Déficit de medicamentos: El fenómeno continúa a inicios de 2018

Al margen de puntuales mejorías, prosigue el déficit de fármacos. Al cierre de enero, en Cienfuegos se registran casi 20 faltantes más que un mes antes

9
1174

A la sexagenaria Teresa María González le prescribieron Diosmina, en pos de enfrentar su insuficiencia venosa crónica. En enero no pudo adquirirla, y al preguntar en la farmacia si podría comprar la de ese mes en febrero, le contestaron que solo la correspondiente al mes en curso.

Debido a sus problemas gastrointestinales, a Irene Hidalgo le fue indicado primeramente Domperidona y luego Omeprazol. No tuvo suerte con la primera a través de casi un semestre. La última, solo remitida por tres meses, logró agenciársela nada más en dos ocasiones, gracias a “mis persecuciones semanales en la farmacia”.

En Cienfuegos, como en todo el país, 2017 resultó tenso por la falta o baja cobertura de fármacos en la red de farmacias, debido a razones bien explicadas en este mismo y otros medios. “Baste decir que en la provincia hubo un promedio mensual de 63 medicamentos faltantes en nuestras unidades a lo largo del año”, explica a 5 de Septiembre, Danexis Porres Cuéllar, directora Técnico-Comercial de la Empresa Provincial de Farmacias y Ópticas.

En diciembre de 2017, esa lista de faltantes se redujo a 44, quizá como posible preludio del progresivo despeje que deberá experimentar el asunto en los próximos meses (de acuerdo con las informaciones aparecidas en los medios nacionales a finales de noviembre pasado).

“Aunque las dificultades persisten, hoy día la situación no alcanza la gravedad de momentos en los que no existía alternativa alguna”, considera Ariel Álvarez Cardoso, farmacéutico clínico de la farmacia del consejo popular de Tulipán.

Él pone por caso dos diuréticos tiazídicos, como la Hidroclorotiazida y la Clortalidona, los cuales ahora son una variante cuando falta alguno, no como en meses cuando no existía plan B. Aunque esto también entraña sus dificultades, lo cual reconoce la propia directora de la Empresa Provincial de Farmacias y Ópticas, doctora Yenny Santiago León, quien afirma que en dicho caso se debe ir al facultativo para que cambie el certificado médico.

Pese a tales discretas mejorías, todavía las carencias son muy evidentes en grupos farmacológicos de alta demanda y existe la consideración —por el grupo de directivos entrevistados— de que no hubo una interpretación del todo correcta por muchas personas, respecto a los anuncios emitidos por los medios nacionales sobre la estabilidad paulatina de los medicamentos.

“Paulatina significa de forma progresiva, eso no quiere decir que el 1ro de enero de 2018 las farmacias iban a estar repletas con todos los renglones faltantes”, razona la doctora Santiago.

Según las informaciones llegadas a su organismo en la provincia, la reversión real debe comenzar a manifestarse a lo largo del primer trimestre. De momento, sería falso decir que todo está solucionado, cuando el cierre de enero arrojó un nuevo incremento de faltantes, hasta 19 más que en diciembre, según indica Danexis.

Y acota: “Incluso cuando eventualmente hemos constatado el arribo de determinados faltantes de productos de alta necesidad, ha sido siempre en cantidades insuficientes para cubrir la demanda”.

La verdad es que las mismas colas del calendario anterior continúan de forma marcada en enero de 2018. La directora Técnico-Comercial también fundamenta la persistencia puntual del fenómeno, en que se trata del mes de inicio, cuando “siempre tienen lugar dificultades de contratación entre laboratorios y almacenes, laboratorios y proveedores de materias primas”.

Las aglomeraciones de personas se evidencian, sobre todo, durante las 24 horas sucesivas a los días de arribo de medicamentos (los lunes en el caso del territorio).

Susana Maladriga es una joven encargada de comprarle a su madre los antiulcerosos a esta prescritos. “Duermo, madrugo o me meto una mañana para cogerlos, pero hay meses que no puedo”.

Aunque —al menos en Cienfuegos— se trata de una medida bastante impopular, la directora de la Empresa indica que está contemplado en el Programa Nacional de Medicamentos, no entregar los productos de la tarjeta de control con carácter retroactivo, porque las medicinas no se toman de esa manera.

Esta medida no convence al paciente cardíaco Manuel del Risco, quien indica que es cierto que no se toman así, “pero sí cuando corresponde, y si entonces no la tengo, ¿qué voy a hacer?”.

