El Padre Varela en nuestro sentido de nación (+ Video)

Félix Varela fue raíz y yesca. Maestro, sobre todo, que es decir guía, y también fundador. En su filosofía encontró Cuba caminos, y empezó también a ser Patria

Con su inteligencia haría tambalear los cimientos del régimen español en Cuba. Prendería la llama de la rebelión y del independentismo desde un aula. Contribuiría a cristalizar un proyecto de nación, y también al surgimiento de una forma nueva de pensar.

Pero cuando en La Habana del 20 de noviembre de 1788 el niño Félix Francisco José María de la Concepción Varela y Morales lloró por primera vez, nadie lo imaginaba.

Por imposible, ninguno de sus contemporáneos hubiese sido capaz de vaticinar tampoco que, también en un mes de noviembre, más de un siglo después, los restos del entonces Padre Varela volverían a la Isla desde Estados Unidos para, en el Aula Magna de la Universidad de La Habana, no reposar, sino fungir como una permanente incitación a hacer del conocimiento transgresión y avance.

Félix Varela, el hombre enjuto de lentes y mirada triste, consagró su vida al saber y a la fe, y se construyó como un sabio total, un hombre de letras y de ciencias. Rechazó los moldes anquilosados del pensamiento y defendió la experimentación, la instrucción en idioma español y la formación de valoraciones propias ante las realidades del mundo.

Por ese camino de razonamiento libre, llegó a defender la autonomía de los territorios americanos, la abolición de la esclavitud y la modernización de la enseñanza; y se convirtió en un peligro para el colonialismo, del que debió huir.

Sin embargo, para entonces, ya la siembra era un hecho. Como resultado de aquellas clases atestadas hasta las puertas y las ventanas, el progreso ya había echado a andar en las mentes de hombres tan definitorios como, por ejemplo, José Antonio Saco, Domingo del Monte, José de la Luz y Caballero, y Rafael María de Mendive, hasta desembocar años después en el humanismo militante de José Martí, el Apóstol de la independencia cubana.

Eso fue Félix Varela: raíz y yesca. Maestro, sobre todo, que es decir guía, y también fundador. En su filosofía encontró Cuba caminos, y empezó también a ser Patria.

Artículos relacionados

5 de Septiembre

El periódico de Cienfuegos. Fundado en 1980 y en la red desde Junio de 1998.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Compartir