Diana o la agonía del transporte en Cienfuegos

21
1104
Aunque las Diana solventan la crisis, el propio Gobierno del territorio ha reconocido la ineficacia de dichos ómnibus para el traslado de grandes cantidades de personas./Foto: Glenda Boza

“La guagua es la caja, y nosotros, los fósforos”, le espetó la señora al muchacho que la apretujaba contra el asiento, en su intento por comprender la incómoda situación. Diana era el tipo de ómnibus donde viajaba, pequeño, con menos de 30 asientos, y todavía escasos como para asumir la transportación urbana en la ciudad de Cienfuegos.

Durante el pasado año, unos catorce vehículos de esta marca comenzaron a circular en el municipio cabecera, de los 650 producidos para el país en la fábrica Evelio Prieto, de la provincia de Artemisa. Otra decena, contratada, se incorporará en el transcurso de 2017. Pero lo que al principio fue visto como “alivio” o “paliativo”, hoy tiende a lo agónico.

Su limitada capacidad condiciona la exaltación de las personas, en triste forcejeo por montar a la guagua. Ocurre, especialmente, en los horarios pico, cuando transita el mayor número de trabajadores y estudiantes, de camino a sus centros en la mañana o de regreso a casa en la tarde.

Atropellos, golpes, escándalo, hacinamiento…convierten ese “respiro” en una experiencia asfixiante. “Diana” demuestra, en lo cotidiano, ser poco funcional para cargar con el transporte público de Cienfuegos. La inestable presencia de ómnibus grandes en varias rutas del perímetro urbano, solo empeora su cometido.

Tras larga espera en la parada, es casi natural que la gente procure hasta malabares para acceder a la única guagua en horas. Incluso, muchos prefieren ir apiñados contra la puerta antes que tomar a pie el rumbo a su destino. No por gusto suelen escucharse anécdotas, un tanto jocosas, sobre portazos, pellizcos y lesiones “severas” en las Diana.

Algunas personas llaman a estos vehículos “las aspirinas”, en referencia a su rol de “bálsamo”. Pero, en realidad, los pasajeros se ven obligados a viajar como sardinas en lata, y comportarse a la altura del momento. Significa: reclamar el espacio aunque sea imposible.

“¡Ay, por favor, hagan un huequito que me están apretando!”, grita una boca pegada al cristal de la puerta, algo arrepentida de su decisión.

“¡Señora, en el huequito hay una anciana, y es chiquita!”, responde desde el centro de la guagua un hombre esbelto, doblegado por la eventual circunstancia.

Similares episodios marcan la vida de los cienfuegueros, en una ciudad sin quince con el transporte público. En mi infancia solía decirse que estaba malo, y aún el pueblo lo aprecia igual. Aunque las Diana solventan la crisis, el propio Gobierno del territorio ha reconocido la ineficacia de dichos ómnibus para el traslado de grandes cantidades de personas.

Sin embargo, pese a la censura popular, el “alivio” o “paliativo” representa hasta ahora la única salida tangible a tan viejo problema en la región centro sur de Cuba. No queda otra opción, entonces, que sobrellevar las molestias: viajar como sardinas, sí, pero civilizadamente. Ese sería mi consejo para la señora que, tras vivir su aventura en la Diana, vociferó, con enfado y toda desgreñada: “¡Niño, esto no es pa’ la ciudad, esto es pa’l campo!”.

21 Comentarios

  1. Sinceramente muy bien el articulo, quiero acotar algo y creo que es esencial, las dianas fueron concebidas en cienfuegos como medida paliativa para mejorar el transporte local e intermunicipal, sobre todo en la terminal de la cabecera provincial, no asi en los demas municipios, transporte local para ayudar a los omnibus Yutong en las rutas y horarios criticos, y comenzo asi, lo que como cubanos al fin se han quedado las Yutong y las pobres Dianas les ha tocado casi todo, ejemplo la ruta 3, y en verdad es una odisea, pero como respuesta al transporte fuera de la cabecera provincial, digase, guaos, pepito tey, guabairo, la sierra y demas ha sido de gran beneficio, antes de las diana existian las guaguas Giron con 30 años de uso, de gasolina, que hacian el viaje a pepito tey en 1 hora, y son 15 Km, asi que piensen nada mas, en fin, cada cosa tiene su uso, y las diana no son para el transporte urbano, y mucho menos en una ciudad como cienfuegos

  2. Sin embargo en La Habana reciben cada año unos 90 ómnibus nuevos, según pude conocer en un programa televisivo reciente. Ojalá nos dieran algunos de segunda mano, aunque allá insisten en que los que tienen son insuficientes.

