Elefantes de Cienfuegos: con Ínsua a la clasificación directa
jue. Nov 21st, 2019

Elefantes de Cienfuegos: con Ínsua a la clasificación directa

Los Elefantes de Cienfuegos, el team fuera de pronósticos que jugó contra rivales y adversidades en los momentos más cruciales para la clasificación. /Foto: Aslam Castellón

Los Elefantes de Cienfuegos, el team fuera de pronósticos que jugó contra rivales y adversidades en los momentos más cruciales para la clasificación. /Foto: Aslam Castellón

Después de mucho esperar, de la forma más convincente llegó el pase: con pizarra de 13×1 se impusieron los Elefantes de Cienfuegos a Villa Clara este martes en el “Sandino” para asegurarse un puesto entre los cuatro equipos con boleto de clasificación directa a la siguiente ronda de la 59 Serie Nacional de Béisbol.

El aplazamiento a causa de la lluvia le puso más presión, de la que ya de por sí tenía, al cierre de subserie y de etapa regular frente a Villa Clara. Ganar, con Ínsua sobre la lomita, era una sentencia de comodidad, de fe, inquebrantable, incuestionable, hasta el lunes en la noche, cuando anunciaron el muy polémico equipo Cuba al Premier 12 donde excluían al grandón de Rodas y a Yusniel Ibáñez… Entonces ganar, con Ínsua sobre la lomita, pasó a ser un tema casi emocional.

De la exclusión de ambos (y de Richel y Mateo antes, en la preselección) no voy a hablar. Otro de los tantos y continuos desatinos de nuestro béisbol y sus dirigentes. Eso sí, las felicitaciones para Pavel y César, con méritos más que suficientes para hacer el grado. Pero preocupaba cómo recibiera la noticia Ínsua, el brazo de los Elefantes en el desafío más crucial de la temporada.

Este martes no tuvieron en el “Sandino” el respaldo presencial del fin de semana. No habría conga, sirena ni comisión de embullo, aunque se sabían con miles de personas, en impaciente espera, junto al radio. Y en cuanto al nudo gordiano en que se convertía la clasificación entre los cuatro primeros, el corte también era limpio: victoria. Solo dependía de ellos.

El inicio del primero parecía un buen comienzo: César y Mateo en tercera y segunda, sin out, con Ibáñez, Pavel y Soriano en turno. Oscar Hernández no era rival para esa tanda. Hasta que los dominó con ponche, rolling y ponche. Entonces nos empezamos a preocupar. Demasiada presión. Demasiado en juego.

Ínsua subió al box más pausado que de costumbre. Lucía pesado, lento… quizá decepcionado o desilusionado serían las mejores definiciones; pero no era algo que alcanzáramos a ver desde atrás de la malla del home plate. Lo inferíamos; por supuesto. Igual no había espacio para demonios: hoy era el héroe de su Cuba chiquita, del team que lo puso en centro del debate actual, para bien o para mal, y tenía que asumir. Era una exigencia egoísta; pero necesaria, vital. Hoy se le necesitaba de cabeza presente en el montículo y, con más enredos de lo habitual, fue avanzando en el choque.

Por fortuna las aguas fueron tomando su cauce a la ofensiva a partir del segundo episodio: la defensa de los anaranjados seguía de susto –para ellos– y permitió el anclaje en la inicial del Barbarito, para el sacrificio de libro de Richel y la línea de película de Daniel, poniendo la mínima ventaja en el marcador. Un respiro. Seguíamos al bate… Otro error llevó a Luis Enrique a las almohadillas y como al César lo que es del César, escogió el mejor momento para conectar su segundo jonrón de la campaña: 4×0 el choque. Esto ya iba en serio.

