Dinero fácil: salud en riesgo

2
413
Pesca furtiva en una presa cienfueguera. La mercancía fue decomisada. / Foto: Onie

Hacerse de dinero fácilmente, violando las leyes y regulaciones establecidas, poniendo en riesgo la salud y hasta la vida de los consumidores, es la intención de los pescadores furtivos, quienes, indiferentes al daño que puedan causar, ofrecen algunas de sus mercancías.

Esta práctica no es novedosa. Existe desde hace mucho tiempo, desafiando incluso la labor del personal adscrito a la Oficina Nacional de Inspección Estatal (Onie), que en el caso de Cienfuegos cuenta con numerosos funcionarios de vasta experiencia.

Tal como explicó Orlando Díaz Padrón, director de dicha entidad, esta atiende toda la inspección pesquera y el cumplimiento de las regulaciones de acuerdo con el decreto ley 164, Reglamento de Pesca, surgido en 1996.

“En la práctica, nuestro cuerpo de inspección, en el ejercicio de sus funciones, ha enfrentado las ilegalidades que violan el Reglamento de Pesca del país y, en lo que va de año, impuso multas por valor de 63 mil 350 pesos, decomisó 750 kilogramos de productos pesqueros, entre los que se encuentran la langosta, el camarón y pescado, 730 redes, dos medios navales, una tarraya y 12 medios de pesca submarina”.

Mariscos como el camarón y la langosta, procedentes de nuestras aguas y de provincias cercanas, han sido también decomisados por los inspectores./Foto: Onie

De acuerdo con el funcionario de la Onie, esta provincia se encuentra en una zona de menor interés pesquero, por carecer de un hábitat favorable para los peces.

Quiere esto decir que el camarón decomisado, en su mayoría, procede de Tunas de Zaza, Sancti Spíritus, desde donde los comercializadores ilegales lo trasladan a Cienfuegos para el comercio, principalmente el vinculado a paladares y casas de renta.

“Hemos decomisado en 2018, 264 libras de camarón procedentes de esa provincia. Es pertinente advertir que, los propietarios de vehículos utilizados por estos traficantes, algunos rentados y otros como taxis particulares, por prestar dichos servicios corren el riesgo de que les sean decomisados sus carros, como ya ocurrió con 6 de ellos en los últimos 10 años”.

Paladares, objeto de atención

Durante inspecciones realizadas en diversas paladares, se detectaron violaciones de lo establecido en este sentido. A la llegada de los inspectores, las personas recurren al engaño, escondiendo los productos ilícitos en escondrijos dentro o fuera de su casa, pero no en las habitaciones declaradas para tal fin.

Otros modos de actuación, consisten en utilizar casas de vecinos o socios para guardar la materia prima ilícita; empleo de medios químicos preservantes, disponibles solo en las empresas estatales para, en caso de que los productos pesqueros sean llevados al laboratorio, parezcan de procedencia industrial.

Sin asegurar su calidad, los dedicados a esta labor venden estos fi letes de pescado sin proteger
la salud del consumidor./Foto: Onie

Según afirma el director de la Onie, nuestra plataforma insular ha decaído sensiblemente. Tanto es así, que 30 años atrás se capturaban 22 mil toneladas de pescado, cifra que ha disminuido en la actualidad en un 50 por ciento.

De esto se desprende, agrega Díaz Padrón, que hay que proteger a toda costa las especies marinas y enfrentar a los pescadores ilegales que las dañan en beneficio propio. Tal es el caso de la biajaiba, la cherna criolla —que ya no se captura—, el pargo criollo y el tiburón, especies reducidas sensiblemente en la zona.

Convencido de la importancia de la labor que realiza el personal de la Onie, su representante en Cienfuegos afirma que no solo los inspectores de la pesca enfrentan estas ilegalidades.

“Lo hacen también las fuerzas del Ministerio del Interior, guardafronteras, y supervisores integrales para el comercio ilegal; estos últimos, incluso, realizan operativos. Y añade: No podemos dejar de mencionar, por su importancia, las informaciones que aporta la población cuando detecta una actuación ilícita que perjudica los intereses de la Revolución, es decir, de la población en su conjunto”.

Mariscos como el camarón y la langosta, procedentes de nuestras aguas y de provincias cercanas, han sido también decomisados por los inspectores./Foto: Onie

El cuerpo de inspección, en el ejercicio de sus funciones, ha enfrentado las ilegalidades he impuesto
multas a los infractores, así como el decomiso de las artes de pesca empleadas./Foto: Onie

 

2 Comentarios

  1. Es una pena que hechos como ese ocurran en nuestra provincia, pero se podría evitar si existiera un suministro permanente de productos del Mar en los establecimientos del estado, lo cual no se ve hace muchos años , son problemas que pueden ser resueltos . Solo un poco de organización, planificación y esfuerzo . No se si o publicaran en el 5 de septiembre.
    gracias.

Dejar respuesta