Elefantes de Cienfuegos: de barrida al quinto lugar
mié. Nov 20th, 2019

Elefantes de Cienfuegos: de barrida al quinto lugar

Con pizarra de nueve carreras por cuatro venció Camagüey a Cienfuegos este martes para completar la barrida en el “5 de Septiembre”./ Foto: Aslam Castellón

Con pizarra de nueve carreras por cuatro venció Camagüey a Cienfuegos este martes para completar la barrida en el “5 de Septiembre”./ Foto: Aslam Castellón

Corrida de Toros, polvareda, de barrida, grandes daños; para los Elefantes, por supuesto. Con pizarra de nueve carreras por cuatro venció Camagüey a Cienfuegos este martes para completar el pase de escoba en el “5 de Septiembre” y afianzarse en la cima de la tabla de posiciones de esta 59 Serie Nacional de Béisbol. Los verdinegros, en cambio, afrontarán el último tercio desde el quinto escaño.

De no ser porque la ofensiva, la defensa e incluso el ánimo de los Elefantes andaban de lágrimas este martes, le cargaba las culpas del escobazo a la conga. Solo han venido a una subserie en el “5 de Septiembre” y miren las consecuencias… Pero, chiste aparte, y tan serio como suena: si lo menos fatal de la tarde para los verdinegros fue el pitcheo, podrán imaginarse el resto.

Juan Sebastián Contreras subió a la lomita por los Toros, en la acometida final por la eventual barrida; Carlos Damián Ramírez, por los Elefantes, iba por el derechazo, el pase de pecho, soñando una arrucina, un trincherazo que salvara la honrilla de los suyos en el compromiso. Y las dos primeras entradas fueron consecuentes con el rodeo: rápidas, de estudio, sin daño para ninguno de los dos bandos.

Los paquidermos arriesgaron incluso en su planteamiento sobre el terreno, y en consecuencia en la alineación, por exprimir al máximo a los hombres en mejor momento. Así, Daniel Pérez fue responsabilizado con el jardín central, para dejarle la inicial a Edwin Vasell y el turno de designado a Yusniel Lazo. Sin embargo, hoy las cosas salieron peor que ayer.

Carlos Damián tuvo sus complicaciones. Un error de cálculo en el tercero lo llevó a tirar una recta al medio a Chapellí en conteo de dos y dos; en consecuencia, este le empujó la primera carrera. En el quinto, un rolling a sus manos, ideal para doble play, se convirtió en otro horror tras un tiro fatal y poco después otra pifia a la defensa sentenciaría la entrada. Otras dos rayas para los agramontinos, para un 3-0 en el marcador.

En el séptimo, un metrallazo de Luis González contra los colchones les traería la cuarta, costándole el viaje al banco y el llamado a Leorisbel Sánchez en rescate. Segura aseguraría la quinta de su equipo y también la despedida de Paporo, convirtiendo a José Andrés Córdoba en el tercer hombre sobre el montículo. Un wild pitch y un tiro a home de infarto desembocó en la sexta de los visitadores para que Abel Campos, finalmente, viniera por el tercer out de la entrada. Tres lanzadores, e igual cantidad de carreras para los rivales. Vivir para ver, y sufrirlo de paso.

Ahora, mientras todo esto ocurría, la ofensiva de los Elefantes estaba en el más profundo de los letargos. Ayer no produjeron con efectividad; hoy, sencillamente, no batearon (cuatros hits tenían hasta el octavo). No desperdiciaron oportunidades, porque en realidad no las crearon. Del banco al cajón y del cajón al banco: fallando, muy de frente, batazos completamente fildeables a los jardines…

Y a la defensa, ya les explicaba antes: erráticos, inconexos, desarticulados, apagados sobre la grama, pasando del ABC… Nunca un equipo es tan bueno como cuando gana, ni tan malo como cuando pierde, reza el refrán y hoy los Elefantes fueron la viva imagen de lo segundo. Doloroso.

En el séptimo conectó Soriano un cuadrangular en solitario para eliminar, al menos, la lechada (6-1). Igual hizo Azcuí en la alta del octavo para mantener en cinco la diferencia que, como andaban las cosas, tampoco precisaba ser tan amplia, en honor a la verdad.

