Del robo de las llamadas perdidas y otras estafas (+Infografía)

Cuando Frank descubrió aquellas llamadas perdidas en el celular de su esposa, creyó, hombre celoso e inseguro, que esta lo engañaba. Y en serio, montó tremendo “guateque” porque, además, no se trataba de una infidelidad cualquiera —decía—, era con un extranjero o un cubano residente en el exterior.

El número aportaba todas esas señales, aunque la “pobre mujer” jurara lo contrario.

Por suerte la sangre no llegó al río, y una lluvia de llamadas similares comenzó a reportarse en Cuba; también en Cienfuegos. Las redes sociales se inundaron de denuncias, quejas y preocupaciones sobre el peculiar fenómeno.

“He sido víctima de esto por varios meses. Al principio pensé que era algún conocido intentando molestarme, pero luego supe que a otras personas les pasaba lo mismo. “Nunca respondí; timbraban muy rápido y apenas daba tiempo a descolgar”, relató un usuario.

Otro internauta comentó que “siempre marcaban desde diferentes números, y una vez devolví el timbrazo y salí perjudicado. Responden, y uno ‘espera y espera’, y el saldo consume. En esa gracia perdí cinco CUC, pensando que era mi prima de afuera”, dijo.

El pasado mes de febrero, el diluvio de llamadas perdidas desde números ficticios fue tal, que obligó a la Empresa de Telecomunicaciones de Cuba (Etecsa) a pronunciarse oficialmente.

“Se alerta a los usuarios que las llamadas de origen desconocido, que identificadas fundamentalmente por 00 aparentan ser del exterior, no sean respondidas o devueltas para evitar afectación del saldo del servicio”. Estas —precisaron— tienen el objetivo mal intencionado de provocar una comunicación internacional saliente para hacer incurrir a la persona en gastos innecesarios.

La única entidad cubana de telefonía exhortó a todos a “proteger sus servicios de aquellas acciones que, en diferentes modalidades de fraudes, pueden manifestarse en las telecomunicaciones”.

Ante oleadas de este hecho en disímiles regiones del mundo, agencias de noticias y medios de prensa aseguran que resulta una estafa recurrente. Los malhechores utilizan números de tarificación adicional desde los cuales telefonean, al azar, a miles de usuarios. Y con que algunos devuelvan la llamada, garantizan sus ganancias.

Pese a las conocidas alarmas que despertó el incidente a lo largo de la Isla, funcionarios de Etecsa en Cienfuegos afirmaron que en el sistema de recepción habilitado para el registro de quejas o denuncias en el territorio no se consignó ninguna relacionada con dicho episodio, aunque tampoco descartaron la posibilidad de que tales inquietudes llegaran, de manera extraoficial, a través de los servicios telefónicos del 112, 113 y 118.

Yusnel Díaz Fernández, jefe del Grupo de Mercadotecnia y Comunicación, explicó que, en cualquier caso, “tampoco existe forma de determinar si la intención es fraudulenta”. Sin embargo, advirtió que este no constituye ni el único ni el más común de los modos en que las personas son timadas. Todavía hoy, incluso ante el auge de los datos móviles, los mayores robos se suceden en las áreas públicas de acceso a Internet.

DESFALCOS EN LA WIFI

Según datos de Etecsa, al cierre de 2019 constaban en Cienfuegos unas 182 reclamaciones vinculadas con el “robo de cuentas” en las zonas wifi de la provincia, una cifra ligeramente inferior a la anotada en 2018 (199) y muy superior a la de 2017 cuando este periódico abordó el tema por primera vez.

Entonces, 5 de Septiembre se hacía eco de 60 denuncias formales, si bien llamaba la atención sobre la existencia de muchos más casos. Ese propio año, el diario Granma reportó 672 reclamaciones en todo el archipiélago. De aquel momento hasta la fecha, el problema continuó empinándose.

Fraude en zonas WiFi de Cienfuegos
Fraude en zonas WiFi de Cienfuegos./Infografía: Gabriela Roig Rosell

Yadira Chávez Domínguez, especialista de la Oficina de Protección al Consumidor, apuntó que aunque la empresa de telecomunicaciones no contempla entre sus encargos acciones orientadas al fraude en los sitios wifi, combate este tipo de manifestaciones.

“El usuario puede dirigirse a cualquiera de nuestras unidades comerciales o a la sede de la entidad para notificar que su cuenta resultó de alguna manera utilizada y sufrió diferencia en el saldo. A partir de ahí —dijo—, se elabora un expediente con el objetivo de analizar las posibles irregularidades y, si procede, compensamos a la persona.

“Determinamos el tiempo en que la cuenta fue usada por un tercero y se lo devolvemos; nunca en dinero, sino en el tiempo que ese monto sustraído representa en un lugar de conexión pública”, agregó.

El pasado año, 153 usuarios recibieron la compensación por el hurto sufrido, cerca del 80 por ciento de los casos que presentaron la denuncia. En términos financieros, la cantidad erogada devino también más alta que en otras ocasiones.

De acuerdo con Chávez Domínguez, “el cliente casi siempre acude nervioso o alterado porque le están quitando el dinero. En horario laboral es atendido en nuestros establecimientos y se procede inmediatamente a bloquear la cuenta. Pero si esto ocurre muy tarde o en la noche, el titular puede llamar al servicio de la móvil (52642266) o al 118 para hacer efectiva la cancelación y evitar así que prosiga el robo”, aclaró.

Actualmente, Cienfuegos posee unas 60 zonas wifi y Etecsa ha logrado identificar los lugares con más propensión al fraude, la mayoría pertenecientes a la ciudad cabecera. Son estos las áreas del Ocio Club (conocido como La Bolera, en el Paseo del Prado), el parque Villuendas, la Terminal de Ómnibus y el centro comercial Imago. Sin embargo, si tanto se sabe, ¿por qué no consigue frenarse?

