El caos desde el cartel publicitario

5
447
Lejos de informar, este cartel confunde a los pasajeros por el desorden en el empleo de las fórmulas comunicativas. /Foto: Delvis

En nuestro pa√≠s es f√°cil encontrar carteles con diversos tipos de anuncios y publicidades, la mayor√≠a hechos ‚Äúa mano‚ÄĚ como solemos decir. Cuando sucede de esta forma, podemos hacernos los de la ‚Äúvista gorda‚ÄĚ ante las pifias y errores, sin embargo, al tratarse de un mensaje estatal; de m√°s factura y elaboraci√≥n es necesario entonces hacer un llamado de alerta.

La terminal de √ďmnibus de Cienfuegos, en la entrada hacia el sal√≥n de reservaciones, exhibe un cartel que lejos de publicitar a la agencia de transporte nacional, confunde a los pasajeros debido al desorden en el empleo de las f√≥rmulas de comunicaci√≥n.

Obviamente, estamos ante un anuncio graficado, por tanto, el primer error cometido fue el no apostar en el poder visual que les hubiese otorgado una buena imagen. No basta con mostrar una fotografía de varias guaguas Yutong si esta no hace referencia directa a lo que se publicita. En técnicas de márquetin, lo óptimo pudo haber sido colocar solamente tres imágenes que aludieran al eslogan de la empresa: Puntualidad, seguridad y confort.

No obstante, la ignorancia e incompetencia manejando los elementos b√°sicos, no solo del dise√Īo comunicacional sino de la sintaxis de nuestro espa√Īol, produce otro tipo de deslices.

Es válido recordar que la lengua es un sistema de signos convencionales, el cual está en uso constantemente. Pensamos y hablamos con palabras; pero no con palabras inconexas, desordenadas, ajenas las unas a las otras, sino relacionadas de tal modo que logran comunicar nuestras ideas correctamente. Por eso es tan importante tener un dominio básico de la sintaxis, pues esta es como el esqueleto, el soporte, el eje, la fuerza cohesiva de cualquier lenguaje, y se refleja continuamente en todo lo que hacemos en materia de comunicación.

M√°s all√° de los errores acentuales, observamos tambi√©n en este cartel exceso de algunos vocablos, expresiones redundantes, pero sobre todo conjunciones (y fletes…, y objetos‚Ķ, y de experiencia y una flota‚Ķ) cuando pudieron utilizarse la coma, el punto y coma e incluso el punto final (ausente, adem√°s). Todo ello ha producido una pieza gr√°fica sobresaturada en una sola oraci√≥n (que no termina nunca), y que hace perder el eje central de la informaci√≥n que aborda. Ante este caos ling√ľ√≠stico los lectores tienden a rechazar la lectura de cualquier tipo de anuncio, que debe tener como premisas la amenidad, claridad, concisi√≥n, y la brevedad que caracterizan al discurso graficado.

Con el objetivo de redimir estas faltas, apostamos por un texto ideal, conformado de la siguiente manera:

Estimados pasajeros: La Empresa de √ďmnibus Nacionales garantiza la transportaci√≥n en rutas interprovinciales, fletes y otros servicios. Garantizamos su confort y la seguridad de los equipajes; para ello contamos con personal calificado, de experiencia y una flota siempre a disposici√≥n del cliente.

5 Comentarios

  1. Mmm, no solo eso, ademas los turistas que vienen terminan perdi√©ndose en la terminal, ni siquiera hay un cartel “hecho a mano” indicandoles a donde deben dirigirse, pero te digo m√°s te invito un dia a que me acompa√Īes (te conozco de vista pues generalmente nos vamos en las mismas guaguas) a una entidad donde el cartel que tienen…bueno….mejor ni te digo….

  2. Saludos a todos, muy atinado el comentario del periodista Delvis, pero les sigo diciendo a los periodistas de Cienfuegos, que si quieren escribir un artículo ¨bomba¨ venganse a la Ciudad Nuclear para que escriban sabroso, pero prefiero que vengan por el Vial CEN-Refineria para que vean abandono de carretera.
    me pregunto ¬Ņser√° que le tienen prohibido venir a la Ciudad Fantasma? porque mira que del tema se toca en las redes y nadaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa.
    muchas gracias

    • Gracias por tu lectura freddy.
      No te puedo prometer nada (porque a veces el calendario se nos complica) sin embargo, me gusta coger mi mochila frecuentemente y salir a tomar fotos por lugares intrincados. La CEN es un lugar que a mí me fascina, justamente por eso, porque es una ciudad fantasma, y de ese tipo de ciudades se pueden extraer las mejores historias y anécdotas. Por tanto, mi visita hasta allí es casi que obligada.

  3. me parece muy acertado su comentario, pero de la misma forma que esta el cartel está la terminal de omnibus de Cienfuegos, desorden y suciedad total, salón con muchos cristales llenos de suciedad pero además un aire que no funciona cuando el local se preparo para estos fines, que podemos esperar

    • Tiene usted mucha raz√≥n: yo tambi√©n uso la terminal (la parte intermunicipal sobre todo). No solo hay caos en el cartel, sino en todo el local.
      Algo que me desagrada muchísimo es la falta de personal en la taquilla (y que además, funciona una sola de tres locales habilitados). En fin, tema para otro análisis.

Dejar respuesta