EE.UU. retirará más de la mitad del personal de su embajada en Cuba

0
602
Foto: AP

El Departamento norteamericano de Estado confirmó hoy que retirará más de la mitad de su personal de la embajada en Cuba y suspenderá la emisión de visas en la isla, tras incidentes reportados por sus diplomáticos.

Dos funcionarios de la entidad federal dieron a conocer, asimismo, que se publicará una nota de Alerta de Viajes en la que se recomendará a los ciudadanos estadounidenses que eviten visitar el país caribeño, aun cuando los reportes de afectaciones de salud solo hablan de miembros del servicio exterior.

Las medidas se dan a conocer pocos días después de que la isla caribeña instara a Washington a no politizar un asunto de esta naturaleza y a que no se tomaran decisiones apresuradas y sin sustento en evidencias y resultados investigativos concluyentes.

Según informaron representantes de la entidad federal, este viernes se ordenó la salida del personal que no es de emergencia asignado a la sede diplomática en La Habana, así como de sus familiares.

En la isla caribeña permanecerá el cuerpo mínimo para servicios de emergencia y asistir a los ciudadanos norteamericanos.

Tales medidas se adoptaron a pesar de que los funcionarios gubernamentales sostuvieron que ambos países continúan sus respectivas investigaciones en la materia.

Asimismo, las fuentes reconocieron el esfuerzo que el gobierno cubano ha hecho para investigar lo sucedido y su cooperación en facilitar la pesquisa de Estados Unidos.

Para justificar tales pasos se argumentaron motivos de seguridad, y los cargos del Departamento de Estado remarcaron que se mantiene las relaciones diplomáticas entre los dos países, restablecidas en julio de 2015, tras más de 50 años de ruptura.

El martes pasado el canciller cubano, Bruno Rodríguez, se reunió en Washington con el secretario de Estado, Rex Tillerson, y le reiteró la seriedad, celeridad y profesionalismo con que las autoridades han asumido este asunto.

Igualmente, le transmitió que de acuerdo con los resultados preliminares obtenidos por las autoridades cubanas en su investigación, la cual ha tenido en cuenta datos aportados por las estadounidenses, hasta el momento no hay evidencias de las causas y el origen de las afecciones de salud reportadas.

Durante el diálogo Rodríguez ratificó a Tillerson la importancia de que las autoridades norteamericanas cooperen de forma efectiva con las de la isla para el esclarecimiento de unos hechos de los que no existen precedentes en Cuba.

La decisión de este viernes se da luego de que personas interesadas en dar marcha atrás al proceso de normalización de relaciones entre ambos países, como el senador republicano Marco Rubio, pidieran a Tillerson el cierre de la embajada en la isla caribeña y poner fin a los nexos diplomáticos.

Entretanto, La Asociación Estadounidense del Servicio Exterior, el sindicato que representa a los diplomáticos norteamericanos, manifestó su oposición a una retirada de personal de la embajada en Cuba tras incidentes reportados por algunos empleados.

En declaraciones al portal digital BuzzFeed, la presidenta de esa entidad, Barbara Stephenson, expresó que tienen una misión que cumplir, y la opinión es que necesitan permanecer en el campo.

La funcionaria sostuvo que no sabía la causa de los problemas de salud reportados por los diplomáticos norteamericanos en La Habana, pero consideró que no justifican una retirada a gran escala.

Durante el ya referido encuentro de alto nivel entre ambas partes, Cuba le trasladó a Estados Unidos que sería lamentable la adopción de decisiones apresuradas y sin sustento en evidencias y resultados investigativos concluyentes, al tiempo que llamó a no politizar el asunto. (Resumen de agencias)

Dejar respuesta