El chileno que escribió la historia de la música popular mexicana

Juan Sebastián Garrido fue un chileno que nació en 1902 en Valparaíso. Chileno de nacimiento y mexicano por opción, cuenta entre quienes más le han aportado al pentagrama de la tierra azteca. Muchas de sus piezas traslucen total mexicanidad, y sobrepasan las fronteras de la inspiración.

Garrido se interesó en el origen y evolución de la música mexicana; de sus investigaciones surgió el libro Historia de la Música Popular en México de 1896 a 1973, obra de consulta obligada para quienes deseen entender la evolución del pentagrama en ese país. Antes había sido columnista cultural en los periódicos Novedades y El Universal.

Se radicó en México a los treinta y dos años, cuando toda su instrucción cultural había transcurrido en el Chile que lo vio nacer.  Por ello a muchos se les hace difícil imaginar que una pieza simbólica del repertorio musical de México como Pelea de gallos se deba al talento de alguien nacido y formado fuera de ese país. La composición nació de vivencias personales en la popular Feria de San Marcos, en Aguascalientes.

Además de compositor, hizo arreglos musicales, fue director de orquestas y cantante. A ello sumó el quehacer de empresario en casas productoras de discos.

La radio es uno de los medios en que se desempeñó como conductor de espacios. En la emisora XEW tuvo a su cargo, durante 36 años, el programa La hora del aficionado. También condujo la serie radiofónica Historia Musical de México, que entre 1984 y 1991 transmitió el Instituto Mexicano de la Radio.

México caló muy profundo en Juan Sebastián Garrido. Allí vivió hasta el último día de su existencia, en 1994. La cultura azteca llegó hasta lo más íntimo de su ser. Muchas canciones compuestas por él han devenido símbolos de identidad, como en el caso de Pelea de gallos, que es todo un himno de Aguascalientes.

Numerosos rincones de México calaron hondo en él. Desde el centro-norte –donde se ubica Aguascalientes-, hasta el colorido sur, donde vibra Veracruz. Se inspiró en la capital del Estado cuando escribió Noche de luna en Xalapa, una cadenciosa pieza de ritmo tropical. Tanto agradeció la ciudad, que una de sus calles ostenta el nombre de este compositor.

México recuerda a este artista y creador musical que mucho aportó a su cancionero popular. Autor de El corrido villista, El charro, Tampico y El mole poblano entre otras, Juan Sebastián Garrido demostró que la inspiración desconoce fronteras y que amar una región o país sin haber nacido en él constituye un secreto del alma.

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Compartir