  3. Al fin un articulo donde se reconoce la ineficacia de la Diana. felicidades al periodista. Ojala se replique en las demas provincias para que sea una sola voz de solicitud de modelos mas grandes. SAludos

  4. Roberto saludos . mira yo efectivamebnte vivo en sta clara . pero VIvi en cienfuegos por muchos años desde 1990 hasta 1999 alli encontre el amor y tuve un hijo que aun vive alli y voy cad rato por esa ciudad que tanto me gusta pues como ustedes y el Benny digo que esa es la que mas me gusta ami . te comento que en los 90 vivia en oburque , y trabajaba en Cayo loco y fueron muchisismas las veces que que hice apie ese recorrido pues solo habia una guagua , esperar una ruta 1 para entrar para oburke era una real tonteria y el trillito de la delegacion del policlinico de pastorita aoburke lo camine mcientos de veces .
    en cuba y en cualquier epoca desde que tengo uso de razon y tengo 51 años nunca ha habido 15 con el transporte en los años 80 estudie en la habana y habia una hemorragia de omnibus IKarus de aquellos que eran bastante grandes no muy comosdos pero grandes si y no alcanzaban .
    En sat Clara desde la epoca delas ICarus nunca ha habido guaguas grandes a en abundancia alguna que otra hyunday alguna ciferal o VW brasileña y mucho coche y motoneta , de esos que no vas tan apretao pero te sacan el buche por la boca cada dia . Cienfuegos es privilegiado en eso del transporte . por mucho tiempo tuvieron las yutones sangandongas aquellas que para llenarlas le faltaba ruta. y lo se pues no las veia llenas nunca o al menos no como lo que yo considero llena que es una Ciferal en nu na ruta 3 de Sta Clara als 500 en la universidad . Te aseguro que en cienfuegos no hay ninguna ruta mas compleja que esa 3 de Sta clara ni que la Rta 1 de sta clara y esas dos ahora estan funcionando con dianas verdad que no alcanzan pero bueno que es lo que alcanza , casi na nada . asi que yo creo qe debemos agradecer por las dianas y REPITO MI CRITERIO . Jala hubiera muchismas mas dianas y petroleo para moverlas en cantidades industriales .

  5. Roberto saludos . mira yo efectivamebnte vivo en sta clara . pero VIvi en cienfuegos por muchos años desde 1990 hasta 1999 alli encontre el amor y tuve un hijo que aun vive alli y voy cad rato por esa ciudad que tanto me gusta pues como ustedes y el Benny digo que esa es la que mas me gusta ami . te comento que en los 90 vivia en oburque , y trabajaba en Cayo loco y fueron muchisismas las veces que que hice apie ese recorrido pues solo habia una guagua , esperar una ruta 1 para entrar para oburke era una real tonteria .
    en cuba y en cualquier epoca desde que tengo uso de razon y tengo 51 años nunca ha habido 15 con el transporte en los años 80 estudie en la haban y habia una hemorragia de omnibus IKarus de aquellos que eran bastante grandes no muy comosddos pero grandes si y no alcanzaban .
    En sat Clara desde la epoca delas ICarius nunca ha habido guagaus grandes a en abundancia alguna que otra hyunday alguna ciferal brasileña y mucho coche y motoneta , de esos que no vas tan apretao pero te sacan el buche por la boca cada dia . Cienfuegos es privilegiado en eso del transporte . por mucho tiempo tuvieron las yutones sangandongas aquellas que para llenarlas le faltaba ruta. y lo se pues no las veia llenas nunca o al menos no como lo que yo considero llena que es una Ciferal en nuna ruta 3 de Sta Clara . Te aseguro que en cienfuegos no hay ninguna ruta mas compleja que esa 3 de Sta clara ni que la Rta 1 de sta clara y esas dos ahora estan funcionando con dianas verda que no alcanzan pero bueno que es lo que alcanza casi na nada . asi que yo creo qe debemos agradecer por las dianas y REPITO MI CRITERIO . Jala hubiera muchismas mas dianas y petroleo para moverlas .

  6. Al final las Dianas no son el problema, mas bien son un agradecido intento de solución. El problema está en que si se abre al pueblo un servicio y no se asegura la estabilidad del mismo, mas que una solución Ud está creando un problema porque al no tener seguridad, no se puede contar con ese servicio. Hace poco alguien me comentó que habría que quitar el viaje de las 9:00 pm de la ruta 2 Juanita-Reina porque casi siempre iba vacío. No imaginan a cuantas personas (yo entre ellos) les gustaría poder contar con ese viaje, lo que como siempre falla, Ud no puede esperar a esa hora para luego tener que caminar unos cuantos Kms. Por eso esperar ese viaje es como jugársela al “todo o nada” y la gente prefiere ir asegurando en otra cosa. Recuerdo que otrora, existían los ómnibus Retén para asegurar la frecuencia de viajes ante la rotura del equipo oficial, y así la población no sufría. No podemos pretender abrir una nueva ruta cada vez que nos entran un par de guaguas nuevas porque luego no tenemos stock para asegurar los fallos. Las Dianas saliendo a una frecuencia bien pensada pueden resolver el problema del transporte. Eso ya lo han demostrado cuanto todo ha funcionado bien (me considero un frecuente usuario del servicio). Pero en cuanto falla una, ahí mismo se formó la aglomeración. Cuando los que están autorizados a pensar, lo harán de una forma eficiente?

