Derrumbre avisado… ¿mata soldados?

3
1066
Esta edificación forma parte del Centro Histórico Urbano de Cienfuegos, declarado por la UNESCO como Patrimonio Cultural de la Humanidad. / Fotos: Dorado
Foto: Juan Carlos Dorado

“No es mi culpa que al igual que la vieja luna, me quede una mitad en la sombra, que nunca podrá verse desde la Tierra”, dice el verso de uno de los Poemas sin nombre, de Dulce María Loynaz, y serviría de mucho si fuéramos a escribir un ensayo literario o una crónica de época. Pero el trabajo periodístico, muchas veces, va más allá: ve desde la luna y anda sobre pisos que no estarán mañana.

“Mientras unos a otros se echan la culpa, el entrepiso se cae, olvídate, que se cae, entonces los irresponsables van a ser ambas partes. Lástima que las leyes en ese sentido no sean severas, pues negligencias como estas deberían costar caras”, reconoce el ingeniero civil Nicolás Soto Ordóñez, de la Empresa de Mantenimiento y Construcción, quien desde abril de 2017 dictaminó en estado de derrumbe el entrepiso entre la sede de la Sucursal Havanatur Tour & Travel Centro y una de las viviendas de arriba (número 2908, altos, apartamento 2) que conforman esa edificación patrimonial en pleno Centro Histórico Urbano.

Tal diagnóstico precisa, además, que “el entresuelo de viga y tablazón cimbra al caminar por encima del segundo nivel, existe una concentración de humedad alrededor del bajante sanitario al cual descargan la cocina y el baño de arriba, y la mayoría de las viguetas presenta un alto nivel de ataque de los agentes xilófagos (insectos) sobre su estructura de madera.

“Por ello se dictamina rehabilitar el entresuelo en las áreas dañadas, por el peligro que representa para la vida de los moradores y del personal de la entidad estatal que está debajo del inmueble”.

Dicho así, parece medio resuelto el problema, al menos se tiene un anuncio de muerte, y a la vez una propuesta para reanimar la instalación, mas no todo fue ni parece ser un camino plantado de rosas, sino una historia compleja que tiene suelo movedizo en pleno corazón citadino.

El entrepiso que separa la sede de Havanatur y el apartamento No. 2 (No. 2908, altos) amenaza con derrumbarse desde abril de 2017, sin que hasta ahora hayan ejecutado su rehabilitación.
El entrepiso que separa la sede de Havanatur y el apartamento No. 2 (No. 2908, altos) amenaza con derrumbarse desde abril de 2017, sin que hasta ahora hayan ejecutado su rehabilitación./Foto: Juan Carlos Dorado

DILEMA INSTITUCIONAL

La propiedad 2908, altos, apartamento 2, de la avenida 54, entre 29 y 31, pertenece a la Dirección Municipal de la Vivienda y por tanto al fondo del Estado, la cual está dada en arrendamiento a sus actuales inquilinos. Por ello, esta entidad manda a estudiar el grado de conservación de esa estructura al tener notificaciones sistemáticas sobre su deterioro.

“Los moradores fueron a Atención a la Población, en 2016, porque se les había derrumbado una columna. Y como el inmueble era nuestro, obligatoriamente tuve que empezar a tramitarlo, pero en Havanatur no me dejaban entrar a inspeccionar. Alegaban que debía traer una orden firmada por la directora jurídica de ellos en La Habana. No fueron una vez, sino varias veces los rechazos; incluso le di el proyecto de rehabilitación para que lo mandara a la gerencia nacional y todo quedó ahí”, afirmó María Antonia Cobas, técnica de la Vivienda vinculada en ese momento al caso.

“Cuando fui a verificar el entrepiso, el gerente de Havanatur me dijo que nadie le revisaba aquello, y no me dio la autorización. A mí me contrata como proyectista la Dirección Municipal de la Vivienda y ni diciéndole eso me deja entrar”, alega Soto Ordóñez.

“Al no dejarlos pasar, ellos me buscan como su representante de Gobierno, con conocimiento de la Ley 91. Vamos todos y sin problemas dejan desmontar el falso techo para el dictamen. Ese día supuestamente todo fluyó bien, pero después supe que tampoco se les permitió el acceso a las compañeras de Planificación Física”, asegura María Regla Eguizabal Álvarez, presidenta del Consejo Popular Centro Histórico, de Cienfuegos.

“Quitaron el techo completo de la casa y a partir de ahí el estado constructivo de nuestras oficinas comenzó a deteriorarse considerablemente, esclareció Salustiano de Jesús Otero Aguilar, gerente de la sucursal Havanatur Tour & Travel Centro. Cada vez que llueve, toda el agua cae directo al piso y se filtra para el resto de la edificación (…) Lo único que exigimos es que vuelvan a poner el techo.

