Eide de Cienfuegos: de arrancadas y reestrenos (+ Fotos)

0
1087
El gimnasio de lucha fue uno de los beneficiados con este trabajo. /Foto: Juan Carlos Dorado
El gimnasio de lucha fue uno de los beneficiados con este trabajo. /Foto: Juan Carlos Dorado

Con las cuidadas pausas que precisa el mantenimiento de sus instalaciones, inició el curso escolar 2016-2017 la Eide Jorge Agostini, de Cienfuegos. Fue un poco más accidentado que de costumbre, con una primera arrancada en el tema deportivo, al cual complementa ahora la parte docente.

Quiz√° sea esta una de las reparaciones m√°s abarcadoras de las √ļltimas d√©cadas. Con objeto de obras en aulas, residencia y espacios de entrenamiento, es justo reconocer lo hasta el momento terminado.

‚ÄúHa sido una primera etapa muy productiva para nosotros, reconoce Ezequiel Hidalgo Sarr√≠a, subdirector deportivo del centro. Se cambi√≥ todo el sistema de ba√Īos en la residencia, la tecnolog√≠a de los laboratorios y se arreglaron y pintaron las aulas. Se entregaron tambi√©n los gimnasios de judo y lucha y ejecutamos algunos trabajos en la piscina. En ella a√ļn no concluimos, pues esperamos techar las gradas, construir un gimnasio de fuerza, adem√°s de la pintura e instalaciones hidrosanitarias‚ÄĚ.

Para beneplácito de atletas y entrenadores -y después de tantos sinsabores- hoy la alberca de la escuela está llena y solo precisa del visto bueno de las autoridades de salud para su estreno en el actual ciclo. Sin embargo, desde ya peligra la continuidad en su uso, a causa de la irrupción en las tardes de personas ajenas a la institución, quienes ya dejan su destructiva huella en el techado del cuarto de máquinas. Una constante, sin lugar a dudas, cuya solución escapa de las manos de los profesores.

En cuanto a los proyectos a continuidad, queda como pendiente el √°rea de voleibol. ‚ÄúTodav√≠a no terminan, a√Īade Hidalgo Sarr√≠a. Ya levantaron la madera vieja del tabloncillo y ahora los carpinteros est√°n en proceso de sustituci√≥n con otra nueva. Debe entregarse pr√≥ximamente.

‚ÄúLa segunda fase de las reparaciones incluir√°n los exteriores, informa. La fachada del edificio lleva un poco m√°s de exigencia porque como tiene valores patrimoniales, la carpinter√≠a exige madera. Luego vendr√° otra etapa de pintura, √°reas perimetrales, el terreno de b√©isbol y el de voleibol de playa, en el patio de la escuela‚ÄĚ.

Dejar respuesta