Día Mundial del Correo: del caballo a la internet en pos de la comunicación
lun. Oct 21st, 2019

Día Mundial del Correo: del caballo a la internet en pos de la comunicación

El uso de las nuevas tecnologías e internet en el correo permite rastrear los envíos desde el exterior. /Foto: tomada de Cubadebate.

El uso de las nuevas tecnologías e internet en el correo permite rastrear los envíos desde el exterior. /Foto: tomada de Cubadebate.

Desde su aparición, como necesidad, el correo sirvió de puente de comunicación entre los hombres y los pueblos, además de difusor de ideas y conocimientos de otras culturas. A lo largo de la historia de la humanidad, ha desempeñado un papel importante e influyente en el desarrollo de un gran número de acontecimientos.

En la antigua Persia se servían de personas a caballo para enviar mensajes escritos. Con tal finalidad, establecían postas donde efectuaban los relevos y el cambio de montura por una que estuviera descansada. Los romanos incorporaron este método para crear su propia red de comunicación basada en postas o puestos de control, debido a lo cual al Correo también se le conoce como Servicio Postal.

En Cuba, la puesta en marcha de esta importante prestación se remonta a 1754, cuando el 26 de agosto de ese año se autorizara por Real Orden la creación del servicio de Correo Interior, por cuenta y riesgo de la Hacienda Pública.

De esa manera, la Mayor de las Antillas incorporaba uno de los recursos más importantes y útiles para la sociedad el cual, no obstante el decurso del tiempo y su evolución hacia nuevas formas, resulta todavía imprescindible.

Cartas, telegramas, tarjetas, documentos, libros, bultos, viajan a diario de un lugar a otro por medio de ese sistema capaz de acortar hasta las más extremas distancias y de transportar hacia todos los puntos de la geografía universal la amplia gama de emociones humanas.

Relacionado: El cartero llama… ¿para cobrar?

El desarrollo de la navegación, el ferrocarril, la aviación y el transporte terrestre coadyuvaron también a la eficacia y eficiencia del correo, que hoy día alcanza su expresión más compleja en el correo electrónico y la mensajería online o a través de dispositivos móviles.

Por medio de esos novedosos recursos, millones de personas pueden interactuar e intercambiar ideas y conocimientos en breves lapsos, o al instante. Sin embargo, tales avances no han marcado la muerte del servicio postal y este continúa siendo un importante medio de comunicación.

Por tal razón, la UNESCO escogió el 9 de octubre para la celebración del Día Mundial del Correo, pues en igual fecha de 1874 se establecía la Unión Postal Universal (UPU), la cual pasó a ser un organismo especializado de Naciones Unidas en 1948. El propósito de este Día Mundial es concienciar sobre el papel del sector postal en la vida cotidiana y su contribución al desarrollo social y económico de los países.

Según datos de la UPU, los servicios postales del mundo entero procesan y entregan cada año alrededor de 368 mil millones de cartas y 6 mil 400 millones de paquetes. También suministran inestimables servicios bancarios y electrónicos con el objetivo de estrechar la brecha financiera y la digital entre los países, y cumplir así con las crecientes necesidades de los clientes. 

Relacionado: Correos acerca sus servicios a los clientes

Tal como asevera en su mensaje el Director General, Bishar A. Hussein, los servicios postales pueden minimizar los riesgos y aprovechar las oportunidades al emprender reformas. “Deben reinventarse, adoptar la digitalización, redefinir sus propuestas de valor y desarrollar nuevos productos y servicios. Además, necesitan apoyo político e inversiones, así como un marco regulatorio adecuado para sus actividades”, expresó.

En Cuba muchos servicios postales se han digitalizado. El uso de las nuevas tecnologías e internet ha permitido, por ejemplo, el rastreo de los envíos desde el exterior o el envío de giros dentro y fuera del territorio nacional.

Bien por medio de Internet o del transporte marítimo, aéreo o terrestre, el correo es expresión del devenir de las civilizaciones. Optimizar su uso y el alcance de sus facilidades es uno de los retos de la época actual, pues contribuye a la eficacia económica de los países, posibilita la integración de los mercados y constituye un facilitador en el comercio entre los pueblos

Noticias relacionadas
Share
Share