Tras ocho capítulos completos llegó la lluvia al estadio, obligando a detener momentáneamente el partido. Ya saben, quizá por aquello de que una limpieza completa no se limita a la barrida y también precisa de agua (las mujeres sabemos más de ese tema, sin complicarnos en cuestiones de género, por favor)… Y a todas estas la conga, como la orquesta del Titanic, tocando en el hundimiento… Reírse para no llorar.

Pero reanudaron en el noveno y todavía los camagüeyanos tenían algunos asuntos por esgrimir: castigado Campos y también Serpa en su lugar, otros tres hombres hicieron score, con Luaces y Ayala como remolcadores. Un aparte aquí: lo de Ayala fue realmente un ensañamiento, no necesitaban tanto para ganar la subserie. Abusivo. Entonces, 9-1 el marcador, el último chance parecía rutina.

Pero algo de bomba le pusieron al cierre: Pável con boleto, doblete de Soriano y sacrificio de Lazo pusieron otra en descuento. Respondería también Vasell con indiscutible remolcador para una tercera y Daniel llegaría con imparable a la inicial. Carlos Pérez volvería a la lomita como apagafuegos, en turno Asiel Hernández sustituyendo a Richel López.

El habanero levantó la tarde y a los pocos fieles que allí quedábamos: guapo, aspaventoso, cuestionando cada envío, asintiendo en los más malos, caminando en derredor… solo para desestabilizar al pitcher, ganarse el boleto y propiciar el wild pitch que signaría la cuarta de los verdinegros. Nada de otro mundo; pero hasta allí, fue una de las situaciones más animadas del partido. Con dos hombres en bases e igual cantidad de outs, solo quedaba esperar por el milagro del César, que no pudo esta vez (de 9-2 en la subserie) y cedió el 27. Fin de la historia, final nada feliz.

Y sin caer en letanías ni repetirnos con cansancio: batear y producir, ese equipo necesita batear y producir para mantenerse en empeños mayores. De momento, ya de cara al último tercio, van de quintos en la tabla y viajan hasta Ciego de Ávila, su rival en turno. De ahora en adelante, no habrá paños tibios.

Noticias relacionadas
Share

3 comentarios en “Elefantes de Cienfuegos: de barrida al quinto lugar

  1. DEBEN PONER MAS CARACTERES A ESTA PAGINA YA QUE HASTA ESTO CONTROLAN Y NO SE PUEDE ESCRIBIR UN COMENTARIO COMPLETO DEJEN LA PAGINA LIBRE …ESPEREMOS QUE LOS ELEFANTES SE CREZCAN PERO SOBRE TODO EL ANIMO CON QUE SE COLOCAN EL BATE AL LOMO SIN DESEO LLEGAN A LA LOMITA A BATEAR,Y NO SE IMPULSAN ,DEJAN A TODOS LOS OTROS MECIENDOSE EN LA TELARAÑA,HAY QUE MOVER ESA ALINEACION,CUARTO SORIANO Y PAVEL AL 6 o 7,COMO FELIX DE 9 BATEA MAS QUE LOS PRIMEROS ,POR EL CORAZON CON QUE JUEGA , CULPAMOS AL PICHER.

    1. Aficionada triple A, quítate el antifaz, mascarita, que hay que ser bobo para no darse cuenta de que eres el mismo opinador, pero con evidentes problemas de bipolaridad. Ten al menos el cuidado de desactivar la tecla de las mayúsculas para que embarajes y no suene a gritería. Si no te basta con el espacio que te ofrecen aquí, vete a rumiar tus frustraciones a otra parte. Cienfuegos campeón!!! (Mira todo lo que he dicho y todavía me sobró espacio).

  2. MUY BUEN COMENTARIO PERO QUIEN ANOTA CARRERAS PARA GANAR O PERDER SON LOS BATEADORES Y DONDE ESTABAN ESOS ,UN CUERTO BATE QUE DEBIA SER ENVIADO AL 7 POR NO DARLE UNA BUENA SENTADA BASES LLENAS ,Y NI UNA SOLA ANOTACION ,PAVEL DE 10/1 ,CESAR BAJANDO ,Y LOS ERRORES SUBIENDO ,TODOS COSTANDO CARRERAS ,SE FUERON EN VICIO EN ERRORES,EL PICHEO MIENTRAS NO LO DEJEN LIBRE ,PIDEN SOLO RECTAS QUE EL CONTRARIO SE ACOSTUMBRA,ALGO PASA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles

Share