Los Azucareros le ligaron a Ínsua tres imparables consecutivos en el tercero para validar una en descuento. A ratos lo descifraban con facilidad, aunque siempre acomodaba el peligro a sus formas. Se encorvaba después de algún que otro out. Volvía, pesado, a encaramarse en la tabla. Lidiaba con mucho sin procesar en muy poco tiempo. Nueve indiscutibles en siete innings eran la muestra de ello. Pero mantenía al equipo a cuestas, una carga que ya se le hizo habitual.

En el quinto Soriano dispararía el segundo cuadrangular del duelo, con Pavel en circulación, para ir despejando el camino a la victoria. Parecía definitivo un 6×1 a esas alturas; pero la embestida del séptimo nos hizo perder la cuenta y hasta apaciguó el sobresalto que siempre acompaña a un desafío tan definitorio como este. Siete carreras anotaron los verdinegros en la entrada, moliendo en central ajeno, sin piedad, hasta llegar al 13×1 de sentencia. La ofensiva, que los trajo hasta aquí, volvía para el empujoncito en el peldaño final. La combinación perfecta.

Con tres outs, y marcador de nocaut, aseguraba Ínsua su noveno éxito en la campaña. Fue anímicamente un día difícil, mas la afición se encargaría luego de resarcirle el mal rato. Cuba, más grande o más chica, se lo reconocerían. Nueve, un número impresionante. Nueve, que es elefante en la charada y nunca mejor asumido.

Y ahí estaban sobre el terreno, saludándose, el Sub 23 ampliado con algunos hermanos mayores; el team fuera de pronósticos que jugó contra rivales y adversidades en los momentos más cruciales para la clasificación; aumentando por días los ingresos hospitalarios; sufriendo con el pitcheo y reinventándose; guapeando hasta el último instante, siempre con presión, pero con coraje, sobrados de coraje…

Con ellos su cuerpo de dirección: vilipendiados hasta el cansancio en las derrotas y minimizados hasta el olvido en las victorias; como suele suceder, como es parte de trabajo. Ellos lo saben. Toca. Sin embargo, con el mérito enorme de traerlos hasta aquí con tenacidad y empuje, con confianza y trabajo, pues no es este aquel equipo de ensueño que levantaba gradas solo con nombres. Igual este es un buen equipo, de los guapos, y por ello mi respeto a sus conductores. De pie. Aplausos.

Celebremos y gocemos el momento, porque lo merecen, porque se lo ganaron, tanto jugadores como afición, y con ellos las autoridades políticas y gubernamentales de la provincia que llevaron el término motivación más allá del discurso. Un tanto anónima pudiera parecer la faena; mas nunca mejor manifiesto su éxito.

Solo un break para el siguiente reto… Llegar aquí no es el premio: ese se consigue más adelante.

Recibimiento en Cienfuegos

Noticias relacionadas
Share

2 comentarios en “Elefantes de Cienfuegos: con Ínsua a la clasificación directa

  1. TODOS FELICES POR LOS ELEFANTES A PESAR DE NO CONTAR CON LA JUSTA INCLUSION DE INSUA E IBEÑEZ AMBOS CON FENOMENAL ACTUACION EN ESTA PRIMERA FASE A ESE PREMIER 12 DONDE VOLVEMOS CON LOS VITALICIOS Y DE NOMBRES Y RENOMBRES PERO MAS MERITORIA AUN EN EL MOMENTO FINAL DONDE DEMOSTRARON QUE VALEN MAS QUE ELLOS Y CUENTAN CON LOS PRINCIPIOS NECESARIOS,ENTEREZA Y SENTIDO DEL TRABAJO EN EQUIPOS LES QUEDA VIDA PARA SEGUIR ,EL QUE MERECE NO PIDE,ADELANTES MIS PAQUIDERMOS CFGOS ESTA CON UDS.GRACIAS DARILIS..

  2. Pletóricos de alegría recibimos el triunfo de nuestro equipo; lo merecen los muchachos y su fiel afición: no importa q a nivel nacional no se hable del tema y pongan otros titulares de menos trascendencia…ganamos y seguimos adelante; aunque ya nuestro sueño de hizo realidad!!!!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles

Share