    • Marino, a “los que están autorizados a pensar”, muchas veces los autorizan, precisamente, porque no piensan de forma eficiente, o mejor dicho, eficaz. Gracias por su comentario.

  7. Que manera de reirme con los cienfuegueros mira que hablar mal de las dianas, claro acostumbraitos a las yutones imagínate, vengan para Sta clara para que vean lo que es un infierno trate de coger una ruta 3 a las 7.30 AM en dias laborales. Pero no por eso dejo de dar las gracias por las dianas que me libran no todas la veces peron si unas cuantas de caer en la garras de cocheros motoneteros y bicitaxeros, allí sí hay fauna jaja. En sta clara añoraríamos las yutonsonas grandes esas que hay en Cienfuegos pero aquí no hay, aquí es diana pa’rriba y diana pa’abajo y no nos hemos muerto, al contrario lo que hace falta es muchísimas más dianas y más combustibles y choferes pa’ que no fallen.

    • Bueno, amigo Machete, cada cual en su contexto. Como supongo vives en Sta. Clara, te explico que esas yutones apenas funcionan, medianamente estables, en dos rutas, la 1 y la 6; el resto, con Dianas, que son muy pocas, porque las yutones que tenían se las retiraron sin explicación para el pueblo. De manera que aquí, ciudad adentro, hacia los barrios, el transporte se vuelve difícil, poque salvo las Dianas, los coches hay que alquilarlos, y ni motonetas ni bicitaxeros. Así que para penas… todos. No obstante, como dice, ojalá y entraran más Dianas, y este tipo de ómnibus pudiera asumir con eficacia el transporte que demanda la ciudad de Cienfuegos, cosa que hoy no hace. Gracias por su comentario.

    • Amigo, la intención del comentario no es tirarle a las Dianas, sino poner el dedo en la llaga, a partir de las opiniones de cienfuegueros que toman este tipo de transporte diariamente al igual que esta servidora, no soporto las Dianas por incómodas para el transporte público, es real que resuelven el problema pero no por eso debemos dejar de ser realistas, a mi entender, el problema es de organización, distribución de los ómnibus en las diferentes rutas porque no es lógico que la ruta 1, que va hacia Punta Gorda, tenga guaguas cada 15 o 10 minutos, incluídas Dianas y Yutones, y la ruta 3 o la 2, hacia barrios periféricos como Junco Sur tengan sólo dos y estás sean las mal llamadas aspirinas. ¿Sabe usted cuántas personas se han accidentado en estos ómnibus? Queremos meter La Habana en Guanabacoa y no cabe, las Dianas aparecieron como guaguas de apoyo, siempre manteniendo los ya existentes, a día de hoy, estas son las únicas que circulan en algunos momentos del día, sabe cuáles, los horarios picos, entonces, tenemos razón en odiarlas y tenemos razón en protestar cuando a las 4 y media de la tarde, después de estar una hora en la parada, aparece una Diana, y créame que yo puedo ir caminando hasta casa, hay personas que no.

  8. El caso concreto, además de las vicisitudes que se pasan al montar en estas “aspirinas”, casi no es lo peor, lo peor ha sido el despilfarro económico que se hizo al optar por fabricar estas guaguas desde el principio, las primeras con una sola puerta; en vez de guaguas se fabricaron verdaderos infiernos, porque alguien que jamás ha montado en una Diana, así lo determinó, máxime para transporte urbano; ahora con el desgaste y la sobreexplotación, dentro de poco quedarán pocas funcionando. Lo más bonito de esto es que el plan de entrega de guaguas urbanas de Cienfuegos se cumplió y ahora lo aumentarán con otra decena que vendrá, con más de lo mismo, y los cienfuegueros seguirán con sus “aspirinas”, hasta que alguien de arriba se le ocurra entender que la situación del transporte en la Perla del Sur es caótica, pero lo peor es que habrá que esperar al próximo ciclo de reparto, para que Cienfuegos vuelva a tener guagua nuevas y no despreciando a las DIANAS, pues ellas para medios rurales quizás cumplieran un buena labor, sin embargo, ahora ni los rurales ni los cienfuegueros tendrán alivio y los millones de pesos gastados no cumplieron ni el objetivo ni las expectativas.

