El Fidel que conoció Ana

0
552
Fidel durante uno de sus recorridos por Cienfuegos./Foto: Tomada del sitio digital Radio Rebelde

“Yo trabajé mucho con el Segundo Frente Nacional del Escambray, pero me enfrenté a ellos. Un día llegaron a mi casa y apresaron a un amigo de la familia porque estaba a favor del Movimiento 26 de Julio. Los del Segundo Frente no querían que reconociéramos nada más, pero yo me planté y dije que la única organización rectora de la lucha que yo reconocía era el M-26-7, y como único líder a Fidel Castro Ruz, su fundador”.

Ana Aleida Díaz atesora la experiencia que aquí narra como uno de los momentos más significativos de su existencia, pues el encuentro con el líder histórico de la Revolución cubana la marcaría para siempre.

“Una amiga y yo fuimos a la inauguración del hospital de Cienfuegos. Cuando llegamos, vimos que aquello era enorme, porque había una concentración de personas esperando a Fidel. Recuerdo que venía en el carro con el primer secretario del Partido de la provincia en aquella época, y cuando el jeep se detuvo, mi amiga saltó y le plantó un beso a Fidel. A mí la emoción me contuvo, porque yo nunca imaginé estar tan cerca de él”.

A pesar de la ausencia física, Ana asegura que la obra de la Revolución continuará, bajo el faro de dignidad y lucha del líder invicto.

“Mis pensamientos, mis ideas, son resultado de su legado. Yo tengo 77 años, pero mientras exista, voy a ser fidelista. Desde los inicios fui de las primeras jóvenes del Escambray; fundadora de la Federación de Mujeres Cubanas (FMC), de los Comités de Defensa de la Revolución (CDR), y todo lo hice por él. Para mí Fidel estuvo ayer, está hoy y estará siempre. Nos toca seguir luchando, apoyando y protegiendo la Revolución, porque yo tengo dos hijas que son profesionales, una es médico y la otra, abogada, y nunca habrían logrado eso si no fuera gracias a Fidel y a este país.”

Con un agradecimiento infinito a la Revolución y entre lágrimas que brotan de un sentimiento de respeto y admiración total, la cumanayagüense Ana Aleida Díaz recuerda al líder indiscutible del pueblo cubano, y tiene la convicción de que las ideas y el ejemplo de Fidel perdurarán por siempre en los corazones de todos los hijos de esta tierra.

Escrito por Beatriz Díaz Ruiz.

Dejar respuesta