“Tengo montado un sistema de protección contra intrusos e incendios, y esos cables están en el falso techo, debemos limitar entonces el acceso a esa área. Toda la bronca fue porque querían meterse en el entrepiso nuestro para demostrar que estaba en malas condiciones y que en cualquier momento se va a caer. Permitir una construcción de esa magnitud significa que nosotros nos debemos ir, y no tengo idea para dónde, el tema es bien complejo. Ellos no han venido por los mecanismos adecuados”.

La Oficina del Conservador de la Ciudad reconoce que el caso pasa por el mutuo acuerdo entre las partes, las cuales deberán entenderse para no perder esa edificación patrimonial, enclavada en el corazón del Centro Histórico Urbano de Cienfuegos, y deja claro que los de los altos tienen el derecho al cambio de cubierta rígida.

“Si no fuera una vivienda del fondo del Estado, el problema del entrepiso, de los materiales, de la grúa, del transporte o la licencia de construcción… lo iba a resolver Havanatur, pero no es así. Estamos hablando de que nosotros vamos a asumir todo, todo literalmente. Solo deben colaborar”, asegura Luis Manuel Pileta Lores, jefe del Departamento Técnico de la Dirección Provincial de Vivienda.

Durante más de un año entre cartas, reuniones, visitas al lugar y nudos operativos, el asunto parecía diluirse en un oasis burocrático, aun cuando ya desde abril de 2017 estaba el dictamen técnico concluido y con sentencia: “representa un peligro no solamente para la vida de los moradores de la vivienda, sino también para el personal y los recursos de la entidad estatal que se encuentra debajo de dicho inmueble”.

¿Ambas partes han tomado conciencia a lo que se exponen? ¿Las entidades estatales no están para entenderse, colaborar y reanimar? Si se cae, ¿quién pierde? Volvemos al punto de la paciencia con la cual algunos decisores se toman asuntos importantes, como si las olas tuvieran prohibido llegar hasta su arena mojada.

ACTUALIZACIÓN DEL EXPEDIENTE

La Dirección Municipal de la Vivienda está ahora en trámites con Planificación Física, buscando agilizar la licencia de construcción para su inmueble, pues la rehabilitación entraría en los planes de inversión de este año.

“Y si se acaba el 2018 y no se ejecuta, aun cuando tiene asignado todos los recursos, pasaría para 2019 como obra paralizada. ¿Sabe lo que eso significa? La afectación está y si no actuamos, se complejiza en el tiempo”, acotó Pileta Lores.

En la actualidad se le entregó a la gerencia de Havanatur el proyecto completo para la rehabilitación de la edificación, además del dictamen técnico por parte de la otra entidad involucrada en el tema. “De inmediato llamaré a la dirección nacional, con vistas a que las autoridades jurídicas diriman soluciones. En caso de evacuación, interrumpiremos momentáneamente los servicios de venta de boletos aéreos internacionales. Otro contratiempo sería el traslado de los sistemas de seguridad y redes informáticas, en medio de una temporada turística, a veces compleja. No obstante, tenemos la mejor disposición de resolver, pues nos estamos mojando hace tres años, tuvimos desplome y desalojamos las últimas oficinas; ahora quedamos bien apretados, hacinados casi”, dijo Otero Aguilar.

En Cuba el tema monetario y la disponibilidad de los materiales ha frenado, no pocas veces, la reanimación de inmuebles, incluso patrimoniales; entonces ¿cómo permitirnos el oasis burocrático, el mar de las incoordinaciones…, si ya el derrumbe está avisado?

3 Comentarios

  1. La garita de la parada de la comunidad de Las Quinientas perteneciente al Consejo Popular de Juragua del Municipio Abreus, Situada en la Carretera Vial CEN-REFINERIA tampoco tiene dueño, Abreus comunica que esta localizada en el Municipio Cienfuegos, Segun Delegados del Poder Popular, Y Cienfuegos que nop se encuentra registrado en Planificación.
    El pueblo que lo necesita en tiempo de lluvia amojarse y siempr a tomarse el dañino baño de sol, entonces COMO QUEDO YO, se prgunta este pueblo.
    Quien le pone el cascabel al gato.
    Ó quien es el dueño de resolver esta situacion que tanto afecta al pueblo de la mencionada comunidad.

  2. Si nos fijamos bien porque esta empresa tan poderos viene a frenar una reparacion super necesaria que va a realizar el estado y no los vecinos superiores que si fuera asi pobre de ellos , tienen miedo a la mudada que casi seguro tendran que hacer sin ver nada de interes segun se lee de los daños y complicaciones que podria traer un desastre en la edificacion y como por fuera no se ve nada de problemas es verdad que esto nos sorprende y porque no se hizo antes esas reparacion que no hubiese llegado a ese estado, es decir todos callados y alla va eso, menos mal que la prensa ha estado en contacto con este caso de lo contraria seguiriamos con la guayabera , el tabaco , la agenda resolviendo casos de la empresa y el techo en la cabeza, o el sol

  3. El burócratismo no puede poner en peligro la vida , porque lo más importante que tiene la Revolución segun sus legados son las personas.
    Buena denuncia esta y de verdad que derrumbe avisado jode a cubanos.

    Romarico.

Dejar respuesta