De la Moda y el Vestir: Usos y abusos de la licra al vestir

2
1012
Está muy bien el empleo de la licra como prenda deportiva, pues permite una gran elasticidad./Foto: Tomada de Internet

Una prenda altamente socorrida y a su vez abusada en su uso lo es la conocida licra. Prenda de vestir deportiva, que tanto en su modalidad de short, pesquera o pantalón queda bien ajustada al cuerpo y resulta muy cómoda, delimitando cada curva, figura, efecto o defecto que se posea.

Cuando nos hemos referido al buen gusto en general, y en especial a la hora de vestir, comentábamos la importancia de elegir la ropa que más nos favorezca, procurando mostrar una imagen agradable y armoniosa a las personas con quienes nos relacionamos y en nuestro entorno, pues en buena medida de ello dependerá el criterio que los demás se formen de nosotros, e incluso condiciona nuestras relaciones y credibilidad.

En  el mundo, los manuales de identidad y del vestir de toda empresa que se respete prohíben el uso de este tipo de prenda y de otras similares para acudir al trabajo. Pero es indiscutible que fuera del ámbito laboral, y dependiendo de la ocasión, hay jóvenes a las que les queda bien, siempre que su uso no resulte provocativo, ni denigre su imagen.

Mucho han tenido que ver la llamada industria de la moda y los medios globales en la difusión de su mal uso, pues muestran figuras y cuerpos esculturales luciéndolas como prenda común e incitan su uso desmedido sin detenerse a pensar en cómo nos queda realmente. Tal es así, que en la actualidad existen modalidades de licras con rasgados o ripiados al estilo de los pantalones conocidos como jeans, con el fin comercial de encontrar nuevos mercados, y cada vez más personas las llevan sin reparar en cómo lucen con ellas.

Pero no todo es negativo en relación al uso de las licras. Primeramente está muy bien su empleo como prenda deportiva, pues permite una gran elasticidad. Por otra parte, como prenda interior y complementaria es extendido su uso en las personas gruesas para evitar rozaduras y quemaduras en los muslos, y en las embarazadas por su practicidad, sobre todo las de tejido de algodón; siempre que se utilice como ropa interior adicional y se lleve por encima una prenda de vestir que favorezca según nuestra fisionomía y sea apropiada a cada  ocasión.

La elección sobre qué ponernos es personal y nuestro mejor consejero será el espejo.

2 Comentarios

  1. Saludos, creo que para hacer ejercicio no es necesario exibir el cuerpo de la manera que hoy en dia muchas mujeres lo hacen, en todo caso lo que provocan es que algunos hombres les digan cosas groseras o incluso puedan agredirlas o acosarlas sexualmente, ellas mismas no se respetan sino que exiben publicamente sus virtudes y aparentemente se convierten en objetos sexuales. Tengamos cuidados a la hora de practicar una moda y velemos por nuestro actuar, cada dia la moralidad cubana se deteriora más. Gracias por este espacio

    • Estimado Nelson, el que algunos hombres le digan cosas groseras, agresiones y acosos , nada tiene que ver con la vestimenta. “Per sé” una ropa ajustada en una mujer no puede provocar esas cosas que usted dice, eso no es consecuencia de la ropa ajustada , eso es consecuencia de la sociedad en la que vivimos y su origen machista. Además que la leyes en cuba no protegen a las mujeres de esos tipos de actos, como por ejemplo “el acoso”.

Dejar respuesta