En Cienfuegos: por el balonmano, todas las manos
mar. Jun 18th, 2019

En Cienfuegos: por el balonmano, todas las manos

En el actual curso escolar ha comenzado un serio trabajo que persigue el rescate del balonmano en la provincia. /Foto: Carlos Ernesto

En el actual curso escolar ha comenzado un serio trabajo que persigue el rescate del balonmano en la provincia. /Foto: Carlos Ernesto

La época de auge del balonmano cienfueguero se remonta a la década del ’80 del pasado siglo, cuando incluso varios de nuestros representantes integraron las filas de la selección nacional. Lamentablemente, a inicios de los años 2000 la disciplina fue separada del sistema del Alto Rendimiento, y a partir de ese momento los de casa desaparecieron de cualquier tipo de competición nacional.

En el actual curso escolar ha comenzado un serio trabajo que persigue el rescate de este deporte en la provincia, a nivel de áreas deportivas. Exitoso resultó el Torneo Provincial Pioneril, en el cual tomaron parte cuatro planteles, y donde Abreus se llevó la corona.

Se están dando los primeros pasos y estamos muy satisfechos. Ya incorporamos a cuatro municipios, pero el año próximo la competencia provincial tendrá a otros dos, y no descansaremos hasta que estén presentes los ocho, como era en el pasado”, explica Antonio Álvarez Delgado, comisionado. “Ya andamos por casi 70 atletas en las diferentes áreas, y son muchachos de quinto y sexto grados, que repiten en su gran mayoría para el siguiente curso, por lo que aseguramos la continuidad”.

Luis E. Pedraza Cruz es el entrenador encargado del municipio cabecera, que tiene en el Frontón su lugar de prácticas. “Hemos llevado el balonmano a la calle. Vamos por las diferentes escuelas haciendo captaciones y luego hacemos aquí una especie de concentrado, para seleccionar a los niños con más aptitudes y talento. De ahí salió el equipo para el ‘Provincial’”.

Desde que llegaron a mi escuela supe que quería estar en el balonmano, y aquí estoy. Me gusta mucho y tanto yo como mis compañeros de equipo hemos aprendido mucho”, cuenta Justin Mederos Rodríguez.

Por su parte, Yordany Curbelo Arruebarruena, al frente del plantel de Abreus, confiesa que “el título provincial fue algo muy reconfortante, pues es el premio al trabajo que estamos realizando, que es bien difícil”.

Pero sin dudas, uno de los más felices es Pablo Portilla Santacruz, otrora miembro de la selección nacional y quien es considerado aquí el padre del balonmano. “Imagínate cómo me siento. Estoy presenciando el renacer de mi deporte, y claro que tenía que estar aquí, apoyando en lo que haga falta. No importan los contratiempos ni la escasez de medios de enseñanza. Dimos el primer paso y ahora no podemos parar. Aquí están los futuros balonmanistas de Cienfuegos, pues no tenemos EIDE ni ESPA”.

Nuestro objetivo es crear la base, y aspiramos a ganarnos el derecho de que este deporte sea incluido en la matrícula del Centro de Alto Rendimiento”, nos dice el comisionado.

En este sentido, se recibió con beneplácito el retorno de Cienfuegos al Campeonato Nacional Pioneril, certamen donde el conjunto sureño finalizó en el tercer puesto en el Zonal Central y en la novena plaza a nivel de país.

Hacía trece años no se efectuaba, por lo que la experiencia, inédita para todos los niños, puede considerarse de muy provechosa”, expresa Pedraza.

En mi caso también enfrenté por vez primera un Campeonato Nacional, dice Yordany. Los muchachos se comportaron a gran nivel y estamos muy contentos”.

Keyla Cardo Zerquera formó parte del conjunto mixto que participó en el evento. “Competimos lo mejor que pudimos, fue difícil pero nos sirvió de mucha enseñanza. Lo principal, pienso yo, es que nos unió mucho más como equipo. Ya somos una gran familia”, confiesa la niña, alumna de la escuela Armando Mestre Martínez.

Fuerza técnica, el gran handicap

A pesar de esfuerzos, entrega y entusiasmo, una enorme limitante impide el más rápido desarrollo de la disciplina: la casi inexistencia de fuerza técnica.

Al menos en el municipio de Cienfuegos estoy yo sólo”, asegura Luis.

No es una limitante exclusiva del balonmano, sino de todo el movimiento deportivo, aclara Antonio. Por diversos motivos ha existido un éxodo masivo de entrenadores, y eso nos afecta sin dudas. Para contrarrestarlo nos apoyamos en los activistas, en las Glorias Deportivas, atletas que ya no están en activo. Todo aquel que desea ayudar es bienvenido”.

Por eso necesitamos apoyo de todos, señala Portilla. Estamos convencidos de que tenemos potencial para devolver a Cienfuegos su era de esplendor en este deporte. Si nos dan matrícula en la Eide, estos mismos niños serían el equipo 13-15 de la provincia. Ya una vez perdimos el balonmano y estuvimos muchos años sin él. Ahora ha comenzado una nueva historia, y ojalá tenga futuro”.

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles