De los egipcios a “Medicina Deportiva” en Cienfuegos

12
2081
Desde 2005 el psicólogo Guillermo Martínez Brito, especialista de segundo grado en la especialidad de Medicina natural y tradicional, estableció en Cienfuegos el servicio de Medicina bioenergética. /Foto: de la autora
Desde 2005 el psicólogo Guillermo Martínez Brito, especialista de segundo grado en la especialidad de Medicina natural y tradicional, estableció en Cienfuegos el servicio de Medicina bioenergética. /Foto: de la autora

¿¡Tarjetas de energía piramidal!?… Ella advirtió mi mirada incrédula. Cuando al indagar por su salud mi amiga me respondió: “han disminuido mucho mis dolores desde que me puse las tarjetas de energía”. – ¡¿Qué…?! Me esforcé por disimular, pero notó mi desconcierto: “ni estoy chiflada ni soy un androide”. Se sacó de entre la ropa y la columna un fragmento plateado, “estas tarjeticas las ponen en ‘Medicina Deportiva’”.

GUILLERMO, EL DE LAS TARJETICAS

El recinto está lleno de péndulos, mapas energéticos del cuerpo, imanes, dispositivos de madera para masajes, tabacos terapéuticos, y una confortable camilla.

¿Dónde es la consulta del médico que pone las tarjeticas?, había sido mi pregunta casi en susurro, cuando al Centro de Medicina del Deporte, del INDER en Cienfuegos.

Guillermo Martínez Brito tiene la parsimonia de un psicólogo —porque lo es—, y esa paciencia asiática que tal vez adquirió hace más de una década, cuando alcanzó el segundo grado en la especialidad de Medicina natural y tradicional.

“En 2005 se estableció el servicio de Medicina bioenergética aquí y empecé a trabajar con digitopuntura, cromoterapia, sujok (técnica coreana basada en puntos de energía en manos y los pies), homeopatía, biomagnetismo médico, terapia floral… y energía piramidal”.

La energía contenida es posible medirla con un péndulo. /Foto: de la autora
La energía contenida es posible medirla con un péndulo. /Foto: de la autora

“Por esa época comenzó a dar unas conferencias en la sede del gobierno provincial Meneleo Montenegro Lara, ingeniero químico matancero, uno de los pioneros en el uso de esa energía en Cuba, y me enseñó a trabajar con el Sistema Compacto de Energía Piramidal (SCEP)”.

 COMPACTANDO ENERGÍA PIRAMIDAL

 La energía piramidal se conoce en Cuba desde los 80 del pasado siglo. En Cárdenas, Matanzas, el ingeniero y su esposa —médico de profesión—, la han probado como herramienta terapéutica desde inicios de los 90, cuando se creó el comité gestor de la Sociedad Cubana de Energía Piramidal.

Experiencias en la germinación y calidad de los frutos en la agricultura utilizando agua con energía piramidal, en el desarrollo de aves de corral y en la curación de humanos, ha logrado el matancero creador de las singulares tarjetas.

Pero mucho antes, los efectos biológicos que tienen lugar bajo las pirámides fueron descritos en 1930 por el científico francés Antoine Bovis, quien después de visitar la Gran Pirámide de Keops, pudo observar que en la Cámara del Rey, y a pesar de la humedad reinante en el lugar, los cadáveres de los animales muertos no se descomponían y se mantenían momificados.

Según los entendidos “en cada sistema del cuerpo físico donde existen órganos formados por células, estas serán las encargadas de tomar en primera instancia la energía vital para su existencia y perpetuar el funcionamiento del órgano- sistema al cual pertenecen. Ese mecanismo de fortalecimiento energético de la célula ocurre gracias a la propiedad de la energía piramidal para ralentizar el del proceso de precipitación coloidal del citoplasma de las células, que no es más que el proceso de envejecimiento celular; es decir tiene una función antioxidante”.

“Existen materiales que por sus características son capaces de retener y luego ceder la energía piramidal, explica Guillermo; dentro de estos se encuentran el aluminio, el oro, cristales naturales y piedras, entre otros. Colocando uno de estos materiales en el interior de la pirámide se logra que se carguen con una energía que ceden con la misma intensidad con la que la adquirieron. Se trata de un el efecto similar al de un acumulador o batería.

