Entomología en Cienfuegos, ciencia contra pequeños asesinos

2
809
Desde una posición casi anónima y tras un microscopio, una “guardia” permanente de entomólogos vela por la salud de los cienfuegueros. /Foto: Ismary Barcia
Desde una posición casi anónima y tras un microscopio, una “guardia” permanente de entomólogos vela por la salud de los cienfuegueros. /Foto: Ismary Barcia

La Entomología, esa parte de la Zoología que estudia los insectos, es más conocida por los cubanos por la serie CSI Las Vegas y el personaje de Grisson, aquel entomólogo forense que por un “bichito” era capaz de resolver un asesinato. Sin embargo, la ciencia va mucho más allá y llega a nuestra cotidianidad, esa en la que abundan los mosquitos, porque en Cienfuegos, estos tienen una “guardia” permanente, entomólogos que velan por la salud de los pobladores, quienes desde una posición casi anónima y tras un microscopio, nos cuidan.

Allí en el Centro Provincial de Higiene, Epidemiología y Microbiología, conocido por las siglas CPHEM, radica el Laboratorio Provincial de Entomología. Para conocer sobre sus interioridades, conversamos con las licenciadas Alina Marcaida Gómez, entomóloga principal; y Margarita González González, jefa del departamento de Vigilancia Entomológica en la provincia.

Licenciada Alina Marcaida Gómez, entomóloga principal en el Centro Provincial de Higiene, Epidemiología y Microbiología. / Foto: Ismary Barcia
Licenciada Alina Marcaida Gómez, entomóloga principal en el Centro Provincial de Higiene, Epidemiología y Microbiología. / Foto: Ismary Barcia

Contamos con instalaciones en los ocho municipios, tres del tipo C (regionales que hacen control de la calidad de muestras), en los territorios de Cruces, Rodas y Cienfuegos; y cinco tipo D, Abreus, Cumanayagua, Aguada, Lajas y Palmira. En el provincial, viene a ser el número nueve y cualificado como de tipo B, se realizan análisis en los que se diagnostican y confirman el 10 por ciento todas las muestras de culícidos (mosquitos comunes) y el ciento por ciento de los Aedes aegypti, así como de los virus.

Hacemos, además, la malacología médica, estudio de trasmisión de moluscos para el control de la fascioliasis, enfermedad parasitaria; y realizamos pruebas biológicas a todos los plaguicidas que se usan en la campaña. Llegamos incluso a determinar, mediante una disección de ovario al mosquito adulto hembra para saber si estamos tratando con una población joven o longeva; esta última tiene más riesgo de trasmisión de la enfermedad, porque la hembra es la que pica. Saber si son grávidas o nulíparas. Con esta prueba se determina la tasa de paridad”. Comenta Marcaida Gómez.

Margarita González González, jefa del departamento de Vigilancia Entomológica en la provincia. /Foto: Ismary Barcia
Margarita González González, jefa del departamento de Vigilancia Entomológica en la provincia. /Foto: Ismary Barcia

Trabajamos con los productos almacenados en los distintos centros del territorio, aportando un diagnóstico científico, que es utilizado por los colegas de Salud Ambiental, quienes proceden cuando es menester; así como con la ‘prueba del azúcar’ a los buques que arriban a puerto para determinar la presencia de ácaros y el grado de infestación”, argumenta Margarita González, y a continuación abunda: “A nivel nacional existe una estrategia para validar el funcionamiento de los laboratorios. Ahora trabajamos en estrecha colaboración con nuestros homólogos en Santiago de Cuba, de Referencia Nacional, sobre el tema dengue. Recientemente recibimos a un grupo de especialistas de una universidad mexicana, y a través de conferencias y talleres impartidos por ellos elevamos el nivel de los investigadores del patio. En breve recibiremos un equipamiento más moderno, de modo que las noticias son halagüeñas”.

En los próximos días, el colectivo de Entomología en Cienfuegos iniciará pruebas de resistencia y susceptibilidad, que elevan el nivel de las campañas antivectoriales, las cuales comienzan precisamente en sus laboratorios, con recomendaciones para disminuir los índices de infestación y los riesgos de trasmisión de enfermedades propagadas por vectores. De modo que la lucha contra insectos transmisores arrecia y las “armas” en manos de los científicos son más efectivas en el campo de la Entomología contra esos pequeños asesinos.

En el Laboratorio Provincial de Entomología, la malacología médica, estudia la trasmisión de moluscos para el control de la fascioliasis. /Foto: Ismary Barcia
En el Laboratorio Provincial de Entomología, la malacología médica, estudia la trasmisión de moluscos para el control de la fascioliasis. /Foto: Ismary Barcia

2 Comentarios

  1. Hay que recordar que uno de los primeros entomólogos cienfuegueros fue el Licenciado Víctor Castellanos, quien impulsó bastante la especialidad en el territorio.

    • Estimado Santiago, por eso resulta vital la retroalimentación con nuestros lectores, para que aporten al trabajo periodístico y a socializar el conocimiento y la historia, gracias por su aporte, podría abundar más sobre la figura de Víctor Castellanos?

Dejar respuesta