Donan juguetes en Cienfuegos a niños con trastornos oncohematológicos

1
732
La donación de juguetes a niños con trastornos oncohematológicos en Cienfuegos, se convirtió en una gran fiesta. / Foto: Dorado
La donación de juguetes a niños con trastornos oncohematológicos en Cienfuegos, se convirtió en una gran fiesta. / Foto: Juan CarlDorado

Con juguetes, música y otros regalos fueron agasajados este viernes unos 40 niños de la sala de Oncohematología del Hospital Pediátrico Paquito González Cueto, de Cienfuegos, como parte de la donación realizada por trabajadores del Grupo Empresarial de Comercio y entidades de la Industria Alimentaria en la región centro sur de Cuba.

Según Lisbel Aguilar Lezcano, directora de la institución de salud, “la actividad involucra, especialmente, a niños que padecen enfermedades crónicas, con limitaciones para el desarrollo de sus vidas. Las patologías oncohematológicas producen mucho sufrimiento y requieren un tratamiento muy riguroso. Por eso es importante efectuar con frecuencia iniciativas similares, en aras de que se sientan como los demás pequeños”.

Representantes de establecimientos emblemáticos de la gastronomía y los servicios en la ciudad de Cienfuegos, participaron en la entrega del donativo, precedido por la actuación de la cantautora Rosa Campos y otros proyectos culturales.

“La idea surgió de la administración y el sindicato del Grupo Empresarial de Comercio en la provincia, apuntó Juan Marrero Reyes, especialista de la entidad. Convocamos a restaurantes, cafeterías y a la cooperativa no agropecuaria Pinos Altos. Los obsequios son un gesto espontáneo de sus trabajadores”.

En Cienfuegos, cerca de 140 niños reciben atención médica por enfermedades oncohematológicas: sicklemia, anemia, hemofilia, leucemia y  otras patologías vinculadas al cáncer.

“Nuestro deber es procurar una estancia más agradable para ellos, brindarles una atención diferenciada y contribuir al incremento de su calidad de vida”, sostuvo María Eugenia Santa Cruz Leonard, enfermera de la sala de Oncohematología del Hospital Pediátrico Paquito González Cueto.

Los padres agradecieron la realización de este tipo de actividades. “Nos saca un poco de las continuas consultas, es otro espacio para socializar y conversar, pues varios de los pequeños conviven desde que eran recién nacidos”, alegó Yamilé Acosta Chong, mamá.

Alegre por los regalos recibidos y la actuación de los payasos, Leonard Alberto Rubain, como muchos de los niños, pidió repetir ese festejo de la manera más enfática y abierta posible: ¡Ojalá!

 

1 Comentario

  1. Realmente muy conmovedor Roberto, ojala este artículo promuevan más los sentimientos a otros sindicatos de otros sectores; a realizar una obra tan humanitaria por los niños de nuestra provincia que padecen de estas penosas enfermedades.

Dejar respuesta