¿Dónde estará la autoridad? | 5 de Septiembre.
mar. Nov 12th, 2019

¿Dónde estará la autoridad?

La mayoría de la ciudadanía cree en la necesidad de aplicación severa de las leyes, estrictas normas difíciles de violar so pena de acciones legales rotundas y ejemplarizantes. /Foto: Ilustrativa

La mayoría de la ciudadanía cree en la necesidad de aplicación severa de las leyes, estrictas normas difíciles de violar so pena de acciones legales rotundas y ejemplarizantes. /Foto: Ilustrativa

Como relámpagos de una tormenta que se avecina, aparecen unas tras otras las informaciones que alertan y alarman, no solo en Cienfuegos, sino en toda la geografía del país. Las secciones de cartas a los periódicos de tirada nacional, la de nuestro semanario con los SMS: abarrotadas con un abanico de quejas (que casi siempre redundan en quienes tienen que exigir porque se cumplan los códigos o se preserve el orden, sobre todo en los niveles más frágiles de la “cadena de mando”), accidentes de tráfico por ingestión de bebidas alcohólicas, indisciplinas sociales, maltratos, ilustran hoy, en buena medida nuestro panorama cotidiano ante los ojos del mundo.

El respeto a las probables regulaciones por parte de las autoridades actuantes, en unos u otros lugares, ha sufrido un serio deterioro, lo cual supone un real peligro para el necesario ordenamiento de la sociedad y para la imprescindible cultura cívica, tan maltratada en los últimos tiempos.

En varias ocasiones escuchamos criterios comparativos entre la conducta ciudadana de los cubanos y la de otros pobladores en distintas urbes del mundo. ¿Es que acaso son allá más cultas las personas? Y más aun ¿fue de forma espontánea que ellos alcanzaron la costumbre (por solo citar un ejemplo) de no lanzar una simple lata de refresco en la calle? ¿Es que tuvieron tal vez más opciones educativas, más escuelas, mejores maestros?

En este sentido, nos inclinamos por encontrar una respuesta que está más apegada a la aplicación severa de las leyes, estrictas normas difíciles de violar so pena de acciones legales rotundas y ejemplarizantes, dolorosas además para los “bolsillos” de los infractores. Y no podemos olvidar las excelentes campañas comunitarias y medioambientales, que derivan en formas idóneas y simbióticas de manifestarse, tanto en un ámbito individual como colectivo.

¿Pero qué pasa con la agresión, las faltas, la violencia hacia las personas que conviven en nuestro entorno (sobre todo las mujeres)? Todos los implicados en este asunto tienen) que tomar las riendas en un asunto, que reviste mucha complejidad, y que en el presente ha adquirido una nueva dimensión. Hay que repensar y reflexionar sobre todo en las regulaciones que parten de que los atentados personales o los homicidios son juzgados por igual, independientemente de la relación que exista entre el género y el motivo de quien los cometa. Si bien los índices de violencia y homicidios en Cuba, comparados con otros países latinoamericanos es mucho menor, no es menos cierto que, cuando ocurre un hecho repudiable y grotesco (y criatural) la población entera enciende las alarmas.

Actualmente, de acuerdo con el Informe de Cuba sobre el enfrentamiento jurídico-penal a la trata de personas y otros delitos relacionados con la explotación o con el abuso sexual (2015), en el país funcionan 173 Casas de Orientación a la Mujer y la Familia (COMF), que es adonde acude gran parte de las personas violentadas; además de otra serie de espacios comunitarios, entidades educativas y servicios de salud, que contribuyen a afrontar esta problemática. Sin embargo, la realidad demuestra que el sistema institucional es aún insuficiente para superar la cultura patriarcal predominante.

Para eliminar estos y otros males que atentan contra la salud y el bienestar social no basta con apostar al surgimiento de una conciencia cívica mediante el debate o la reflexión, que son primordiales, pero ineficaces la mayoría de las veces. La autoridad, las leyes nuestras deben, tienen que proyectar más contundencia, ser más rotundas y ejemplarizantes, sobre todo cuando el daño afecta directamente a otros seres humanos. Solamente de ese modo podrán ganarse la total confianza de la gente que se ampara en ellas.

Noticias relacionadas
Share

2 comentarios en “¿Dónde estará la autoridad?

  1. Falta de actuacion de la policia ante infracciones menores como la red de inspectores en la imposicion de multa ante lamala actuacion de la poblacion en arrojar basura, escombros, malas palabras ,etc. unido a una debil educacion de los padres. ingestion de bebidas alcoholicas y venta de cigarros a menores a pesar de existir prohibiciones a tal efecto. poca senalizacion en las carreteras, mal estado de las vias y carencia de un efectivo plan de vigilancia y prevencion de la policia en estas. pero esto se sabe desde hace varios anos pero no se actua ni se exige a los diversos niveles de gobierno y autoridades encargadas de hacer cumplir las leyes

  2. Las leyes están muy flexibles en cuanto a los casos de violadores, acosadores sexuales, y Asesinos….Con el cuento de que mato y al final a mi no me matan se ha incrementado la violencia en Cuba, y Cienfuegos ha sido un ejemplo vivo de violencia contra las mujeres y no se toman las medidas que realmente estábamos acostumbrados….Mano dura en los Tribunales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles

Share