Entregan Escudo de la Ciudad de Cienfuegos a Aleida Guevara March

El Gobierno de Cienfuegos entregó el escudo de la ciudad a Aleida Guevara March, hija del Che, y el hecho devino homenaje al entonces ministro de industrias, creador aquí de algunas empresas siderúrgicas. “Cuando veo valores como los que aprecié en la escuela Guerrillero Heroico, siento que mi papá no nos regaña”, así expresó en encuentro sostenido con trabajadores de la Empresa Eléctrica de Cienfuegos, donde abordó criterios del pensamiento económico del Che.

La pediatra, especialista en Alergología, explicó cuánto debemos hacer para incentivar la sensibilidad humana, crear valores en los niños y jóvenes e impulsar la ética, la solidaridad y el amor al trabajo en nuestra sociedad.

Cada vez que asisto a la escuela Guerrillero Heroico, de Cienfuegos, lloro, porque aprecio la buena educación impartida allí. Hoy los vi cantando a su director fallecido, además de constatar todo lo que hacen en la formación de las nuevas generaciones. Es un honor que siento, pues si no hay enseñanza de cosas buenas, es como si mi papá nos estuviera regañando”.

En el análisis del pensamiento económico del Che, la apasionada doctora refirió la importancia de la formación de cuadros, quienes deben ser un ejemplo para los trabajadores y tener presentes criterios como la relación orgánica existente entre economía y conciencia, pues para el gran luchador, las formas de producción y de gestión económica están estrechamente vinculadas.

El rescate del trabajo voluntario y la importancia del internacionalismo proletario fueron otros de los temas resaltados por Aleida Guevara en la  disertación acerca de su padre, y dijo que la propuesta del Che pretende elevar la eficiencia de la gestión económica del Estado socialista, profundizar la conciencia de las masas y cohesionar aún más el sistema socialista mundial, sobre la base de la acción integral.

Citó Aleida sus vivencias en servicios médicos en otros países y contó todo lo que aprenden los colaboradores cubanos al constatar otras realidades del mundo, tanto en prácticas empíricas de otras culturas, como en el aprendizaje para aplicar la medicina con carencias y condiciones de extrema pobreza.

Los participantes en el conversatorio elogiaron el privilegio de compartir los saberes del médico y combatiente argentino y sobre el análisis de sus propuestas para una sociedad mejor.

Artículos relacionados

Dagmara Barbieri López

Periodista. Máster en Ciencias de la Comunicación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Compartir