NAVEGANTES INSEGUROS

Aquella tarde, Anabel Gálvez Hernández se acomodó en uno de los bancos del parque de Imago a la sombra de los flamboyanes. Su deseo era comunicarse con parte de la familia radicada en Estados Unidos, para lo cual había comprado una tarjeta de dos horas de conexión.

“Recargué la cuenta y al intentar conectarme, en varias ocasiones, daba error en la red. Entonces, revisé el saldo y para mi sorpresa no tenía tiempo. Me puse un poco histérica y le pregunté a otros que estaban a alrededor y mediante ellos supe, casi con certeza, que fui estafada; algo bastante común allí”, contó.

Desde los inicios de la wifi en la Perla del Sur hasta el presente, pudiera escribirse una relatoría de experiencias similares. En esa narración, cabría de todo un poco; incluso el hecho de que en muchos casos los clientes incurren en procederes no legitimados ni sugeridos por Etecsa.

Al decir de Díaz Fernández, “se han popularizado aplicaciones (app) para acceder a los servicios de navegación a Internet. Una de ellas es la conocida ETK, la cual no recomendamos, pues al no ser diseñada por nuestra entidad, eso nos impide poder dar fe de que el usuario estará protegido en el momento de conectarse.

“Nosotros proponemos el uso de la app nauta, que sí garantiza un servicio seguro, valida los datos del sitio wifi utilizado y evita que la persona se vaya a otro”, afirmó.

Desde mayo de 2019 está disponible la aplicación nauta para dispositivos móviles con sistema operativo android, que garantiza mayor seguridad para conectarse en las zonas wifi.
Desde mayo de 2019 está disponible la aplicación nauta para dispositivos móviles con sistema operativo android, que garantiza mayor seguridad para conectarse en las zonas wifi.

El especialista comentó, además, que entre las modalidades que con mayor frecuencia se emplean para acometer este tipo de ciberdelito, aparece la suplantación de identidad. Esta consiste en el lanzamiento de una APN (punto de acceso) con identificación de “WIFI_ETECSA”, donde el usuario registra sus credenciales y luego los delincuentes hacen uso de ellas. Otra variante, muy habitual en las áreas públicas, es la conexión a través de terceros.

Chávez Domínguez subrayó que en Cienfuegos, la empresa de telecomunicaciones ha identificado y cancelado cuentas receptoras de grandes sumas de dinero, las cuales, evidentemente, operan en actividades ilícitas. “Cuando apreciamos que eso está sucediendo y tienen un saldo exagerado, las bloqueamos”, dijo.

No obstante, en materia de leyes, regulaciones e implicación de otras instancias, se acumulan las deudas. Aun cuando Etecsa aporte informaciones al Ministerio del Interior para detener estos ciberdelitos y sucedan acciones muy puntuales, la realidad y las normas en vigor dicen, ambas, que ello no basta.

El Código Penal excluye las ilegalidades relacionadas con las tecnologías de la informática y las comunicaciones, la cuales suelen clasificar como actividad económica ilícita, aunque también pudieran ser sancionadas, si lo son, bajo el delito de estafa, con penas de tres meses hasta diez años y multas de cien a trescientas cuotas. Pero, a la larga, se trata de una ambigüedad que nada tiene que ver con el actual escenario y urge resarcir.

Junto al uso de la app nauta, la compensación a las personas víctimas del fraude, el bloqueo de cuentas delictivas y las campañas de comunicación orientadas a promover la navegación segura, los internautas precisan de otras reglas que los amparen y les permitan sentirse mejor socorridos.

Es cierto que la señal wifi está en el aire y, por tanto, resulta vulnerable a la ocurrencia de trampas o robo en cualquier parte del mundo. Ahora, los cerca de 195 mil 420 usuarios registrados en Cienfuegos con cuentas permanentes y acceso a redes alámbricas e inalámbricas —casi la mitad de los habitantes de la provincia—, merecen más que esa sensación de ser una hoja que se la lleva el viento.

Roberto Alfonso Lara

Roberto Alfonso Lara

Licenciado en Periodismo. Graduado en la Universidad Central "Marta Abreu" de Las Villas en 2013.

3 Comentarios en “Del robo de las llamadas perdidas y otras estafas (+Infografía)

  • Avatar
    el 9 abril, 2020 a las 2:36 pm
    Permalink

    ¿como puedo obtener la aplicación nauta?

    Respuesta
  • Avatar
    el 13 marzo, 2020 a las 3:51 pm
    Permalink

    Por favor, Roberto, creo que el hábito excesivo de fumar en nuestros hospitales merece una mirada periodística, más en estos tiempos de covid 19

    Respuesta
  • Avatar
    el 13 marzo, 2020 a las 3:49 pm
    Permalink

    saludos. no hay que ir muy lejos, podrían ser ellos o no, pero en el rápido de imago hay una serie de individuos que son constantes en la zona y que se dedican a conectarte por distintas tarifas. eso es a ojos de todos. sería ese un buen punto de comienzo para investigaciones. no es posible que el gobierno y las autoridades sigan permitiendo las ilegalidades como algo normal y natural. vas a la terminal y te asaltan los buquenques, ni se esconden. vas al mercado y te venden papas; vas a la tienda de productos industriales y te venden acero por la “modesta” suma de 35 cup el metro; vas a coger un motor del sector privado en el villuendas y se hacen olas en la ave 64, para alquiler… 7 pesos es muy poco o no hay vuelto (en fin, sigue siendo a 10 pesos).. y así se pueden enumerar una serie de ilegalidades o de irregularidades que pudieran tener una tal vez fácil solución; sólo que a veces impresiona que a nadie le importa.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles

Compartir