El Nim: árbol bendito (III parte)

0
489

Se sabe que el árbol de Nim es por excelencia un bioinsecticida que combate más de 200 especies de insectos que comúnmente atacan los cultivos; sin embargo, en muchos países asiáticos y africanos lo conocen más como cepillo de diente que por aquella propiedad. Es frecuente ver a pobladores de esas regiones con un pequeño gajo de la planta para contrarrestar cualquier infección bucal bacteriana.

Pero además de la utilidad de este prodigio de la naturaleza contra los dañinos artrópodos, el Instituto Nacional de Investigaciones Fundamentales de la Agricultura Tropical (INIFAT) y otros centros científicos del país han demostrado la eficacia ante otros animales indeseados, incluyendo parásitos que afectan la masa bobina, avícola, cunícola y porcina.

A continuación, ofrecemos algunas aplicaciones prácticas.

Para la garrapata, fundamentalmente en los bobinos, se recomienda un baño mensual con una solución acuosa de semillas del Nim secas molidas, en proporción de 20 gramos por litro de agua. Esta mezcla se deja en reposo de 12 a 14 horas antes del lavado, que debe ser preferiblemente por la mañana.

Como vermífugo debe utilizarse la hoja seca molinada, a razón de 5 y 8 gramos por rumiante pequeño y adulto, respectivamente, formando parte del suplemento en la dieta. Se aconseja repetir el tratamiento tres veces.

La sarna en los, cerdos, conejos y perros se trata con un producto derivado del árbol conocido por Der Nim P. En el caso del ácaro, el piojo y los cestodos en las aves los fármacos recomendados son el OleNim 80 (al 2 ó 3 por ciento), el CubaNim SM o TM, como extracto acuoso espejado sobre gallinas ponedoras.

Para conservar granos, particularmente los destinados a semillas, y para guardar el arroz, solo basta con añadir algunos gajitos con hojas frescas al recipiente donde se van a depositar. Otra forma consiste en tratar los sacos de yute con aceite u otro extracto del Nim. Ambos procedimientos evitan por varios meses la entrada de los insectos, especialmente de gorgojos y otros escarabajos.

En la lucha contra el mosquito Aedes Anopheles el tratamiento es bien sencillo. Consiste en colocar semillas trituradas de la planta de marra en las lagunas y charcos donde ponen sus huevos. Entonces las larvas dejan de comer y mueren. Como dato curioso, se dice que debajo del Nim jamás han encontrado uno de estos molestos picadores.

Si usted es de los que padece de hongo en los pies, simplemente licúe unas hojas en un mortero; si es necesario añada unas gotas de agua. El producto resultante aplíquelo después de baño diariamente en las partes enfermas, hasta la total curación.

Dejar respuesta