Elimina el mosquito. Construye tu contenedor de abate
jue. Dic 12th, 2019

Elimina el mosquito. Construye tu contenedor de abate

La abatización directa es el método más extendido en el uso del larvicida que evita la proliferación del mosquito. Pero para evitar que se arroje y/o evitar el rechazo de quienes alegan que el agua adquiere olor, aquí les proponemos una solución. /Foto: Archivo

La abatización directa es el método más extendido en el uso del larvicida que evita la proliferación del mosquito. Pero para evitar que se arroje y/o evitar el rechazo de quienes alegan que el agua adquiere olor, aquí les proponemos una solución. /Foto: Archivo

Uno de los métodos más conocidos por la población para combatir el mosquito es el uso del abate. Este larvicida granulado de amplia difusión en el mundo, se utiliza en el control del Aedes aegypti.

Empleado fundamentalmente en el agua de consumo humano, con la aprobación de la Organización Mundial de la Salud, el abate tiene una residualidad de tres meses. La dosis a emplear en los depósitos es de 20 gramos por cada 200 litros de agua, 1 mg de ingrediente activo por litro. Según el tipo de abate y el fabricante, un tratamiento admite entre 10 y 18 recambios de agua.

Hoy, por las características del agua en nuestra provincia, estudios de laboratorio confirman que el abate admite, como promedio, entre 5 y 7 recambios de agua, explicó el Dr. Edelis Molina Moreira, vicedirector del Centro Provincial de Higiene, Epidemiología y Microbiología (CPHEM).

Aun así, no pocas personas pasan por alto ese detalle y arrojan el producto cuando es aplicado directamente al recipiente, unos por descuido durante el recambio del agua, otros alegando que el líquido adquiere mal olor.

Lea también: Activarse contra el mosquito para estar saludables

Para evitar lo uno y lo otro, existe una manera bien sencilla de conseguir la efectiva abatización del agua y hacer perdurable el efecto del producto. ¿Cómo?

Desde hace ya algún tiempo en Cienfuegos estamos promoviendo la confección artesanal de un contenedor de abate a partir de un pomo de agua o refresco de 300 ml. Al recipiente se le hacen dos aberturas a cada lado, se introduce la dosificación del producto siempre por debajo de la mitad, y la parte de arriba sirve de flotador.

El contenedor de abate es eficiente, económico y no afecta el agua. Permite mayor durabilidad del insecticida, y ofrece comodidad a la hora de limpiar los tanques.
El contenedor de abate es eficiente, económico y no afecta el agua. Permite mayor durabilidad del insecticida, y ofrece comodidad a la hora de limpiar los tanques.

Defendemos esta propuesta porque el 70 por ciento de los focos de Aedes Aegypti se localizan en los tanques bajos al interior de las casas. Si todos contribuimos con la abatización, el mosquito puede morir en su estado larvario y luego nos ahorramos la fumigación” agregó Molina Moreira.

El método resulta eficiente, económico y no afecta el agua. También permite mayor durabilidad del insecticida, y ofrece comodidad a la hora de limpiar los tanques.

La no utilización o no conservación del abate en los depósitos de agua, deviene una de las cuestiones que favorece la proliferación del peligroso vector en nuestras viviendas.

Noticias relacionadas
Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles

Share