Entre aros, cuerdas, sacrificio y entrega

0
534
La comisionada junto a las medallistas en los Juegos Nacionales Pioneriles y el último torneo provincial.
La comisionada junto a las medallistas en los Juegos Nacionales Pioneriles y el último torneo provincial.

La gimnasia rítmica protagonizó un loable desempeño en los recientes Juegos Nacionales Pioneriles. Bella y a la vez exigente disciplina que durante años cosechó lauros para la provincia, pero que en los últimos años ha cedido terreno, debido sobre todo a las limitaciones con instalaciones e implementos deportivos.

En 2017 las representantes de la categoría juvenil se ubicaron en el octavo lugar del país. Más rezagados quedaron pioneriles y escolares, quienes finalizaron en los puestos once y doce, respectivamente.

Esta vez los más pequeños escalaron posiciones en la justa desarrollada en territorio camagüeyano, y con tres medallas de bronce concluyeron en la quinta plaza general.

Elena Gil, una de las más experimentadas entrenadoras del territorio, confiesa que la actuación en la cita pioneril provocó elogios por parte de los entendidos en la materia. “En verdad fue un trabajo muy bonito, completo y limpio, reconocido incluso por la Comisión Nacional, que destacó a Cienfuegos como uno de los equipos con las atletas más técnicas de la competencia”.

“Para mí fue un doble reto –comenta Deysi Rodríguez, comisionada provincial- porque yo soy entrenadora de gimnasia artística, lo que asumo la Comisión de los dos deportes, y desde el inicio del curso, debido al éxodo de entrenadores que nos golpea, enfrenté la responsabilidad de las categorías pioneril y juvenil”.

La pequeñita Daniela Molina, una de las medallistas en la cita, nos cuenta que “no tanto, pero sí estuvo un poco difícil”. Mientras, Daniela Sori, capitana de las juveniles, considera que “es un buen resultado, a pesar de ser tan pequeñas, se esforzaron aquí hasta tarde todos los días, y dieron lo mejor de ellas. Y ahí está el fruto de ese esfuerzo”.

“Claro que nos compromete más para cursos venideros, porque ya no vamos a conformarnos con esto, aspiramos a más”, confiesa Deysi.

No obstante, Elena reconoce que la tarea es compleja. “Para nadie es secreto que el trabajo de la base en la gimnasia hace muchos años presenta dificultades, por el déficit de entrenadoras y coreógrafas que tenemos. Porque lo que necesitamos son coreógrafas de danza o de ballet, profesionales que trabajan con las ramas del arte. Al no contar con ellas, tenemos que utilizar a los mismos técnicos de gimnasia rítmica que tengan la voluntad y les guste la coreografía, algo que no es usual. Luego se impone una buena labor desde el punto de vista corporal, indispensable para el montaje de las selecciones”.

Cinco atletas escolares y otras tantas juveniles integran la actual matrícula de la EIDE Jorge Agostini, donde se preparan bajo la supervisión de dos entrenadoras, las cuales reciben el apoyo de la propia comisionada. Cienfuegos cuenta hoy con Brenda Leyva en la Estructura Nacional, mientras aquí en la base destaca María Liz Pino Delgado, evaluada de Perspectiva Inmediata.

Al respecto Elena vuelve a opinar. “Hoy tenemos una dificultad con el equipo juvenil, porque una atleta presentó un problema de cardiopatía, y tuvimos que darle baja, ya que en esas condiciones no podía entrenar. Ello motivó que en este instante, una escolar esté alternando en ambas categorías, algo bien difícil. Si tuviéramos matrícula de cinco, más la reserva, sería más factible”.

La matrícula aún es reducida en la Eide Provincial
La matrícula aún es reducida en la Eide Provincial

La comisionada considera que cuentan con un buen grupo de atletas, a pesar de su reducido número. “Tenemos pocas niñas, debido a la capacidad de nuestra Eide, que es pequeña. Por eso hacemos énfasis en el trabajo con las áreas, donde se preparan unas 14 deportistas que constituyen la reserva de las que hoy están aquí en la escuela”.

María Liz admite que practica la gimnasia porque le gusta desde bien pequeña. “Disfruto todo lo que hago, me hace sentir sencilla, sensible y femenina”.

Aunque los reclamos en materia de iluminación y equipo de música ya fueron escuchados y resueltos, todavía la disciplina enfrenta la no existencia de instrumentos de competencia, como cuerdas, aros y pelotas.

“Los aros son todos diferentes en cuanto al peso, la forma, los colores. Esto dificulta el trabajo técnico, porque se trata de una disciplina donde todos los elementos deben marchar en armonía perfecta. Es casi imposible efectuar lanzamientos y capturas de calidad”, explica Elena.

La comisionada junto a las medallistas en los Juegos Nacionales Pioneriles y el último torneo provincial.
La comisionada junto a las medallistas en los Juegos Nacionales Pioneriles y el último torneo provincial.

Por su parte, Deysi agrega que afecta sobremanera. “Imagínate, las niñas se preparan para competir con un implemento que no es el adecuado, y cuando llegan al evento tienen que usar instrumentos que jamás han tocado”.

Lo mismo sucede con las cuerdas. “No tienen la fibra necesaria para su utilización. Sin duda alguna, las compras que se han hecho no han sido las idóneas. Por ejemplo, el año pasado nos entró una enorme cantidad de aros, pero ninguno sirve ni siquiera para entrenar”, asevera Elena.

“Eso nos obliga a hacer uso de medios auxiliares, y tenemos que reconocer que los padres constituyen de gran a ayuda”, dice Deysi.

En estos momentos las gimnastas de casa toman parte en la Copa Aros de Oro, cita por invitación que acoge Granma desde hoy miércoles. En ese y en los futuros compromisos, el propósito es el de ubicarse en el pelotón de vanguardia.

“A ese certamen llevamos una niña en el programa individual, muy bien preparada técnicamente, y además contaremos con el trío, conjunto por el cual nos decidimos. Esperamos que regresen con buenos resultados, quizás hasta con alguna medalla. Hace dos años que no participamos en esa competencia, por diferentes motivos, así que el objetivo es el de ubicarnos entre las ocho mejores provincias”, explica la comisionada.

María Liz también hace públicas sus aspiraciones para la venidera cita veraniega. “En los Juegos Escolares pretendo obtener medalla y contribuir a que Cienfuegos se ubique en un buen lugar. Lucharé por eso”. Asimismo piensa el dúo de Danielas. La más pequeña nos dice que “me voy a esforzar mucho para alcanzar nuevos premios”, mientras la juvenil expresa que “nosotras somos un ejemplo a seguir para las más pequeñas y no las vamos a defraudar. También hemos trabajado bien fuerte y estamos seguras de que podemos aportar al medallero de la provincia”.

 

Dejar respuesta