En Cienfuegos: Retos y posibilidades de una educación diversa e inclusiva

2
1257
Foto: Efraín Cedeño (Archivo)

La idea de construir una sociedad inclusiva, donde todas las personas gocen de la posibilidad real de participar, crear, opinar y contribuir al desarrollo adquiere mayor connotación en los tiempos actuales. Componente insoslayable en ese empeño resulta, entonces, la inclusión educativa, tema al cual nos acerca el Dr. Jorge Félix Massani Enríquez, profesor titular de la Universidad de Cienfuegos, en contexto del I Taller Provincial de Secundaria Básica Por una escuela inclusiva.

¿Qué es una escuela inclusiva?

“Es la que acoge a todos los estudiantes, teniendo en cuenta las características y particularidades de cada uno de ellos, de los docentes y de las familias. Una escuela donde se ofrece una educación con calidad para todos los estudiantes a partir de sus potencialidades y características individuales”.

De acuerdo con este investigador, en Cuba el tema no constituye una novedad, pues el propio proyecto social de la Isla es inclusivo desde su misma concepción. “Sí trabajamos cada día por una educación con calidad. Hoy en cada uno de los niveles de enseñanza se incluyen estudiantes con necesidades educativas especiales. Pero la inclusión educativa no es solo para ellos; es para todos”, afirma.

Según señala Massani Enríquez, no son pocos los retos que se alzan ante los profesionales y dirigentes del sector en virtud de fomentar buenas prácticas en este sentido.

“Uno de ellos es la preparación de los docentes para dar respuesta a esa diversidad de estudiantes presente en las aulas. Siempre lo puntualizo, además, en el trabajo con la familia. La familia también es diversa, diferente; así como lo son las comunidades. Y escuela, comunidad y familia han de trabajar de manera integrada y armónica.

“Hoy la preparación de los docentes, sobre todo en la Secundaria Básica supone un gran desafío, pues tenemos un profesor para cada una de las asignatura

Dr. Jorge Félix Massani Enríquez, profesor titular de la Universidad de Cienfuegos./Foto: Efraín Cedeño
Dr. Jorge Félix Massani Enríquez, profesor titular de la Universidad de Cienfuegos. /Foto: Efraín Cedeño

s. Aquí debe ser mucho más fuerte la instrucción metodológica y científica. En determinado momento resulta necesario realizar ajustes curriculares, ser creativos, planificar una clase que responda a las potencialidades y necesidades de todos los estudiantes, pero sin excluir, sin segregar, sin marginar, sino en el seno del grupo.

“El currículo debe ser cada vez más flexible, en la medida que lo sea se podrá contextualizar y atender a los requerimientos de los estudiantes, para que quien así lo necesite logre, en un tiempo determinado, alcanzar los objetivos propios del nivel en el cual se encuentra, en dependencia de sus posibilidades.

“Hemos avanzado, pero hay que continuar cultivando a los docentes. El postgrado debe ir encaminado a ofrecer estas herramientas al profesor, incluso desde la formación inicial, mientras están en las aulas, para que luego puedan enfrentarse a estos grupos heterogéneos”.

Algunas temen que con la expansión de las escuelas inclusivas puedan desaparecer las instituciones de la educación especial en Cuba, con incuestionables logros a lo largo de los años.

 

“No desaparecerán. En esos centros se les ofrece los recursos, el apoyo y el personal especializado para que los estudiantes logren alcanzar una plena inclusión social. No obstante, sí se incrementa la inclusión en otros niveles. Los que, por determinadas razones, no puedan acceder a la educación general, pues cursan sus estudios en las instituciones especiales y ahí se preparan para la vida, para un oficio”.

Tal como define la Unesco, la inclusión constituye el proceso de identificar y responder a la diversidad de las necesidades de todos los estudiantes mediante la mayor participación en el aprendizaje, las culturas y las comunidades, y al reducir la exclusión en la educación. Involucra cambios y modificaciones en contenidos, aproximaciones, estructuras y estrategias, con una visión común que incluye a todos los niños del rango de edad apropiado y la convicción de que es la responsabilidad del sistema regular, educarlos a todos.

2 Comentarios

  1. Así, es Leyaní. Este tiempo de convulsiones económicas, políticas y culturales que nos ha tocado vivir demanda maestros preparados para dar una educación de calidad, que responda a las diferencias y las diversas necesidades de sus educandos, que forme personas de bien y las prepare para vivir en una sociedad donde todos quepan. Gracias por comentar.

  2. Los docentes tienen un reto importante para lograr una educación inclusiva de calidad, pues ha habido casos, espero que pocos, donde el maestro no tienen la sensibilidad necesaria para atender las diferencias y las necesidades educativas especiales, es bueno que eventos como este compartan tópicos tan importantes como familia, escuela y sociedad, en función de una enseñanza inclusiva de calidad. Ojalá y estos debates se trasladen a otros espacios, que lo trate la prensa es loable, habrá que profundizar en el futuro en cómo se concreta en la práctica.

Dejar respuesta