Díaz-Canel en el Parlamento: «No negociaremos la Revolución, ni nuestra soberanía»

Como un año «duro y desafiante» describió al año 2020 el Presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, quien pronunció las palabras de clausura del Sexto Periodo Ordinario de Sesiones de la Asamblea Nacional en su IX Legislatura.

Destacó, en su discurso, el hecho de que este jueves, 17 de diciembre, Gerardo Hernández Nordelo, fue electo miembro del Consejo de Estado.

También señaló que en 2019 «nos tiraron a matar», pero este 2020 cerró de golpe durante meses las puertas a la economía y la vida misma.

El impacto de la COVID-19 alcanzó momentos insoportables, junto al recrudecimiento del bloqueo. «Ellos insistieron en matarnos, pero nosotros insistimos en vivir y vencer. Es el destino de este pueblo, crecerse con los desafíos», dijo Díaz-Canel.

Igualmente señaló que en la esencia y los genes del cubano se encuentra la fuerte identidad del criollo. «Está en las sucesivas generaciones que dejaron sangre hasta la victoria”.

En estos meses de pandemia hemos sido testigos de hazañas cotidianas en personas de todo tipo de oficios, y hasta en los niños, señaló el mandatario, quien resumió que cada jornada fue de crecimiento y aprendizaje «pero jamás nos alcanzó el desánimo».

Frente al heroísmo de una nación entera, se siente vergüenza cuando el cuerpo pide un descanso.

El nuevo coronavirus ha sido un nuevo desafío en medio de la crisis impuesta por el bloqueo.

En la ciencia y la medicina se implataron récords con la entrega individual y colectiva, señaló Díaz-Canel, quien apuntó las cifras de test realizados, total de contagios y que no han habido muertes por COVID-19 ni de embarazadas ni de niños.

Se lograron seis prototipos de ventiladores pulmonares.

Un principio humanista inseparable de la Revolución, la vida humana, está en la base de la estrategia nacional contra la COVID-19, que ha llegado a más de 39 países.

El acoso de Estados Unidos contra otros países que solicitan el apoyo del Contingente Henry Reeve, ha sido tremenda. Pero la candidatura al Premio Nobel de la Paz desde los más diversos lugares del mundo, reconoce la entrega de nuestros profesionales de salud.

Agradecemos que algunas de las mentes más brillantes de nuestro país, permanecieran aportando desde las plataformas digitales a este contexto preñado de urgencias. Nunca es poco lo que se aporta para el destino de la nación.

A los que hoy cumplimos el deber de gobernar, nos obliga a rectificar mientras avanzamos. Aprender a tomar decisiones a partir de los saberes colectivos, siempre aporta.

En medio del peor escenario, se han concluido inversiones en importantes sectores de desarrollo. Se aprobaron 29 proyectos de inversión extranjera.

No renunciamos a hacer crecer la economía, en el periodo del 2022 al 2026.

Igualmente comentó que este año de pandemia fue enfrentado con condiciones excepcionales en la economía, en cuyo diseño del plan se había previsto, aun en medio de fuertes restricciones, alcanzar un crecimiento en el entorno del 1%.

Se estima que el PIB de Cuba decrezca 11%.

En medio de ese escenario –continuó– se han hecho importantes inversiones en sectores como la vivienda, el turismo y la producción de alimentos, y se puso en marcha la primera bioeléctrica del país.

Se aprobaron cinco nuevos usuarios en la Zona Especial de Desarrollo Mariel, que ya acumula 55 negocios.

El próximo año se espera un proceso gradual de recuperación de entre 6 y 7%.

El plan de inversiones se incrementa en 22% e incluye entre las prioridades el impulso a las inversiones en la Zona Especial de Desarrollo Mariel, el incremento de las ventas de las empresas nacionales a esa área estratégica, y la participación de la industria nacional como proveedor de las tiendas que comercializan productos en MLC.

La Tarea Ordenamiento es lo más complejo que enfrentaremos, pero más complejo sería posponerla.

Los ministros explicarán cuanto sea necesario.

Existen grandes dudas en cuanto a los salarios y la tarifa eléctrica, a lo cual podríamos responder con los grandes subsidios que mantendremos.

Pero se revisará, lo que se deba revisar; y se corregirá lo que deba ser corregido. La Revolución insiste en que no se dejará a nadie desamparado.

También se refirió a las crecientes manipulaciones y presiones sobre el cumplimento del cronograma legislativo que responde a la Constitución.

Señaló que en esta sesión se aprobaron dos importantes leyes, objeto de ardua elaboración, sobre todo después de un amplio proceso de consulta.

Con estas leyes se han aprobado un total de 10 este año, en el que la pandemia ha obligado a readecuar el cronograma previsto.

Sobre el Código de las Familias, confirmó el empeño de avanzar todo lo necesario pese a las circunstancias actuales. Esta norma requiere de consenso social, y el grupo de trabajo ha realizado una ardua labor en la definición de las políticas fundamentales, señaló.

Este ha sido el cuarto y último año de un gobierno estadounidense con un marcado compromiso con sectores anticubanos. La intención de ponernos de rodillas, romper la resistencia de la Revolución y obligarnos a hacer concesiones ha sido un fracaso rotundo».

El presidente cubano precisó que la guerra económica se ha dirigido contra las principales fuentes de ingreso y el suministro de combustible.

«Asfixiar el desempeño económico del país sumando nuevas medidas al efecto del bloqueo como el ataque a las remesas, la activación del articulo III de la ley Helms-Burton, limitaciones de viajes, acoso a transacciones financieras y campaña de presiones contra terceros países para que no soliciten los médicos, aunque los necesiten, llevan la marca Trump.

«En foros internacionales, hemos argumentado con amplios detalles el costo para la Isla de esa política, en despiadada voluntad durante la pandemia. El bloqueo económico es moral y legalmente insostenible.

Eso lo saben políticos norteamericanos con los cuales hemos intercambiado a través de los años. «Argumentan que existen discrepancias políticas, y claro que las hay, pero eso no le otorga a ese país el derecho de imponer su voluntad en esta tierra y en este pueblo.

Mantenemos la firme decisión de rechazar ese empeño. Estamos dispuestos a discutir sobre cualquier tema, pero no estamos dispuestos a negociar la Revolución y nuestra soberanía. Los principios no estarán nunca sobre la mesa de negociaciones». (Tomado de Granma)

5 de Septiembre

5 de Septiembre

El periódico de Cienfuegos. Fundado en 1980 y en la red desde Junio de 1998.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Compartir