El INDER más allá de las medallas: entre símbolos y números

2
417
Por más de 40 años Daisuki González se ha desempeñado como anotador oficial de béisbol.Foto:/ (Carlos E)
Por más de 40 años Daisuki González se ha desempeñado como anotador oficial de béisbol.Foto:/ (Carlos E)

¡Chino, apretaste. Eres un asesino! Esa frase la ha escuchado miles de veces Daisuki González Murakami, luego de estampar en su hoja una u otra decisión. Y es que son más de 40 años como anotador oficial de béisbol, período en el que se ha buscado “millones de problemas” con atletas, directores de equipo y hasta con la afición.

Con apenas 13 años se acercó, en su natal Palmira, a esta profesión. Y desde 1968 comenzó a hacer sus pininos, porque “aquello le gustó”, convirtiéndose luego en pasión y motivo de su existencia.

Sus apuntes han matizado cuatro décadas de las torneos provinciales de Cienfuegos, así como 25 Series Nacionales, en las cuales debutó en 1993, así como Selectivas, Copas Revolución, certámenes Sub-23, Juegos Escolares, juveniles y pioneriles.

Pero no sólo el Alto Rendimiento le agradece su labor, pues también ha anotado juegos de la Liga Azucarera, la ANAP, las prisiones, y cualquier justa “donde se juegue pelota y necesiten un anotador”.

Su participación en campeonatos mundiales y copas intercontinentales efectuadas en Cuba le aseguraron hace tiempo su status de Anotador Internacional de la IBAF, rango que exhibe con orgullo, al igual que su incursión en la Olimpiada de Moscú 1980, cita a la que asistió como invitado por haber ganado un Concurso Nacional, gracias a su monografía “Historia de los Juegos Olímpicos”.

No puede ocultar el amor que siente por lo que hace, y es bien difícil hacerlo callar si de pelota se trata. De su autoría es la Guía de Béisbol cienfueguero de la Serie Nacional 49, libro de la Editorial Mecenas que resultó todo un éxito, tanto, que “los cinco mil ejemplares se vendieron en media hora”. Otro título suyo, relacionado con la anotación y anécdotas del pasatiempo nacional, “espera” por ser publicado.

También escribe, para la Revista Strike de Radio Ciudad del Mar, la sección Apuntes para un aficionado, apartado de gran aceptación popular.

Siempre fue partidario de que, para poder realizar mejor su trabajo, debía también sentir las cosas dentro del terreno de juego. Y jugó en su infancia, sobre todo de manera informal. Incluso siendo juvenil, integró una novena que tomó parte en cierto evento regional, pero su “talento” consistía en “ser el dueño del bate, el mascotín de primera base y par de pelotas”, por lo que jamás salió a la grama.

Es lógico que archive un sinfín de anécdotas, algunas de las cuales prefiere olvidar. Pero todavía goza cuando narra la siguiente. “Alexander Martínez, pelotero de Cienfuegos, estaba entre los primeros bateadores de la Serie Nacional. En cierto juego, conecta un machucón por el campo corto y llega quieto a primera. Yo enseguida anoté el hit, pero el pizarrero se equivoca y coloca un error. Te imaginas, cuando llegamos al hotel, como me salió al paso muy enfadado. ‘Tú siempre estás en lo mismo’, protestó. Sabía que los peloteros tenían prohibido bañarse en la piscina y aproveché para hacer la broma, diciéndole que si se tiraba al agua, llamaba a La Habana y me retractaba para que le pusieran el imparable. Alexander aprovechó un descuido de sus entrenadores y, con uniforme y todo, se lanzó a la pileta y la recorrió de un lado a otro. Enseguida tomé un teléfono y ‘terminé mi teatro’. Él quedó muy complacido, pero yo no hice nada, pues en la hoja oficial de ese juego ya estaba anotado el hit”.

Claro que para nada las cosas han sido color de rosa. Durante casi toda su vida ha dedicado los fines de semana a anotar béisbol, cuestión que le ha privado de muchas cosas, por lo que apenas “sabe bailar, o nadar”.

Desde hace 25 años vive en Cruces, y a diario viaja desde y hacia ese municipio para hacer su trabajo. Tiene que asumir el rol en aquellos territorios donde no existe anotador, y eso multiplica sus horas de traslado.

Su desempeño le ha valido reconocimientos de la presidencia nacional del Inder y la Comisión Provincial de Béisbol, pero jamás Cruces lo ha seleccionado como árbitro destacado, cuando “el anotador es, también, un juez que dicta sentencia, la cual puede variar los rumbos de un desafío”.

No obstante, continúa aferrado a su pasión de números y símbolos, la cual comenzó con el Sistema Tradicional Americano, luego suplantada por el Sistema Codificado.

Recientemente regresó del seminario que, cada año, lo certifica para poder trabajar en la Serie Nacional. Así que pronto lo volveremos a ver en la cabina del “5 de Septiembre”, donde, como de costumbre, le llegará de vez en vez la frase de ¡Chino, apretaste. Eres un asesino!

2 Comentarios

  1. te juro, sin ningún tipo de ironía, que espero con ansias tus comentarios, pues promueven muchísimas ideas y trabajos futuros. no siempre estoy de acuerdo con tus ideas, o por lo menos, con la forma que utilizas para expresarte, pues más allá de una pasión innegable, denotas cierto desprecio por el resto de los mortales. solo te aclaro una cosa: este periodista trabaja mucho más de lo que pudieras hacerlo algún día y ha dedicado muchísimo tiempo de su vida durante 20 años a la divulgación del quehacer deportivo de Cienfuegos. para tu conocimiento no formo parte de la plantilla de la Editora, simplemente soy un colaborador, pues laboro en el Telecentro local, donde, entre otras cosas, soy director de varios programas, guionista de otros y conductor de algunos. incluso encuentro tiempo para hacer periodismo, y este sitio, al igual que el semanario en formato de papel, son testigos de eso. lamento si te causa dolor, pero no te preocupes, la solución pudieras tenerla en tus manos. como este periodista, que no se esconde detrás de dobles o triples A, sal del anonimato y acércate a nosotros. de seguro pudieras ayudar mucho más a eso que tanto te apasiona.

  2. Felicidades por tal entrevista muy merecida, conozco a Daisuki pues A MUCHOS PELOTEROS JOVENES le da consejo y amor de compañero y maestro es cierto que comienza hablando de algo y termina con pelota pero esa es la pasión y la dedicación a su carrera ,DESEARIAMOS que otros tomaran su ejemplo y honestidad para ser viable las derrotas y los campeonísimo de nuestros entrenadores que solo luchan para vivir de la pelota y no para la pelota, siéntelo siempre que el mejor regalo de esta vida es dormir sin deber nada y con el deber de ser humano cumplido y reconocido espiritualmente felicidades continua así y siempre te sentirás útil y correspondido .También te agradezco pues esta pagina no se escribía en ella desde el día 15 que dolor este periodista si que no es como tu ANOTADOR CHAO….

Responder a AAA Cancelar respuesta