Delicadeza de mujer en la vida del campo

0
540
Foto: Armando Ernesto Contreras Tamayo/ACN

La Cooperativa de Créditos y Servicios (CCS) Antonio Maceo, del municipio de Abreus, acogió hoy las celebraciones organizadas en Cienfuegos por el Día de las Mujeres Rurales, efeméride que el Fondo de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) conmemora cada año el 15 de octubre.

Y no fue obra de la casualidad que se escogiera a esta forma productiva para la congratulación, pues entre las muchas virtudes que hacen sobresalir al colectivo enclavado en predios de la empresa agropecuaria Horquita, está justamente el destacado rol que desempeñan sus féminas, lo mismo en las atenciones culturales a los cultivos, como en la atención a la familia y las actividades sociales de la cooperativa.

En el acto, presidido por Lidia Esther Brunet Nodarse, miembro de Comité Central y primera secretaria del Partido en Cienfuegos, fueron reconocidas varias mujeres por su activo protagonismo en las transformaciones económicas, sociales e ideológicas que tienen lugar hoy en el ámbito rural. De manera particular, descuellan en las labores de recuperación de las plantaciones y cosechas tras el paso del huracán Irma, porque para ellas “levantarse” tras la tormenta es un acto de fe.

Gisela Yanes Morejón, de la “Antonio Maceo”, comentó el significado que en lo personal representa el haber sido reconocida. “Mi esposo, mi hijo varón y yo somos miembros de la Cooperativa. El trabajo aquí es mi vida, porque además de aportar en el campo, acompaño a mi esposo en todo cuanto tiene que ver con las labores agrícolas y las actividades de la CCS. No hay machismo en mi familia, somos el uno para el otro, las ganancias son nuestras, compartidas. Tenemos granos, viandas, aportamos leche, entre otros productos. ¿Y si volviera a nacer? Quisiera esta vida que llevo”.

Como colofón, subió al podio Joan Sarduy Alonso, delegado del Ministerio de la Agricultura en Cienfuegos, quien tuvo para con las mujeres palabras en las que abogó por la inclusión, resaltando la utilidad y oportunidad de contar con ellas en la producción de alimentos y en el acompañamiento a las familias campesinas en lo social y cultural.

“Más de 80 mil mujeres en Cuba están asociadas a la base campesina. El 18 por ciento de la fuerza laboral en la agricultura de Cienfuegos es femenina; y un 20 por ciento ocupa cargos de dirección”, cifras aportadoras de la importancia de contar con la mujer en la labranza, porque “ellas hacen posible la convivencia entre la delicadeza de la mujer y la vida en el campo”, decía Sarduy Alonso al terminar el encuentro.

En la conmemoración estuvieron presentes también representantes de la Federación de Mujeres Cubanas (FMC) y de la Asociación Nacional de Agricultores Pequeños (ANAP).

El primer Día Internacional de las Mujeres Rurales se observó el 15 de octubre de 2008. Un año antes, en su resolución 62/136 del 18 de diciembre, la Asamblea General de Naciones Unidas decidió establecer la conmemoración cada 15 de octubre como reconocimiento a “la función y contribución decisivas” de un sector que representa más de un tercio de la población mundial y el 43 por ciento de la mano de obra agrícola. Labran la tierra y plantan las semillas que alimentan naciones enteras. Además, garantizan la seguridad alimentaria de sus comunidades y ayudan a preparar a esas comunidades frente al cambio climático.

Dejar respuesta