El retorno del “10”

1
397
Pavel Quesada (a la derecha) y Yusniel Ibáñez, dos puntales en las aspiraciones de los Elefantes. /Foto: Carlos Ernesto Chaviano

El béisbol cienfueguero y sus seguidores, jamás olvidarán a aquellos Elefantes que, luego de muchos años de discretos resultados, hicieron revivir la pasión por el deporte nacional en la Perla del Sur.

Llegaron de la mano del estratega Iday Abreu, quien puede vanagloriarse de haber contado con el mejor equipo del país en determinado momento, aunque no consiguieran la ansiada corona y quedaran par de veces con los metales de bronce.

En aquella manada destacaron varios nombres, entre ellos el del antesalista Pavel Quesada, pimentoso jugador que redondeaba a las mil maravillas una temible alineación, y que además defendía como fiera la tercera almohada.

Y luego de varios años e intenso papeleo, Pavel ha vuelto a la grama del estadio 5 de Septiembre, no como mero espectador, sino otra vez con las ansias de vestir la franela de Cienfuegos.

No lo pensó Alaín Álvarez cuando supo que el antesalista estaba disponible, y enseguida le echó mano, sabedor el técnico que en su debut como DT en la Serie Nacional de Béisbol, mucho puede aportarle.

“Pavel es un excelente pelotero y así lo demostró durante todas las campañas en que tomó parte. Se ha integrado de manera ideal, y claro que aporta un mundo, no sólo desde el punto de vista ofensivo o defensivo, sino también desde la profesionalidad y la manera correcta de hacer las cosas en este deporte. Además, es un líder natural dentro del grupo”, comenta Álvarez.

Por su parte, Jorge Rodríguez, uno de los entrenadores, reafirma el liderazgo de Quesada. “Todos los atletas están a su alrededor, lo siguen, le escuchan, ven el él un paradigma a seguir. Eso sin dudas nos ha fortalecido como conjunto, pues necesitábamos a esa figura que arrastrara al resto, y Pavel, por su carácter jovial incluso, juega ese rol a las mil maravillas”.

En ocasiones los reencuentros constituyen una situación difícil, sobre todo si se trata de volver a pisar una grama donde brillaste, y desde donde regalaste un sinfín de alegrías a tus seguidores.

Pero Pavel lo ha tomado con calma, y reconoce que ya es una feliz experiencia. “En verdad me siento muy bien, y en gran medida eso se debe a la acogida que me han brindado, tanto mis compañeros de equipo, como la gente en la calle. Fueron varios años alejado, y estoy asombrado por las muestras de apoyo, cariño y confianza que me llegan a diario. Por eso me he esforzado y le he puesto todas las ganas al entrenamiento, para llegar en la mejor forma posible a la Serie y hacer mi trabajo.

“Claro que estoy consciente de la responsabilidad que tengo en este grupo, por cierto, muy talentoso. Disfruté la tremenda actuación de los muchachos del ‘Sub-23’, y muchos de ellos están aquí. Confíen en Cienfuegos, pues nuestras metas son ambiciosas”.

Además de Pavel, también integraron la preselección su primo Edwin Vassel y el lanzador zurdo Yuniel Leyva, otros experimentados que retornan a la manada.

Al cierre de esta edición se efectuaba la reunión donde se daría a conocer el equipo Cienfuegos que participará en la ya cercana Serie Nacional.

1 Comentario

Dejar respuesta