"EE.UU. puede hacer la ley que quiera, pero no puede pretender aplicarla a los demás países"
mié. Nov 20th, 2019

“EE.UU. puede hacer la ley que quiera, pero no puede pretender aplicarla a los demás países”

El embajador de la Unión Europea en Cuba, Alberto Navarro, recalcó que "La UE lamenta profundamente (la decisión de EE.UU.), y va a defender con todos los medios a su alcance a los inversores, a los ciudadanos europeos".

El embajador de la Unión Europea en Cuba, Alberto Navarro, recalcó que "La UE lamenta profundamente (la decisión de EE.UU.), y va a defender con todos los medios a su alcance a los inversores, a los ciudadanos europeos".

La Unión Europea (UE) lamenta la decisión tomada por EE.UU. de reactivar la polémica ley que permite las demandas por las propiedades nacionalizadas en Cuba, y reitera que defenderá con “todos los medios” posibles a los inversores europeos, aseveró el embajador de la Unión Europea en La Habana, Alberto Navarro.

Esta semana el Gobierno estadounidense anunció que revocará el próximo 2 de mayo la suspensión del título III de la Ley Helms-Burton, que permite reclamar ante cortes de EE.UU. propiedades nacionalizadas en la isla al triunfo de la Revolución cubana o en los años posteriores.

En declaraciones a RT, Alberto Navarro recalcó que “La UE lamenta profundamente, y va a defender con todos los medios a su alcance a los inversores, a los ciudadanos europeos”.

El diplomático significó que la aplicación extraterritorial del título III de la Ley Helms-Burton “es contraria al derecho internacional (…) EE.UU. puede hacer la legislación que quiera y aplicarla a su territorio, pero lo que no puede es pretender a aplicarla a los demás países”, comentó.

La entrada en vigor de esa polémica ley abrirá la puerta a una previsible oleada de demandas por parte de personas o entidades cuyas propiedades nacionalizó después del 1 de enero de 1959 la naciente Revolución cubana liderada por Fidel Castro.

UE: primer socio comercial de la Isla

Por otro lado, Navarro indicó que la Unión Europea es el primer socio comercial de Cuba, y que solo en el 2018 el intercambio mercantil entre las partes supuso un total de 2 mil 600 millones de euros (unos 2 mil 920 millones de dólares). Sin embargo, la aplicación extraterritorial de la ley estadounidense restaría incentivos a los empresarios europeos a invertir en la isla, añadió.

Dados los graves perjuicios que la maniobra jurídica de EE.UU. podría causar a numerosas e importantes empresas europeas que operan en Cuba, la Comisión Europea ya advirtió a Washington sobre las represalias que podrían llevar a cabo desde el bloque para compensar el impacto negativo sufrido.

A través una carta firmada por Federica Mogherini, alta representante de Exteriores de la UE, y Cecilia Malmström, comisaria de Comercio, Bruselas avisó que recurriría “a todos los instrumentos a su disposición, incluida la cooperación con otros socios internacionales, para proteger sus intereses”, incluyendo “la posibilidad de iniciar un procedimiento ante la Organización Mundial del Comercio (OMC)”.

Noticias relacionadas
Share
Share