Un código personal (secreto) está inscrito en cada tarjeta. /Foto: de la autora
Un código personal (secreto) está inscrito en cada tarjeta. /Foto: de la autora

Se emplean tarjetas de 7×5 centímetros. Para la utilización del SCEP© no se precisa de la orientación geomagnética del dispositivo en cuestión ni del paciente, detalle imprescindible en el método convencional del tratamiento con pirámides, a juicio del especialista de “Medicina Deportiva”, es su mayor ventaja.

“Funcionan como trampas de neutrinos, (diminutas partículas de energía dispersas en el universo, que se mueven casi a la velocidad de la luz y no interaccionan con casi nada en el universo), los cuales nos traspasan sin ningún efecto, pero que al ser atrapadas en una pirámide orientada en el eje norte-sur, concentran una energía de 34 mil Ángstrom* (A).

“Por su diseño, las tarjetas posibilitan la exposición continua de la región anatómica afectada a un campo energético por periodos extremadamente largos, lo cual influye a favor de la rápida evolución y el proceso de curación.

La más reciente creación del experto matancero es un dispositivo también compacto, conocido por ‘el láser’, para disponer de un flujo continuo y concentrado de energía piramidal de alta potencia”.

Aunque es considerado por autoridades de Salud como una pseudociencia, el empleo de la energía piramidal ha demostrado sus efectos en dolencias como el asma, la hipertensión y todo tipo de afecciones del SOMA (Síndrome opsoclono-mioclono-ataxia). Además, tiene acciones analgésicas, bacteriostáticas, miorrelajantes, sedantes, antiinflamatorias y otras, para combatir padecimientos como la depresión, la ansiedad, escabiosis, herpes simples, úlceras duodenales, el cansancio, migrañas, cervicitis, gastritis, artrosis… y recién iniciaron su aplicación para perder peso.

Guillermo ya perdió la cuenta de los miles de pacientes que disponen de la tarjeta en sus modalidades de energía libre o personalizada, la cual se programa con nombre, fecha, diagnóstico del paciente, síntomas y hasta emociones.

“Con esa información en la Atenas de Cuba, Meneleo y su esposa, realizan cálculos. Yo solo recibo en Cienfuegos un código secreto que agrego a las tarjetas, elaboradas por mí con cualquier material que contenga aluminio: papel de paquetes de leche o pellys, laticas de refrescos… Y aunque el resto de los tratamientos están libres de costo como en cualquier centro asistencial del país — aclara el psicólogo cienfueguero—, su inventor fijó la suma de 25 pesos por la ‘libre’ y 40 por la ‘personalizada’. Ninguna tiene fecha de caducidad, y disponen de su propio cargador”.

Resultan numerosos los casos cuyas evidencias son grabadas y que tributarán a protocolos de investigación para validar el éxito terapéutico de esta energía.

Por lo pronto, el doctor me alienta a sentir los efectos del “láser” de energía piramidal compactada en mi propio cuerpo: calor, cosquilleo, ardor… y al final alivio.

Y para borrar mi desconfianza aún más, me propone un pequeño experimento: “coge un pomito, échale arroz cocinado y agua. Tápalo y colócalo encima de la tarjeta. Verás que el alimento no se descompone”.

Entonces albergo la esperanza…, si no de momificarme, al menos de mantenerme, y pienso en las momias halladas en las pirámides de Egipto.

Calor, cosquilleo, ardor… y al final sentir alivio al probar el “láser piramidal”. / Foto: de la autora
Calor, cosquilleo, ardor… y al final sentir alivio al probar el “láser piramidal”. / Foto: de la autora

(*) Unidad empleada principalmente para expresar longitudes de onda, distancias moleculares y atómicas. Se representa por la letra sueca Å. Y es equivalente a la diezmilmillonésima parte del metro.

