El pueblo espera mucho de los campesinos

7
511
Asamblea de Balance de la ANAP, Cienfuegos./ Foto: Efraín Cedeño

Una reunión de guajiros, por ellos y para ellos, resultó el escenario en el que miembros y directivos de la Asociación Nacional de Agricultores Pequeños (ANAP) en Cienfuegos, pasaron balance al trabajo de 2017. Allí, “a camisa quitada” dicho en criollo, se sucedieron los análisis a cada una de las temáticas que hoy impiden estar ciento por ciento aportando alimentos al plato del cubano.

La cita resultó presidida por Yasmín Gómez, presidenta máxima autoridad de la ANAP en Cienfuegos; Osmany Pérez Márquez al frente de la esfera de Organización a nivel nacional; Pedro Ponce Rodríguez, miembro del Buró Provincial del Partido a cargo de la tarea Agroalimentaria; y participaron, además, representantes de la Agricultura, AzCuba, la PNR, UJC, FMC, el INASS y otros organismos de relación, quienes tomaron parte en los debates y los enriquecieron.

Tras la lectura de un extenso y detallado informe, los presidentes de las asociaciones municipales, en un orden no establecido, pidieron la palabra para comentar sobre el trabajo en cada uno de los territorios que dirigen, donde la labor política-ideológica se ha convertido en una fortaleza para el compromiso a producir y aportar más a la economía, desde el surco.

Alexis Miranda Socarrás, un joven de apenas 23 años y que recién ocupa el cargo de presidente de la ANAP en Palmira, abundó: “De muchos de los aspectos negativos hoy mencionados, solo nos quedan detalles para cumplir, porque estamos al tanto de los señalamientos y ya trabajamos por solucionarlos. Se trata de un territorio complejo, con implicación en la zafra azucarera y en otros renglones económicos, pero estamos comprometidos a encontrar una solución y vencer las dificultades que hoy pueden lastrarnos”.

En otro momento, Ernesto Yonkiel Morales Bauta, su homólogo en Cruces, municipio que marcha a la vanguardia en muchos de los frentes: Organización, Educación y Trabajo Político-Ideológico, esfera Agroalimentaria, entre otros, comentó sobre lo oportuno de vincularse con las bases productivas, chequear el trabajo, estar pendientes del funcionamiento de las juntas directivas, así como del trabajo de las organizaciones de base.

“Cienfuegos tiene responsabilidad por el 30 por ciento de la siembra de caña, tarea a la que se han incorporado dos cooperativas; se potencia la CCS “8 de octubre”, de Palmira, ahora con la instalación en sus áreas de una máquina de riego, a la espera de que las condiciones del tiempo mejoren”, aportó el representante de AzCuba.

Tras los análisis y el aporte al debate, rico y constructivo, al que se sumaron, entre ellos Ismaray Bofill Yera, una joven y al mismo tiempo experimentada dirigente de base, al frente del municipio de Rodas; se procedió a la estimulación de cuadros y Organizaciones de base. Damaris Moreira, de Aguada; Yaíma Martínez, Abreus; Ismareay Bofill, Rodas; Yailé Rodríguez, Cienfuegos; Dennis Cordero, Palmira; Magela Ojeda, Cumanayagua; Victoria Grande, Cruces; Ernesto Yonkiel Morales, Cruces; Ibrahim Castro del Buró Provincial. Entre las asociaciones destacaron, las Cooperativas de Créditos y Servicios (CSS) Félix Edén Aguada, Aguada; Adolfo Cid, Abreus; Luis Pérez Lozano, Cienfuegos; Julio A. Mella, Palmira y la Conrado Benítez, de Cumanayagua. Las CPA 26 de Julio, Abreus; y la Nicaragua Libre, de Rodas.

A modo de conclusiones, Pedro Ponce Rodríguez reiteró sobre “la necesidad de producir, de terminar con las tierras ociosas estableciendo el compromiso de que sean sembradas y no cobradas; cambiar los modos de actuar buscando incidir más en la eficiencia; llamó a vincularse con las formas productivas, estar atentos a sus dificultades, porque por ellos, los que producen, espera el pueblo, que tendrá lo que seamos capaces de entregarle”.

Ernesto Yonkiel Morales Bauta, presidente de la ANAP en Cruces./ Foto: Efraín Cedeño
Alexis Miranda Socarrás, un joven de apenas 23 años y que recién ocupa el cargo de presidente de la ANAP en Palmira./Foto: Efraín Cedeño

7 Comentarios

  1. Es importante producir, cumplir la siembra de caña y en todas las labores de los campesinos trabajar con eficiencia para la economía del país, vital para subsiistir.

  2. La ANAP hace un análisis de sus deficiencias, pero lo importante es el compromiso que ellos mismo ratificaron en este encuentro, muy satisfactorio desde mi punto de vista, mirando las debilidades en las cuales deben seguir trabajando y las potencialidades las cuales deben de explotar cada día más la necesidad de producir, de terminar con las tierras ociosas es una meta a alcanzar y para ello deben trabajar unidos para así lograr que sean sembradas y buscar la eficiencia de las mismas, ya que eso es lo que espera el pueblo.

  3. Importantes debates y análisis como los que se dieron son necesarios en los encuentros, porque así se cambian los modos de actuar y se está más atento a las dificultades.

  4. Es muy importante que se entienda que el cambio de mentalidad es fundamental para lograr cambiar lo que debe ser cambiado tomando lo que dice el concepto de Revolución en uno de sus preceptos y que varios sectores se reunan para discutir aspectos medulares que tributan a aumentar los resultados de trabajo con eficiencia y eficacia da la medida del compromiso de los trabajadores del sector agroindustrial para hacer avanzar la economñia del país

  5. Las relaciones de trabajo entre la Anap y el sistema Azcuba, deben estrecharse cada vez más a partir de la trascendencia de lo que significan las bases productivas y su eficiencia para los logros productivos del sector.

Dejar respuesta