Elefantes de Cienfuegos: los toros desde la barrera | 5 de Septiembre.
mar. Ago 20th, 2019

Elefantes de Cienfuegos: los toros desde la barrera

Foto: Aslam Castellón.

Pusieron el ritmo en el rodeo y vencieron en la subserie contra los Toros de Camagüey: así despidieron los Elefantes de Cienfuegos su actuación en su cuartel general del “5 de Septiembre” en esta 56 Serie Nacional de Béisbol. Llegaron así a las 16 victorias con 23 derrotas, aún anclados al duodécimo puesto de la tabla general de posiciones.

Los aprietos vienen en lo adelante: matemáticamente, sobreviven en las probabilidades de clasificar a la siguiente ronda del torneo; pero la pelota es mucho más que números –por suerte- y las opciones se reducen al mínimo. El análisis tiene como lugar faltando dos compromisos para el cierre.

De momento y sin pendientes a su haber, Cienfuegos solo podría llegar a un máximo de 22 éxitos, ganando todos los desafíos en programa. Entonces las posibilidades dependerán de sus rivales, en este caso los ocupantes del octavo al onceno escaño.

Los Leñadores (19-18) comandan ese grupo, y tienen por delante otros dos choques, en total serían ocho, y con apenas tres sonrisas alcanzarían las 22, el tope para los paquidermos, a quienes ganaron el duelo bilateral. Como oponentes tendrán a Guantánamo y Santiago de Cuba, el primero más complicado, no tanto el segundo; por lo cual parece un desenlace fácil para los del balcón del oriente.

Camagüey (19-19) va noveno, con un partido en suspenso por lo cual son siete sus oportunidades de ascenso. La combinación con ellos es parecida: con cuatro victorias dejan fuera de juego a los verdinegros pues, de ponerse muy fatales y conseguir solo tres, los cienfuegueros podrían capturarlos, siempre en el idílico trance de vencer en cada una de sus salidas.

Con la Isla de la Juventud (17-19) y Pinar de Río (14-19) se complejizan los cálculos cuando el primero suma tres pendientes y el segundo nada menos que seis. Además, los pineros jugarán de locales las dos subseries venideras y todo el mundo conoce cómo se crecen en el “Labra”, mientras los pinareños demostraron merecer más beneficios que dudas.
Precisamente contra dichas novenas se enfrentarán los Elefantes durante esta semana e inicios de la próxima.

Suponiendo un tránsito airoso ambas confrontaciones, algo de por sí bastante complicado, les toca cruzar los dedos y esperar por los tropiezos de los demás. Cuando más caliente se pone la situación, los Elefantes solo podrán mirar los toros desde la barrera.

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles