Eide de Cienfuegos: Comienza una nueva aventura

Como estaba previsto, el pasado primero de septiembre la Eide Provincial Jorge Agostini Villasana reabrió sus puertas para cumplir con la culminación del curso escolar 2019-2020.

Hasta esa emblemática institución del deporte cienfueguero llegó este reportero, para conocer los detalles del reinicio.

Desde la llegada, se aprecia que las medidas higiénico-sanitarias constituyen allí una prioridad.

“Nos preparamos mucho para este momento, y creamos las condiciones para, en primer lugar, proteger la salud de los estudiantes y trabajadores del centro, explica Marisol Garrido, subdirectora del plantel. Como ves, el uso del nasobuco es totalmente obligatorio, así como las soluciones cloradas, tanto para las manos como para las frazadas ubicadas en la entrada de todos los locales de la escuela, las cuales son cambiadas cada cierto tiempo. También velamos por el necesario distanciamiento, no solo en las aulas, sino también en los dormitorios y el comedor”.

Según Ezequiel Hidalgo, subdirector deportivo, “contamos con los recursos necesarios para esta reapertura, y seguirán llegando, puedo asegurarlo. En reciente visita nacional, la escuela fue evaluada satisfactoriamente respecto a las condiciones sanitarias, lo que avala el esfuerzo realizado en aras de un feliz reinicio”.

Desde el punto de vista docente, sin duda alguna la prioridad en esta etapa, el claustro de profesores se siente satisfecho con lo acontecido en estas primeras jornadas.

“En verdad, luego de tanto tiempo en casa, los muchachos han retornado muy motivados y disciplinados, principalmente con el tema de las medidas de protección. Nosotros, incluso, tenemos horarios para el cambio de nasobuco, y todos asisten con mascarillas suficientes para la jornada de clases”, nos dice Olga Estela Vázquez, jefa de enseñanza primaria.

Lo mismo opina Yanet Toledo, a cargo del nivel preuniversitario. “Sabes que es una edad bien difícil, pero se han portado con mucha responsabilidad”.

Tania Villarejo, subdirectora docente, explica que se distribuyeron horarios, sesiones y hasta días de la semana, para evitar la aglomeración de estudiantes.

“Ya en el plano lectivo, estas primeras jornadas se han dedicado a la consolidación de los contenidos que recibieron mediante las teleclases, a la vez que comenzamos a prepararlos para los exámenes y la discusión de los trabajos prácticos orientados. Se nota que, atletas al fin, necesitaban el regreso, para descargar todas sus energías. Y los profesores a su vez han comenzado con mucho entusiasmo, motivados por los propios muchachos”.

“Claro que sí —reconoce Elsa Fuentes, jefa del primer ciclo de enseñanza. Nosotros también estábamos locos por comenzar, y los extrañábamos. Ellos son nuestra razón de ser”.

Los gimnasios y áreas deportivas de la Eide también comienzan a regresar a sus rutinas habituales, aunque bajo condiciones especiales.

“Se dedican diariamente dos horas al entrenamiento, con las mismas medidas de seguridad y desinfección de implementos y locales antes y después de las prácticas. Se trata de una etapa de aclimatación, para que los atletas retomen cierta forma luego de tantos meses alejados de sus cargas habituales”, explica Hidalgo.

Algunos entrenadores ofrecieron sus criterios sobre lo que vienen realizando por estos días.

“Seguimos las orientaciones del organismo superior, y nos basamos en los aspectos físicos, sin exigir altas cargas. También aprovechamos para limar ciertos elementos técnicos, sobre todo aquellos donde mostrábamos deficiencias”, comenta Elías Quesada, de levantamiento de pesas.

De la propia halterofilia, Reinier Durán explica que “esto es una base para que los muchachos vuelvan poco a apoco a la normalidad. Nos servirá para, a partir de noviembre, dar inicio a la verdadera preparación, de cara al próximo ciclo competitivo. Y tenemos bien claro que lo principal ahora es la docencia”.

Por su parte, Néstor Pérez, entrenador de taekwondo, refiere que en estos días han hecho énfasis en el trabajo individual, pues no todos encararon de la misma forma los meses de confinamiento, mientras su homólogo Rolando Fernández, explica que “incluso nos hemos visto obligados a realizar trabajo sicológico, ayudados por la psicopedagoga del centro, ya que varios de los atletas perdieron la posibilidad de asistir a la competencia en el último año de sus respectivas categorías, cuando se esperan los mejores resultados. Con ellos, y con todos, hemos conversado mucho, y les explicamos que la vida no termina aquí. Tienen que continuar esforzándose por conseguir sus sueños”.

Una novedad en los centros deportivos es la presencia de integrantes de equipos nacionales que, imposibilitados de retornar a los centros de alto rendimiento radicados en la capital, concluirán los estudios de esta etapa en sus provincias de origen.

Para Darío Navarro Riquelme, taekwondoca considerado el “Rey” de la modalidad de Poomsae en nuestro país, se trata del retorno a sus raíces. “Me siento muy a gusto. Con estos profesores aprendí mucho y a ellos les debo parte de mis resultados. He aprovechado muy bien el tiempo y me preparo a diario. Como saben, estoy inmerso en el Circuito Internacional de competencias  online y estoy muy enfocado. No quiero adelantarme, pero esperen agradables sorpresas”, sentenció el joven.

Lea también || Histórico quinto lugar para Darío Navarro en Abierto Europeo de Poomsae
Darío junto a sus entrenadores de la base. / Foto: Carlos E.
Carlos E. Chaviano Hernández

Carlos E. Chaviano Hernández

Periodista y Director de programas de televisión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles

Compartir