12 Comentarios

  1. a mi en lo personal me da pena por los profesionales que ante su ineptitud de sanar ciertas enfermedades se dedican a desacreditar a estas personas , yo e visto como personas diagnosticadas por estas personas y que no pudieron curar , cuando ven resultados de curacion total , dicen es que es el efecto placebo ? es que a lo mejor no tenia esta enfermedad , o hubo remision de la enfermedad, pero por orgullo mas que todo nunca van a decir que alguien ajeno a ellos si lo curo , las pruebas son contundentes por la serie de resultados que ellos mismos hicieron , pero las personas curadas ya saben esto , que les importa si no hay estudios cientificos o no ,si eso lleva un monton de dinero no cualquiera podria hacerlo

  2. ¿De qué hablan?; de energía piramidal y energía piramidal concentrada; de un doctor que no es médico, sino psicólogo; de licenciadas y jefes de algo en desacuerdo con el artículo; de físicos nucleares aclarando lo de los neutrinos; de tarjetas metálicas que solucionan problemas de salud. Realmente no importa, se puede hablar de muchas cosas en un block a favor o en contra de las creencias e intereses de cada uno de los que lo visiten; pero me pregunto ¿realmente que es lo importante en este caso, la evidencia científica de científico o el bienestar de los creyentes? Creo que para cualquier persona práctica y de bien, lo mejor sería el bienestar; y para aquellos de las evidencias científicas (que también son importantes), me parece que lo mejor sería que probaran con evidencias que tales evidencias no existen; recordar que uno de los errores que reconoce la ciencia es el que se comete al rechazar una hipótesis que realmente es verdadera y que otro error es el de aceptar una hipótesis que realmente es falsa; ambos errores nos pueden llevar a consecuencias muy lamentables; pero en todo caso, mientras la ciencia estudia, los creyentes seguirán creyendo y a pesar de las evidencias, las tarjeticas seguirán funcionado por efecto placebo o por los neutrinos, no sé, pero seguirán ayudando a unos.

  3. Carta enviada al Rector de la Universidad de Ciencias Médicas de Cienfuegos, con copia al periódico 5 de Septiembre.
    _____________________________

    Sobre el artículo publicado en el periódico 5 de Septiembre titulado “De los egipcios a la medicina deportiva en Cienfuegos” le comunicamos que el compañero autor del artículo, Guillermo Martínez Brito, labora en el Hotel Deportivo, es Licenciado en Psicología, técnico de terapia física y rehabilitación, y diplomado en Medicina Natural y Tradicional (MNT) en el año 2014. No es profesor adjunto porque no fue aprobado por la institución. Ha impartido cursos en nuestra universidad de Reflexología Podal, que sí forma parte de las modalidades de MNT dispuestas en la Resolución 381 del Ministerio de Salud Pública (microsistema). No es especialista de 2do. grado en MNT, y tampoco es médico.

    En cuanto al artículo, la energía piramidal no se encuentra entre las modalidades aprobadas por el Ministerio de Salud Pública para su aplicación en nuestro país, ya que fue eliminada en el 2010.

    El Departamento de Medicina Natural y Tradicional de la Universidad de Ciencias Médicas de Cienfuegos está en desacuerdo con la publicación de dicho artículo por no existir evidencias científicas que lo respalden.

    Atentamente,

    J Dpto. MNT
    Lic. Claribel Domínguez

  4. Interesante noticia, y bien si cualquier método a utilizar no es invasivo, o genere cualquier que otra dolencia, al contrario la mejore; veo que hay una gran diferencia de criterios entre profesionales de la Medicina, y me pregunto si ambos no fueron (el entrevistado Y un comentarista) graduados en la misma escuela cubana de Medicina, y no creo que sea este espacio para estar criticando uno que a otro colega, porque qué pensarían los foristas de las redes, qué opinión se llevarían de la formación de médicos, que unos se tiran a otros, solo por tener diferencia de criterios o por estar simplemente en otra rama de la Medicina Natural o Bioenergética. Por cierto, al forista del que me refiero, le pondría otro grado científico… Dr. en antiética…

  5. Dr. Omar Morejón Barroso, Especialísta de 2do grado en Medicina Natural y Tradicional, Jefe del Grupo Provincial de la Especialidad en la provincia de Cienfuegos.

