Dos millones que mueven un central

10
622
El Pelotón Mixto 8, al igual que otros pelotones, no cuenta actualmente con el balance de recursos necesarios por combinada, la cual precisa de dos tractores con igual cantidad de remolques./ Fotos: Juan Carlos Dorado
El Pelotón Mixto 8, al igual que otros pelotones, no cuenta actualmente con el balance de recursos necesarios por combinada, la cual precisa de dos tractores con igual cantidad de remolques./ Fotos: Juan Carlos Dorado

Detrás de cada resultado industrial permanecen los rostros de las personas que lo hacen posible. Las maquinarias suelen procesar las materias primas y convertir el esfuerzo en números fríos y utilidades. Levantar el velo de anonimato que se cierne sobre el obrero, el técnico, el profesional…es tan necesario, como suplir las necesidades sociales con esas producciones.

La caña que muele un central se traduce para la mayoría, en azúcar consumible y comercializable, en dinero que vemos o no. Cuanto sucede antes de que esa caña llegue a la industria es tema olvidado, al menos gran parte del tiempo. Escondidos tras los buenos resultados del central Ciudad Caracas, ubicado en el municipio cienfueguero de Lajas, están los trabajadores que convierten su sudor en algo tangible.

La combinada Case de estera permite cortar caña en terreno mojado./ Fotos: Juan Carlos Dorado
La combinada Case de estera permite cortar caña en terreno mojado./ Fotos: Juan Carlos Dorado

Desde el 1ro. de diciembre, fecha marcada para el inicio de la zafra y hasta ahora, “Ciudad Caracas” se ha posicionado entre los cinco mejores ingenios del país. A 67 días de zafra (jueves 9 de febrero) “el plan de azúcar física de 14 mil 636 toneladas (t) presentaba un incremento de 2 mil 576 t gracias al esfuerzo continuo de todo el personal. Además, hemos sobrecumplido el porcentaje de rendimiento, pues de de 9,2 está en 9,91”, asegura Ariel de los Santos Álvarez, jefe de zafra.

Cortar un millón de arrobas en tan solo 39 días de la presente zafra puede ser difícil, agotador; pero derribar dos (que equivalen aproximadamente a 22 mil toneladas) en ese mismo tiempo, es casi titánico, y no depende únicamente de la calidad de la combinada tipo Case o KTP con que la se corta. Depende del hombre, de los hombres…

Alexei Román López es ese alguien que ha conseguido tocar los dos millones que tanto desea. Él es una parte importante de los cuatro operadores del Pelotón Mixto número 8 que laboran con dos combinadas brasileñas del tipo Case: una de gomas y la otra, recién estrenada, de esteras, que permite el corte en terreno mojado. Ellos pertenecen a la Unidad Empresarial de Base Atención al Productor Azucarero (UEB-APA) Ciudad Caracas.

Foto: Juan Carlos Dorado
Foto: Juan Carlos Dorado

Toqui, como suelen llamarle, pasa casi diez horas cortando caña, derribando el muro verde y amarillo que se levanta ante sus ojos desde hace 16 años. La combinada roja que opera desequilibra el estado de quietud de las cañas, las doblega, las trocea. El campo uniforme y elevado se trasmuta en llanura despoblada y el aire se salpica de trocitos de paja que semejan esquirlas, que hieren la piel con el recuerdo de la comezón, que simplemente pican.

Ese es el escenario de los cincuenta y tantos días de zafra que Alexei decidió vivir cuando terminó el Servicio Militar. Primero trabajó como mecánico: “Entré de mecánico, pero las combinadas me llamaban la atención y me gustaban, luego aprendí y ya. Pasé seis años en las KTP y nueve en las Case, donde he pasado por tres máquinas diferentes. Desde entonces toda mi vida ha sido maquinaria”, dice.

Alexei Román López es el operador de combinadas Case con mejores resultados en la presente zafra en Cienfuegos./ Fotos: Juan Carlos Dorado
Alexei Román López es el operador de combinadas Case con mejores resultados en la presente zafra en Cienfuegos./ Fotos: Juan Carlos Dorado

Con el ruido de la Case de fondo, Toqui afirma que tales resultados no son solo suyos sino de todos. “Sin el colectivo que me apoya es imposible; intentamos aprovechar el tiempo lo más que se pueda. La zafra tiene sus tropiezos, pero esta no me ha dado problemas. Estamos enfrascados en cumplir y mantener al ‘Caracas’ entre los primeros del país”.

Normalmente la tonelada de caña cortada se paga, cuando se cumplen todos los índices, a 90 centavos. No siempre cada engranaje de la industria está perfectamente engrasado; las fallas del proceso determinan cuánto se les paga a los hombres que cortan la caña: “el salario inspira, pero tenemos un sistema de pago que no depende de nosotros. Muchas cosas nos quitan dinero, por ejemplo, cuando se detiene el central o se rompen los camiones disminuye el pago y eso es injusto cuando tu trabajo está bien hecho”, alega.

A pesar de las afectaciones que la sequía impuso en la calidad de la caña de esta cosecha, las posibles roturas de la combinada, la ausencia de recursos como un tractor con dos remolques autobasculantes (el balance estima que son dos tractores por combinada), y de los problemas con el salario, Alexis espera jubilarse como operador-mecánico y seguir, hasta que pueda, derrumbando los muros verdes de las cañas cienfuegueras.

10 Comentarios

  1. Muy bueno este artículo, este sector está integrado por trabajadores abnegados que deben ser estimulados día a día por todo el sacrificio que su trabajo conlleva.

  2. Así son los hombres agroindustriales del azúcar y se confirma en la frase que dijo nuestro Comandante Fidel en una ocasión….”Es difícil encontrar otro sector que sienta tanto amor por su industria y su tarea como el de los obreros azucareros“..

  3. Muy bueno el artículo de la periodista. Detrás de cada resultado productivo existen personas como toqui que demuestran su amor por lo que hacen, aún más en un trabajo como ese que requiere de mucho sacrificio y entrega. Felicitaciones para él y todos aquellos que diariamente dan lo mejor de sí, como bien dice la periodista, …derrumbando los muros verdes de las cañas…

  4. La dedicación y entrega de Toqui es el ejemplo que se debe seguir no solo para los resultados de la Empresa Azucarera que es tan difícil y que lleva tanta consagración sino en todas las profesiones y oficios ,es demostrar entrega y consagración al trabajo.

  5. Felicitar primeramente a Toqui y hacerlas extensivas a su colectivo.
    Es realmente una labor admirable la que desempeñan, que merece el reconociento de cada cubano.
    Esa dedicación y entrega por su trabajo es lo que posibilita que se cumplan las metas….

  6. Muchas felicidades a Toqui, asi deben ser nuestros operadores cañeros, entregados a su trabajo y siempre sentir ese amor a lo que se hace, mis respetos

Dejar respuesta