Ariel, el farmacéutico clínico de la botica del consejo popular de Tulipán, expresa: “en el registro de los medicamentos de tarjeta de control por certificado médico de nuestra unidad, están inscritos 3 mil 485 pacientes, clasificados por grupos etarios. El Diltiazem de 120 mg, indicado principalmente para cardíacos y operados a corazón abierto, cuando llega solo cubre un 30 por ciento de las necesidades”.

En las 84 farmacias de la provincia son expendidos 90 medicamentos de todos los grupos farmacológicos por tarjetas de control. Los más demandados son los antihipertensivos, anticonvulsivantes y antiulcerosos, aporta Danexis.

Yenny, la directora provincial de Farmacias y Ópticas, alude a otro costado de análisis: “Muchas veces los pacientes van al dispensario con recetas sin respaldo. Nosotros abogamos porque eso no ocurra; si el médico tiene la correcta información de las dificultades de un medicamento determinado, debe evitar prescribirlo”.

Consciente de las aglomeraciones durante las fechas de llegada de las medicinas, considera que aunque se acomete el esfuerzo mayor para agilizar el proceso que media entre la recepción  y la venta en el mostrador, no es posible violentar dinámicas en el afán de garantizar la rapidez, aun sabiendo cuánto urjen estas al paciente. Y precisa que, además de por las faltas, las filas crecen por motivos varios. “No podemos evitar la limitación en la venta, si la persona trae diez recetas con diferentes nombres, hay que atenderla y venderle lo que haya. Eso a veces enlentece bastante la cola”.

Acota que “sí han tenido lugar —en cambio— acciones contra los reincidentes: sujetos que siempre van a las farmacias los días que vienen medicamentos y que poseen recetas de todo. Por ejemplo, en las siete unidades del municipio de Cruces los identificaron y notificaron a nuestra Empresa y al Departamento Nacional Antidrogas. Tras estos pasos, el Minint de ese territorio citó a dichos ciudadanos e hizo una carta de apercibimiento, un llamado de alerta para impedir su reincidencia”.

Destaca el trabajo preventivo contra el delito en el sistema y resalta que “en 2017 no hubo ni un solo caso de corrupción o delito en la red de farmacias de la provincia, de acuerdo con los resultados de las diferentes acciones de control: auditoría financiera y verificación fiscal en tres municipios; tampoco en nuestras auditorías internas (cinco al año) ni en las supervisiones técnicas”.

Así mismo, significa “los avances experimentados en los servicios de ayuda al paciente brindados en las farmacias, esto es, alquiler de camas Fowler, colchones, sillones de rueda, si bien aún no cubren todas las demandas de una población envejecida. Hoy tenemos más botellones de oxígeno para alquiler que nunca (800); pero algunos pacientes pasan meses con el botellón sin cambiarlo. Eso precisa una reevaluación de tales casos desde el punto de vista médico”.

Nota: Además de mantenerse en déficit durante parte del año anterior, en enero del actual también hubo inexistencia de Dipirona, Ibuprofeno, Naproxeno y Piroxicam.

9 Comentarios

  1. Este es sin dudas un problema muy pero que muy grave, y del cual no se esta hablando lo suficiente en los medios, independientemente de las causas y las justificaciones es necesario que las autoridades pertinentes encuentren una solucion real ya, pues esta en juego la salud del pueblo que es uno de los derechos que garantiza nuestra revolucion.

  2. Este fenómeno es bien contrario a lo que se ve en el NTV de los avances en la medicina, vacunas y logros de todo tipo en la industria farmacéutica en Cuba, ahora bien los pocos medicamentos que vienen no alcanza para los que trabajan en Cuba, se quedan en manos de los que no trabajan que son los que se pasan el día en la cola de las farmacias, yo creo que la medida debe ser otra, por ejemplo si viene al 30% tal medicamento controlado por tarjetas que a cada uno le corresponda comprar el 30%, digo yo, del lobo un pelo, y no que los que no trabajan le venden el medicamento completo que necesitan y los que trabajan cuando llegan a las farmacias después de la 5 de la tarde se acabo el medicamento.
    Por otra parte para qué los médicos te recetan medicamentos que no hay, no es mejor buscar una alternativa de otro medicamento o la medicina alternativa o la verde?, es como que los médicos salen de su responsabilidad del servicio que prestan cuando te recetan lo que no hay, como si tuvieras una varita mágica.
    Sales de un cuerpo de guardia de urgencia con una indicación de medicamento y cuando llegas a la propia farmacia del hospital no hay, viras para atrás y el medico te dice que “qué puede hacer él”.
    Y qué del medico que te receta un medicamento de las farmacias internacionales en cuc…..
    Esto tiene que gestionarse y resolverse, porque todos sabemos que los cubanos envejecidos sumamos millones.

