En la confianza está el peligro… el accidente, y el delito | 5 de Septiembre.
lun. Nov 11th, 2019

En la confianza está el peligro… el accidente, y el delito

Los animales sueltos en la vía son un peligro en cualquier lugar. Foto: Yoley Santana

Los animales sueltos en la vía son un peligro en cualquier lugar. Foto: Yoley Santana

Por Yoley Santana González

En la confianza está el peligro, y peor… el delito. La experiencia lo ha confirmado en la zona que abarca desde El Jovero hasta El Nicho, para muchos, una de las regiones más transitadas de la montaña, por el destino turístico que comprende. Sin embargo, es justamente en esta carretera donde abundan los animales sueltos en la vía.

“Sucede porque los campesinos se sienten muy confiados, sueltan sus reses a pastar y las dejan solas. Allá arriba no es usual la incidencia de delitos, aunque, en lo que va de año ya hemos tenido cinco o seis casos de hurto. Los propios dueños crean las condiciones para eso”, refiere el mayor Leonardo Antúnez Quesada, segundo jefe de la estación de la Policía Nacional Revolucionaria (PNR) en Cumanayagua.

Ante las quejas reiteradas de choferes y habitantes de las comunidades cercanas, la PNR, de conjunto con el Centro de Control Pecuario (CENCOP), se integran para adoptar las correspondientes acciones.

“Tenemos organizado un trabajo con los compañeros del depósito de animales de Lomitas. Diez auxiliares de la Policía trabajan con ellos, pero sus carros no suben a la montaña, así que les proveeremos de bestias para que puedan ascender de Charco Azul en lo adelante”.

Según afirma Antúnez, las labores profilácticas con los campesinos de la zona se han realizado, y aun así persiste la indisciplina.

“Una vez en el depósito, se retienen los animales diez días aproximadamente. Luego se ubica a los dueños para que retiren su ganado. Por cada día de estancia en Lomitas se cobran 50 pesos, además de la multa que aplica el propio CENCOP por violación de lo establecido. Es un buen escarmiento”.

Hasta el momento no se reportan accidentes automovilísticos por animales sueltos en la carretera. No obstante, bien pudieran suceder. Choferes novatos, en ocasiones extranjeros que desconocen las condiciones de la montaña, son asiduos visitantes. Diariamente suben al menos dos rutas de guaguas hacia las comunidades, exponiendo también cientos de vidas, no solo a los riesgos propios de la geografía, sino además, a la acción inconsciente de un puñado de propietarios.

Guardar

Guardar

Noticias relacionadas
Share

1 comentarios en “En la confianza está el peligro… el accidente, y el delito

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles

Share