El mar se traga la tierra en Cienfuegos

Desde hace diez años especialistas del Centro de Estudios Ambientales de Cienfuegos (CEAC), desarrollan investigaciones sobre erosión marina o retroceso de la línea de costa en las márgenes de nuestra bahía, según informaciones de Eugenio Olalde Chang, coordinador del Servicio Recuperación de las Playas.

Participan varios profesionales y técnicos de los diferentes grupos que componen el CEAC: Estudios Socioambientales, Modelación y Geomática, Ingeniería Ambiental y Estudios de la Contaminación Ambiental.

“Hemos realizado investigaciones no solo en Rancho Luna, sino en otras playas como los alrededores del Hotel Rancho Luna, La Tatagua, Caleta de Castro, El Inglés, Playa Fría y Los Enanos”, expresó Olalde Chang.

Agregó que específicamente en Rancho Luna, los resultados de la última evaluación efectuada en 2020, a partir del monitoreo de doce perfiles (iniciado en 2011), han mostrado  que la playa ha retrocedido como promedio, y en términos absolutos, un total de 0.70 metros; y el área bajo los perfiles se ha erosionado, también como promedio, en 13,43 metros.

En Rancho Luna coexisten otros fenómenos que favorecen la erosión y la degradación ambiental de este importante recurso, entre ellos, la rozadura hídrica, causante de la pérdida de miles de metros cúbicos de arena, provocada por la alteración del escurrimiento superficial natural, debido a la construcción de las instalaciones existentes.

También la presencia de plantas invasoras y otras ajenas al ecosistema, que además de degradar el paisaje contribuyen con la erosión, así como la circulación de vehículos sobre la duna.

Además, las indisciplinas sociales por parte la población y la carencia de un adecuado tratamiento de residuales sólidos, generan una situación ambiental crítica con los desechos que son depositados en la arena.

Dijo asimismo el coordinador del Servicio de Recuperación de las Playas, que en Playa Fría los procesos erosivos y de retroceso de la línea costera son más intensos que en el caso de Rancho Luna.

Entre los métodos usados para los estudios figuran las nivelaciones topográficas, las cuales posibilitan calcular el intercambio entre la orilla y la pendiente submarina.

El 70 por ciento de las playas del mundo presentan esos síntomas de deterioro, y en Cuba la mayoría pierde un metro de arena por año. Las de Cienfuegos no escapan a esa realidad y hay signos evidentes como cárcavas y escarpe en las dunas.

La conservación de las playas arenosas dela Isla, constituye uno de los principales objetivos de la política del Estado cubano para la mitigación y adaptación ante el incremento del mar por el cambio climático, lo cual quedó reflejado en el plan de Estado “Enfrentamiento al Cambio Climático en la República de Cuba”, conocido como “Tarea Vida”.

Artículos relacionados

Dagmara Barbieri López

Periodista. Máster en Ciencias de la Comunicación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Compartir