ocasiones Vanguardia Nacional.

 

UNA MIRADA HACIA EL INTERIOR

Fundada en 1994 como parte de la Sucursal Centro de la Corporación CIMEX, Lunasur es una moderna instalación que ya acumula una amplia experiencia en el trabajo con el cristal y el espejo. Para ello se vale de un personal altamente calificado.

Según comentó al 5 de Septiembre digital, David Sabina Díaz, director de la entidad, dentro de las novedades de la fábrica está el haber rescatado y desarrollado una vieja tradición, como es el grabado en espejo y cristal con fines decorativos, artísticos y promocionales. Esto se suma a la línea de trabajo que incluye la producción de espejos para la venta en la red de Tiendas Panamericanas y para terceros clientes.

“Abastecemos de cristales y espejos a diferentes carpinterías de aluminio de todo el país, así como al sector del Turismo, fundamentalmente a la red hotelera, donde tenemos nuestros mayores consumidores. Prestigiosas instalaciones en Varadero, Cayo Coco y Cayo Santa María cuentan con nuestros productos, que también destinamos a fábricas de muebles y a varias obras de la Batalla de Ideas”, agregó Sabina Díaz.

En esta fábrica se elabora una gran variedad de formatos de lunas, que van desde las clásicas hasta las más novedosas, aunque ofrecen al cliente la oportunidad de diseñarlas según sus necesidades. Además, realizan enmarcaciones tanto de espejos como de obras de arte, fotos o láminas.

Otras de las vertientes del trabajo de esta unidad es la fabricación en espejo de relojes promocionales o de uso doméstico, para lo cual utilizan maquinarias electrónicas de reconocida calidad. A esto se suman algunos mobiliarios, como mostradores, vitrinas y vidrieras para los centros pertenecientes a CIMEX.

 

MANOS QUE HACEN MARAVILLAS

Al visitar las diferentes áreas de Lunasur, usted constata cuánta dedicación derrochan los obreros en lo que hacen. Puede decirse que son multifacéticos, pues lo mismo cortan un cristal que hacen un grabado. Para ellos la jornada laboral no se circunscribe a las ocho horas diarias, sino que permanecen en el puesto el tiempo que sea necesario. Eso explica cómo a pesar de ser tan pocos cumplen con excelencia sus planes.

Víctor Velis Tejeda, Vanguardia Nacional (VN) por dos años consecutivos, es montador A y labora en Lunasur desde el ’99. Muy conocedor de su oficio, expresó que en la fábrica ha encontrado mucha satisfacción. “Contamos con un colectivo muy bueno y con óptimas condiciones de trabajo”, comentó, y con él coincidió Miguel Ángel Gómez, secretario de la sección sindical y VN durante siete años.

“El total de los trabajadores está afiliado al sindicato e incorporado a la defensa. Tenemos un ejecutivo compuesto por cinco miembros, cada uno en las diferentes áreas, lo que facilita la labor hombre a hombre. Cumplimos con todas las tareas de la organización y, sobre todo, somos unidos, aspecto muy importante para que todo marche bien”, puntualizó Miguel Ángel.

En la opinión de Dorgis Romero Cabrera, operario A, se necesita ser un poco artista para realizar los trabajos. Él se dedica al grabado y tanto le sabe a su oficio que hasta puede corregir algunos errores en los diseños. “Lo fundamental es que a uno le guste, que uno ame lo que hace, sino nada sale con calidad”, acentuó.

Los obreros de Lunasur cuentan con tecnología de primera, que permite humanizar su trabajo y al mismo tiempo contribuye, junto a otras medidas, a su seguridad. De ahí que en los últimos tiempos no se haya reportado allí ningún accidente.

Esta unidad ha alcanzado gran prestigio en el ámbito nacional e internacional. Sus productos han estado representados en las diferentes ediciones de la Feria Internacional de La Habana, FECONS (Feria de la Construcción) y en ExpoCaribe. “La utilización de materia prima de óptima calidad, contribuye sin dudas a que nuestro trabajo goce de gran aceptación”, concluyó Sabina Díaz.

Ubicada a la entrada de la ciudad de Cienfuegos, Lunasur es una fábrica donde imperan la excelencia y el buen gusto para satisfacer las demandas de los más exigentes clientes. Un colectivo unido y bien preparado hace que se cuente como una de las mejores unidades de CIMEX en el país.

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles