Embalses de Cienfuegos: En condiciones de enfrentar la temporada ciclónica

De cara a la temporada ciclónica, a iniciarse este primero de junio, los embalses de Cienfuegos presentan una situación favorable, según explica Amado Hernández Hernández, director general de la Empresa Provincial de Aprovechamiento Hidráulico.

“Estamos bien preparados para soportar la intensidad pronosticada, sobre todo en comunicaciones (telefonía celular, fija alternativa y planta); en respaldo energético (grupos electrógenos) y combustible al ciento por ciento en los reservorios. A la par de ello contamos con módulos pecuarios, lo cual posibilita garantizar la atención a los trabajadores”.

Las seis presas de la provincia se consideran de excelencia por sus características, además, están certificadas por el Instituto Nacional. Al momento de producirse un evento meteorológico “permenece en cada uno de ellos un cuadro de dirección de la empresa para un seguimiento minuto a minuto de la situación particular y en razón de ello adoptar las mejores decisiones en aras de evitar inundaciones y daños a las personas y la economía”, enfatiza el directivo.

EN CUMANAYAGUA

El complejo Paso Bonito, en el municipio de Cumanayagua, está al 99 por ciento de llenado; en tanto Avilés, también en el territorio montañoso, completa un 91 por ciento de su capacidad.

Pero volvamos al embalse considerado insignia en el país, según refiere el director provincial de Aprovechamiento Hidráulico en Cienfuegos. “Esta es una presa de muy fácil operación y nos permite regular el impacto de una gran masa de agua”.

Paso Bonito, unos de los embalses de Cienfuegos. / Foto: Tay Toscano

Leonides Pérez Chávez, director de Paso Bonito ofrece más detalles: “Es es una cuenca de 65 kilómetros cuadrados y disponemos de cinco pluviómetros (observadores voluntarios), quienes nos ofrecen un parte de la cantidad de lluvia. Eso permite prepararnos para la crecida, porque bajamos los niveles; pero al estar en una zona premontañosa a veces la crecida es muy violenta y el gasto de las compuertas de unos 700 metros cúbicos por segundo, no da abasto”.

Ante tales probabilidades, el sistema de alerta temprana, el uso efectivo de las herramientas de pronóstico, el funcionamiento de los propios pluviómetros y la fabricación de fusibles en dos segmentos de la presa, son medidas adoptadas para reducir a la mínima expresión las posibles afectaciones.

No obstante, Yosvani Rubí Bazaíl, delegado provincial de Recursos Hidráulicos, llama a mantener la estrecha vigilancia de los reservorios cienfuegueros, pues se encuentran prácticamente al máximo nivel de su capacidad.

Artículos relacionados

Tay Beatriz Toscano Jerez

Periodista.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Compartir