El mejor regalo

La Residencia Deportiva de Cienfuegos se mantiene como el único centro de aislamiento activo en la provincia. Actualmente, la instalación acoge a personas sospechosas de portar el coronavirus, contactos y viajeros procedentes del exterior, distribuidos en cada una de sus plantas.

Desde el pasado 22 de marzo la instalación asumió la nueva e importante tarea, vital en el enfrentamiento y control de la covid-19. Inmediatamente, casi la totalidad de sus trabajadores se entregaron con disposición a la inédita misión.

“La disposición sigue siendo muy grande, comenta Raisa Bernia, jefa de cocina-restaurante. En todos los trabajadores prima la entrega y la responsabilidad. Hay conciencia de que tenemos que continuar adelante”.

“Teníamos que estar aquí, dice Malvi Rousseau, camarera. Es una tarea de la Revolución, y claro que decimos presente. Además, desde aquí también enseñamos a todos acerca del cumplimiento de las medidas, para ver si acabamos de vencer esta terrible pandemia que ha afectado a Cuba y el mundo”.

Para Yoan Núñez, especialista en ATM, la misión ha sido bien difícil. “Es algo atípico para todos nosotros, pues estamos acostumbrados a trabajar con deportistas, y de momento nos convertimos en un hospital. Ahora brindamos servicio a personas sospechosas de la enfermedad, niños, ancianos, embarazadas, incluso diabéticos, hipertensos. Eso nos obliga a elaborar diversos menús, en correspondencia con las dietas que necesita cada cual. Ha sido engorroso, pero desde el inicio fuimos supervisados por los profesionales de la Salud, y todo ha funcionado muy bien”.

En determinado momento resultó necesario el refuerzo de otros miembros de la familia del Inder, para garantizar dos brigadas que se relevan cada siete días. Primero, fueron los trabajadores del estadio 5 de Septiembre, quienesacudieron al llamado, y luego colectivos de la Escuela de Profesores de Educación Física y el Centro de Medicina Deportiva también se incorporaron a la misión.

“En primer lugar constituyó un reto, debido a los tabúes que acompañan a toda enfermedad nueva, expresa Rigoberto Fernández, subdirector de la EPEF. Pero asumimos la tarea, dispuestos a ayudar a nuestros colegas del hotel y al personal de Salud. Estamos orgullosos de estar en esta trinchera, porque sabemos lo que significa”.

Aunque gran parte de nuestro país se encuentra en fase recuperativa, la covid-19 está presente y constituye un peligro real. Por eso la Residencia Deportiva continuará asumiendo este rol por tiempo indefinido, reto para el cual están preparados sus trabajadores.

Así lo ratifica José A. Geronés, director de la institución. “No queda de otra que seguir adelante, como si estuviéramos desempeñando nuestro rol habitual con los deportistas. Esta es la misión que nos toca ahora y la que estamos dispuestos a cumplir hasta que sea necesario”.

“Te repito que al llamado de la Revolución, siempre estaremos decididos a acudir. En tiempos difíciles, la Residencia Deportiva, y el deporte cienfueguero en sentido general, han dicho presente. Y ante cualquier nueva contingencia, volveremos a asumir la tarea que nos asignen”, sentencia Malvi.

Más de 600 pacientes ha acogido el hotel, de ellos unos 200 viajeros procedentes de 25 países. Mantener esta nueva misión ha sido el mejor regalo del Inder cienfueguero por el Día de la Rebeldía Nacional.

Trabajadores de otras instalaciones del sector apoyan ese trabajo. / Foto: Carlos E.
Trabajadores de otras instalaciones del sector apoyan ese trabajo. / Foto: Carlos E.

Carlos E. Chaviano Hernández

Periodista y Director de programas de televisión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles

Compartir