    Es una pena que se le de cobertura mediática a personas que no tengan calificación como la que se escribe, pero más aun que se time a las personas con supuestas modalidades de la Medicina Natural, la cual (energía piramidal) no está avalada científicamente y mucho menos las tarjetas magnetizadas, no dudo el alivio del dolor de los pobres pacientes debido claro está por el efecto placebo del que la ejecuta y de lo nuevo para el paciente, pero eso no quiere decir que se está obrando de una forma científica.
    Por otra parte quiero resaltar que el Ministerio de Salud Pública en Cuba emitió la Resolución 381 del 2015, publicado en la Gaceta Oficial (http://www.gacetaoficial.cu/pdf/GO_X_19_2015.rar) dónde se norman las modalidades que se deben aplicar en Cuba por su evidencia y quienes son los autorizados para hacerla, también la Sociedad Cubana de Medicina Bioenergética y Naturalista – de la cuál el supuesto Dr. no es miembro- tiene entre sus objetivos específicos “participar en la lucha contra la charlatanería y la superficialidad y colaborar con las instancias correspondientes del Ministerio de Salud Pública en la erradicación del intrusismo profesional”.

    • Dr. Omar, cuántas cosas no están avaladas en nuestro mundo, y sin embargo suceden, o usted nunca fue llevado o ha llevado a una persona a que le curen el estómago por un empacho, por poner solo este ejemplo; le puedo asegurar que si existe en realidad ese efecto, nadie discrepa, le escribe una persona que cree en lo material, pero respeto todo lo demás, y no veo la noticia como una cobertura mediática, siempre y cuando los pacientes sientan alivio, o haya algún efecto con un bienestar aunque sea momentáneo. Para terminar, le preguntaría, ¿cuántas personas creían en la Medicina Tradicional china, específicamente en las agujitas, cuando estas fueron introducidas en la Medicina cubana, y sin embargo, con el tiempo ya es una práctica muy usual y estudiada, ¡ah! y cuando tenga que decir algo respecto al entrevistado, por favor, lléguese a su centro de trabajo y exponga sus criterios frente a frente.

  6. Si algunas personas encuentran alivio, me alegro por ello…; si tienen que pagar… tengo mis dudas. Puede que la llamada energía piramidal exista, sin embargo, ¡involucrar a los neutrinos en eso! La explicación en sí se contradice: “…no interaccionan con casi nada en el universo…, …nos traspasan sin ningún efecto…, …pero al ser atrapadas en una pirámide…” “Además, expresar la energía en ångström, que es una unidad de longitud, es como decir que la termoeléctrica genera 3 mil kilómetros. Por lo regular no me meto con las pseudociencias más allá del debate entre colegas, pero leer que están cobrando por algo que no está científicamente probado, me hace pensar que con el mejor de los sentimientos, no lo dudo, están timando a las personas. Por eso recomiendo leer la monografia del Dr.C. Arnaldo González Arias (Dr. en Ciencias Físicas) en el sitio: http://www.monografias.com/trabajos-pdf5/apuntes-historia-medicina-alternativa-cuba-i-terapias-piramidales/apuntes-historia-medicina-alternativa-cuba-i-terapias-piramidales.shtml
    Ismary, lamento ser la nota discordante.

  7. Ismary, ustedes estan vola’os, con razon le dicen “La Atenas de Cuba”, !qué clase de artículo! Reproduje fragmentos en mi blog citando tu nombre y la fuente como siempre. Felicito tambien a la redacción por tener una mente iluminada y al jefe de medios. Ese periódico en cuaquier momento gana un premio internacional.

    • Gualterio, primero que todo agradecerle los elogios que conciernen al equipo. Para contestar en una sola nota, ofrecerle disculpas por la molestia con las fotos, que muchas veces se toman con cámaras de los propios periodistas, muchas veces ni siquiera adecuadas para el trabajo. Y por último una observación que de seguro respondió a un lapsus: a Cienfuegos se le conoce también como la Perla del Sur. La Atenas de Cuba es Matanzas. Las gracias reiteradas por contarlo entre nuestros más fieles lectores. Ismary de seguro también le responderá. Saludos y tenga una buena tarde.

Dejar respuesta