Elefantes de Cienfuegos: Si el pitcheo responde…

Los primeros partidos de Cienfuegos en la actual Serie Nacional de Béisbol corroboraron lo que de antemano muchos predecían: si el pitcheo responde, los Elefantes se convierten en una manada más que peligrosa.

Tomemos como botón de muestra los tres primeros choques de la campaña recién iniciada, los cuales ya sirven para reafirmar la hipótesis anterior.

En el debut, Yasmany Insua maniató por completo a una tanda espirituana que de Gallos no asomó ni una pluma. Solo dos indiscutibles pudieron conectarle los Cepeda, Mendoza y compañía al Gigante de Rodas, en actuación más que respaldada por sus compañeros, quienes no creyeron en las cartas credenciales de Yamichel Pérez (sin dudas el mejor lanzador de la pasada campaña) y no pararon hasta mandar a la lona a sus adversarios con abultada pizarra de 11-0.

El segundo choque estuvo matizado por el retorno de Hermes González a la lomita, y el muchacho de verdad no lo hizo mal durante cinco entradas y un tercio de labor. Dejó incluso ganando a su equipo 4-3, pero los relevistas cienfuegueros no pudieron cumplir su rol. Resultado: los Gallos se llevaron la victoria dejando al campo a unos Elefantes que ya volvían a acariciar el éxito.

Bien diferente resultó el panorama en el primer enfrentamiento con los Tigres avileños. Ya en su cuartel general del estadio 5 de Septiembre, el DT Alaín Álvarez dio la responsabilidad de abrir a otro que regresa: el diestro Adrián Bueno, una de las principales figuras de nuestro plantel Sub 23. Pero la reaparición no pudo ser peor para el muchacho, quien se fue a las duchas en el mismo capítulo de apertura, donde los visitantes pisaron el home en cuatro ocasiones. Otra carrera llegaba en la tercera entrada por vuelacercas de Abdel Civil, ante los envíos del primero apagafuegos Alex Pérez…

Pero apareció el prometedor Luis Serpa para controlar a los entusiasmados Tigres, a quienes aguantó durante tres innings y un tercio. Por su parte, los bates cienfuegueros comenzaron a producir y le dieron la vuelta al marcador, para el resultado favorable de 11-7. Serpa se llevaba su primera victoria en Series Nacionales y Carlos Damián Ramírez su primer salvamento de la actual contienda.

Para nadie es un secreto que el pitcheo de Cienfuegos, al margen del optimismo y la confianza expresada por su cuerpo de dirección, no se encuentra a la altura de su ofensiva, en este momento de las mejores del país. Por ello se hace vital el uso inteligente de los lanzadores, y, como ha dicho el propio mentor, dar responsabilidad a todos en el joven staff según la situación de juego.

De seguro, otras aparentes victorias se escaparán en el futuro, pero también llegarán alegrías tras las actuaciones de nuestros serpentineros.

Ya que mencionábamos el bateo, luego de esos tres primeros juegos, Cienfuegos exhibía un promedio ofensivo de 394, solo superado por Industriales, cuyos bates comenzaron calientes, y con 40 carreras producidas en tres desafíos acumulaban un astronómico 426.

Los nuestros sumaban 39 hits, incluidos siete dobles, dos triples y tres cuadrangulares. Mateo, Pérez Pérez, Pavel, Soriano y Luis Enrique lideraban la alineación. Muy interesante la estrategia del director, al ubicar seis zurdos en el line up ante Ciego, aunque también gratificante la actuación de Alexander Sevilla en su aparición de titular frente a Sancti Spíritus.

Carlos E. Chaviano Hernández

Carlos E. Chaviano Hernández

Periodista y Director de programas de televisión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Compartir