  3. Soy de La Habana, y llevo meses detras de Pastillas anticonseptivas (Extra sip) que es como se llama ahora, mi hija no la toma como anticonseptiva sino por tratamiento para regular la menstruación y no la encuentro ni en los centros espirituales, en todas las farmacias que he ido me dicen se acaba de terminar, y eso es acabado de entrar el medicamento, la dipirona ya se estabilizó pero ahora se volvio a perder el ibuprofeno y el metocarbamol, medicamentos estos que ya se estaban normalizando

  4. EL MERCADO NEGRO DE MEDICAMENTOS ES UN PELIGRO POTENCIAL EN CUBA.

    1.- Puede dar lugar a un mercado negro incontrolado de drogadictos de pastillas de prescipcion como esta ocurriendo con la epidemia de los opiodes en Estados Unidos que incluso utilizan las pastillas del antidiarreico IMODIUM causantes de innumerables muertes por obstruccion instestinal, entre otras causas.

    2.- Puede dar lugar a un mercado negro de exportacion de medicinas a traves de la Aduana de Cuba con un flujo creciente de viajeros -los turistas se estiman en cuatro millones debido a que medicinas que en Estados Unidos cuestan de $150 dolares a miles en Cuba cuestan mucho menos de cincuenta centavos de dolar o son gratuitas como es el caso de los anticancerigenos.

  5. En dos oportunidades he sido testigo de un fenómeno que a todas luces gana trecho también en la comercialización de medicamentos: la odiosa y repudiable presencia de los acaparadores-revendedores. En ambos casos tuve que esperar largo y tendido porque la farmacéutica atendiera a estas personas (individuos distintos), que a la sombra de la pretendida figura de “mensajeros”, hacen acto de presencia el día del arribo de medicamentos a las unidades pertrechados de un abultado número de recetas y tarjetones con los cuales adquieren, en cantidades exhorbitantes, muchos de los medicamentos indicados aquí en el trabajo como más deficitarios y que luego como por artes de magia aparecen “por debajo del telón” a precios astronómicos. Si prácticamente ya dimos por perdida la batalla contra los que medran con productos agrícolas y los de alta demanda en las tiendas recaudadoras de divisas, ¿también nos vamos a dejar tomar este otro frente tan o más sensible incluso que el primero de los citados? La situación descrita sucedió en la farmacia de Santa Clara y Cuartel. Estas personas adquirieron medicamentos cuyo coste estuvo en el orden de los 400 y tantos pesos, o tal vez más. Cuando los presentes nos quejamos de la situación, ambos alegaron la misma esquiva respuesta: “son encargos de vecinos que no están aptos para venir a comprar”. Por el “porte y aspecto” saltaba a la cara que no se trataba de buenos samaritanos cumpliendo una obra de buena fe. No hacía falta catalejo.

    • Sr Dominguez esa cantidad de dinero se ve bien claro lo que hay detras de esto pues le medicina no tienen precios tan altos regularmente asi que esos personajes son los que tienen ese negocio controlado quizas ahora con las nuevas medidas sobre las recetas para los medicamentos debe haber cierta mejora para los necesitados y acabar con estos especuladores porque tambien cabe posibilidad de negocios ente empleados de la farmacia y ellos, le vuelvo a repetir que me parece ideal las mediadas sobre las recetas que pueden ser investigada si fuera necesario

  6. Estan muy buenas las respuestas de los directivos y encargados, pero yo debo tomar enalapril para el tratamiento de mi presion alterial y los medicamentos a mi farmacia llegan los dias entre semanas yo trabajo fuera de mi localidad mi horario de trabajo es de 7:30am a 5:00 pm de Lunes a Viernes o sea que no puedo madrugar para hacer una cola no puedo hacer la cola y por tanto no obtengo mi medicamento que hago espero tranquilamente un infarto debido a una subida de presion por no tener mi medicamento, por tener que mandarme una cola de dias y horas o por oir a mi jefa cuando llego tarde o falte a mi centro laborar para hacer la cola, espero alguien me de una respuesta gracias

Dejar respuesta