    • Kmilo, nuestro vino es amargo, pero …ya usted sabe. Esperemos, con esa esperanza y desenfado con que asumimos nuestra difícil cotidianidad, que al menos entren más Dianas, quizás entonces nuetras emociones cambien, y no tengamos que ir contra la puerta o esperar por gusto en la paradas, porque la guagua se llenó y no pudimos montar. Yo soy optimista, y creáme , hay que serlo para montarse en una Diana. Hablo por experiencia propia.

  9. El que no ha “montado” una Diana en la ruta 1 a las 5 de la tarde rumbo a Pastorita no sabe lo que es la vida, no funciona esa solución para una ruta en la que se mueve una gran cantidad de pasajeros!!! las puertas son muelas de cangrejo y desprenden un calor desde el piso metálico que asemeja un volcán en erupción!!!

    • Maga, yo he escuchado, como dije, de gente que ha sufrido hasta lesiones de consideración con los portazos de las Diana, porque las puertas cierran con mucha presión. Así que si vienes en una Diana de la ruta 1, te aconsejo no quedarte en la puerta.

  10. Roberto, el problema no son las Dianas, sino el transporte en general. Ese es el que está cáotico en Cienfuegos, a diferencia de otras provincias que han buscado algunas alternativas, aunque el fenómeno es nacional. Por muy insatisfactoria que pueda ser o parecer, una Diana es un Mercedes Benz comparado con un antediluviano coche de caballos. No obstante tener de medio básico un motor que a ratos camine y a ratos no, estoy obligado a montar Diana como todo el mundo, o casi todo el mundo, y a pagar dinerales al mes para transportar a mi familia en coches. Ojalá la ciudad se llenara de Dianas, para eliminar los coches, que son un verdadero desastre en el escenario urbano. Se debe abogar por la mejoría del transporte, pero no estoy de acuerdo en seguir atacando indiscriminadamente a las Diana. Es ya un lugar común que si entreviera en otros términos parecería una sinécdoque. Si bien no al nivel necesario, continúan fabricándose cada año. Si se redobla la producción de la fábrica, cual se prevé, es sinceramente la única alternativa que veo como posible salida de un túnel interminable. Lo demás sería morir entre las coces y las hecefecales. Tu agudeza característica te hará concordar conmigo en estos pareceres, o en al menos algunos. Tu compañero y admirador, no totalmente en este texto, Julio.

    • Julio, yo igual prefiero las Diana antes que los coches, pero creo ahora mismo son pocas como para hacerse cargo del transporte público en la ciudad de Cienfuegos, quizás también porque la distribución no ha sido la mejor, y se continúan favoreciendo algunas rutas por encima de otras; incluso, rutas que contaban con ómnibus grandes ya hoy no los tienen, se los retiraron, sin explicación alguna para la gente, como suele suceder. Pienso ahora mismo en la ruta 2, que es un verdadero caos, muchas veces con una sola Diana. Pero en fin, la opinión tiende a eso, es muy subjetiva, mi intención fue solo reflejar cierto descontento que percibí en agunas rutas que dependen del servicio de las Diana. Y por otro lado, hasta el Gobierno de la provincia ha reconocido que ahora mismo no constituyen una garantía para el traslado de personas en la ciudad, sobre todo en horarios picos. De cualquier modo, Julio, gracias por tu apreciación, siempre es bueno confrontar criterios distintos.

  11. Si las dianas son aspirinas y se viaja como sardinas, que dirán quienes viajan a pasacaballo o rancho luna, como llamaríamos a esa especie de hibrido entre un camión y un ¨contenedor¨(realmente los contenedores son mucho más grandes) o puntos de ventas. Claro quienes toman esas decisiones, no utilizan esos medios de transporte

  12. Roberto. Buen comentario, los ómnibus Diana como se puede apreciar no solucionan el problema, yo recuerdo que antes habían los llamados acordiones, salieron de ciculacion pero en estos mismos momentos, con la situación que sufre Cuba en el transporte por qué no los reparan para ayudar la población, o los canibaliaron tanto que no se pueden reparar, que esto se pueda ejecutar porque si renuevan los camiones por qué no los ómnibus, no se puede esperar que caigan del cielo, hay que inventar y reinventar para ayudar a la población. Me imagino una mujer embrazada, tambien se puede ver la decadente educación, que se está manifestando, y no hablo del nivel escolar si no de la que recibimos en casa, la mujer que dijo que las dianas eran para el campo, siento decirle que usamos guarandigas y mulos.

Dejar respuesta