El nuevo reto del "Yuca" | 5 de Septiembre.
jue. Dic 12th, 2019

El nuevo reto del “Yuca”

De izquierda a derecha: Rígel Jiménez , Yoandry Andradre, Jhonasy Rivas, Gianny Lara e Iosee González, todos representantes de Cienfuegos durante varios años en el equipo nacional de Polo Acuático./Foto: Cortesía del blog "El elefante verde"

De izquierda a derecha: Rígel Jiménez , Yoandry Andradre, Jhonasy Rivas, Gianny Lara e Iosee González, todos representantes de Cienfuegos durante varios años en el equipo nacional de Polo Acuático./Foto: Cortesía del blog "El elefante verde"

Sin duda alguna, uno de los referentes del polo acuático cubano de los últimos años es Yoandry Andradre Fernández, estelar defensor cienfueguero, reconocido por su calidad y férreo carácter dentro de la alberca.

Miembro de una generación dorada de sureños, integrada además por Gianny Lara, Ríger Jiménez e Ives González, entre muchos otros, que reinaron cómodamente a nivel de país e integraron la cantera de nuestros equipos nacionales.

En los recientes Juegos Centroamericanos y del Caribe de Barranquilla, “El Yuca”, como todos conocen a Yoandry en el mundillo del polo, formó parte de la selección cubana que se agenció las medallas de plata.

Me sorprendió verlo en la piscina de la EIDE Provincial, como segundo al mando de los juveniles de casa, actuales monarcas del país, y enseguida fuimos a su encuentro.

¿Terminó el polo para “El Yuca”?

“Aunque no me he retirado oficialmente, sí. Fueron muchos años entregados a esta disciplina, alejado de casa, y llegó la hora de decir adiós”.

Precisamente Yoandry tuvo la desdicha de ser protagonista en un período duro para el polo cubano, matizado por escasez de eventos, falta de piscinas, nulo roce internacional. Ahora en funciones de entrenador, confiesa cuán complicado es prepararse bajo estas circunstancias.

“Es bien difícil, porque sin piscina no hay polo acuático. Pero es lo que tenemos y hay que echar pa’lante. Estamos tratando de ayudar a la provincia y de manera específica me he sumado al colectivo técnico del equipo juvenil, cuatro veces campeón nacional, lo que constituye un gran reto, pues luego de esos desempeños, la única meta es volver a ganar. Trato de aprender con todos los entrenadores de aquí, pues no es lo mismo ser atleta que enseñar. De todas formas, intento aportar mis experiencias, haciendo énfasis en movimientos y tácticas más avanzadas, las cuales he tenido posibilidad de desarrollar en todo este tiempo dentro de las piletas”.

Luego de muchos años como atleta, ahora Yoandry enfrenta la función de entrenador. /Foto: Carlos Chaviano
Luego de muchos años como atleta, ahora Yoandry enfrenta la función de entrenador. /Foto: Carlos Chaviano

A pesar de limitantes y obstáculos, las cuales se acrecientan cada año, Cienfuegos se mantiene en la vanguardia. ¿A qué crees que se deba?

“Mira, indiscutiblemente Cienfuegos es una cantera inagotable de polistas. Desde hace 20, 30 años, siempre hemos tenido excelentes jugadores. Como otras provincias tienen tradición en tal o más cual disciplina, nosotros la tenemos en este deporte. Sobra talento y calidad de la fuerza técnica. Y precisamente toda esa historia de gloria, títulos y medallas, la tratamos de inculcar en los muchachos para que se esmeren y no descansen en su afán de imitar esos resultados. Llevamos 19 años reinando en la primera categoría y cuatro en la juvenil. Ahora se suma también el oro en los Escolares, así que te repito, es un enorme reto”.

Acerca de la salud actual de la Selección Nacional, “El Yuca” muestra recelos.

“Se está haciendo una renovación general en el equipo nacional, con muchos muchachos jóvenes de gran talento. Pero si no aparece el roce internacional, los eventos, la piscina para entrenar, no podemos salir del bache. El año anterior tuvimos una muy buena base de entrenamiento en Croacia, una de las potencias universales de este deporte, que nos sirvió de mucho en los Juegos Centroamericanos. Es cierto que no pudimos cumplir el objetivo de coronarnos, aunque la plata mejoró el bronce de la anterior cita regional. Pero se demostró que hay que jugar con esos equipos de la élite, como Hungría, Serbia… Solo así podemos elevar el nivel”.

¿Extrañas la piscina?

“Claro, eso es algo que no se pierde, han sido muchos años. Aquí mismo me tiro y juego con los muchachos, para de paso hacer mi desentrenamiento. De alguna manera sigo dentro del agua”.

Siempre fuiste reconocido por tu excelente técnica y una combatividad y coraje a prueba de fuego. ¿Le inculcas eso a tus atletas?

“Darse a respetar en la piscina es fundamental en este deporte, sobre todo en mi posición de defensor. Es un deporte de contacto, muy fuerte y había que imponerse de alguna manera. No era un jugador de dos metros y tenía que ganarme el respeto y jugar muy duro. Y eso tienen que aprenderlo desde pequeños, hay que batirse, todo el tiempo tratando de imponerse en los contactos, sin descuidar la inteligencia para saber cuándo usar la fuerza. Lo importante es ganar, y ello lleva una mezcla de ambas cosas”.

Noticias relacionadas
Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles

Share