De la farmacopea a la cocina: romero

0
657
Planta de romero florecida

El romero es un arbusto muy aromático que posee tanto usos culinarios como aplicaciones medicinales. Puede crecer hasta los dos metros, resiste bien el frío y se mantiene siempre verde.

Las hojas del arbusto son compuestas y aparecen enfrentadas. Al paladar, el sabor de las hojas es un tanto picante. Las flores de la planta son de color azul y casi siempre parten de las axilas de las hojas.

Fármaco en el jardín

Cuando se recolecta con fines medicinales, se aprovechan principalmente las flores de la planta. Por esto se realiza la recolección a finales de la primavera. Las plantas se secan a la sombra y se guardan en cajas de un material neutro como el cartón (nunca vidrio o plástico). Se pueden conservar hasta por un año en buenas condiciones.

En el romero hay elementos como el alcanfor, ácido caféico y rosmarínico, flavonoides y otros compuestos medicinales. Esta planta se recomienda en casos de amenorrea, dismenorrea, problemas intestinales, diarrea, problemas en la piel y caída del pelo.

Ramas de romero

La forma más común de usarlo es como decocción. Para hacerla se utilizan unos 35 gramos de flores por cada litro de agua y se hierve por unos 15 minutos.

La preparación puede utilizarse directamente sobre el cuero cabelludo, en casos de caída del pelo. También es aconsejable el aceite de romero para dicho fin. Con ese propósito, usar 20 gramos de esencia de esta planta por cada litro de aceite de oliva. En caso de dolores reumáticos, neuralgias y problemas similares, masajear con movimientos circulares en las zonas afectadas.

Sus usos más frecuentes en el tratamiento de enfermedades están dedicados a prevenir el cáncer y el alzhéimer, ya que posee excelentes propiedades antioxidantes.

A continuación, se señalan diferentes modos de utilizar el romero:
Infusión: agregar a una taza de agua a punto de hervir una cucharadita de hojas. Dejar en reposo cinco minutos y beber.

Tintura: colocar en un frasco 200 gramos de romero y agregar un litro de alcohol al 70%. Agitar bien y dejar en reposo de 7 a 10 días tapado, agitarlo una vez al día, filtrar y guardar en un frasco protegido de la luz.

Pomada: calentar en primer lugar la tintura a baño María hasta reducir 5 veces su volumen (de un litro a 200 ml). Fundir también a baño María 1 kg de vaselina blanca y agregarle luego 100 ml del concentrado. Dejar enfriar mezclando bien.
El romero, por otro lado, es una planta con la capacidad de reducir el colesterol, los trigilicéridos, el ácido úrico, en la mejora de la circulación y el estado general del cuerpo.

Todos estos rasgos, sumado a su elevado nivel de potasio y la acción antiflamatoria, son elementos que lo hacen adecuado para las personas que desean adelgazar.

La planta resulta ser una de las hierbas más potentes cómo antibiótico natural.
El poder cómo antibiótica sin embargo es mayor que el de las otra hierbas gracias a que posee carnosol o ácido carnosólico, el cual es un agente antimicrobiano muy eficaz. Por eso es tan recomendado para los casos de infecciones intestinales, e incluso se usa como parte del tratamiento de algunas enfermedades venéreas.

Existe una pequeña confusión, en algunos sitios se lo cita como una planta para hipertensos, lo cual es un error. El romero, en detrimento, aumenta la presión arterial por lo que es indicado para los hipotensos.

Desde hace tiempo en la cultura popular se designa a esta planta como buena para la memoria, pero en verdad nunca se había corroborado, incluso en una de las obras teatrales de Shakespeare, Hamlet, se hace alusión a esta propiedad del romero cuando Ofelia dice: “Aquí traigo romero, que es bueno para la memoria.”

Los propios ingleses se encargaron de dotar de pruebas fehacientes a las palabras de su máximo dramaturgo y para lograrlo la Universidad Northumbria (Reino Unido) llevó a cabo un minucioso estudio con el que han demostrado que una elevada concentración en sangre de uno de los componentes de esta planta, el 1,8-cineol, mejora el rendimiento cognitivo, concretamente la velocidad y la precisión de las respuestas.

Dicho componente se absorbe a través de la mucosa nasal y de los pulmones, atraviesa la barrera hematoencefálica y todo apunta a que inhibe la enzima acetilcolinesterasa y evita que se rompa el neurotransmisor acetilcolina, ampliamente distribuido por el cerebro humano y necesario para aprender, memorizar y concentrarnos.

Nutrición y sabor

Concentrado, la versión seca del romero, provee un poco más de todo: 93 calorías, 12 gramos de fibra y 45% del valor diario en hierro, 35% en calcio, 29% en vitamina C y 18% en vitamina A.

Precisamente el contenido de hierro es importante pues forma parte de la hemoglobina dentro de las células rojas, que determina cuánto oxígeno carga la sangre, y potasio (un componente en los líquidos de las células y del cuerpo que ayuda a controlar el ritmo cardíaco y la presión sanguínea).

Te de romero

También contiene fibra, cobre, calcio y magnesio, abundantes vitaminas B, tales como el ácido pentatónico, piridoxina, riboflavina, folatos, útiles en la síntesis del ADN y para mujeres antes de la concepción, el cual ayuda a prevenir defectos en el tubo neuronal de los recién nacidos.

En el arte culinario, el romero es una de las plantas aromáticas más valoradas en cocina por su agradable olor y el sabor que aporta a los alimentos procesados, tanto carnes como pescados y vegetales, siendo un clásico en algunos asados al horno y guisos.

Se utiliza tanto fresco como seco. Entre las recetas más usuales que llevan romero figuran muchas salsas de tomate, el “Cordero al Romero”, “Cabrito asado”, “Tomates aliñados con aceite y romero” o “Guiso de Conejo al Romero”.

Esta planta también se utiliza para personalizar aceites y vinagres, incorporando una rama fresca en el envase donde se conservan, lo que aporta grandes matices al infusionar. En la cocina de vanguardia se emplea esta técnica pero se suele desarrollar confitando (cocción a baja temperatura) el romero en los líquidos.

En España e Italia, es usada como parte de los ingredientes para la preparación de charcutería con embutidos cárnicos, especialmente los procedentes del cerdo. En Castilla-La Mancha es habitual encontrarlo cubriendo elaboraciones curadas como la Caña de Lomo (al romero) o el Queso manchego (al romero), cumpliendo la doble función de aromatizar y proteger al producto.

¿Y qué más?

Desde sus orígenes primordialmente mediterráneos, la fragancia cítrica y silvestre del romero ha deleitado jardines, cocinas y boticas a lo largo del mundo, razón por la que ha recibido diversos nombres como “Hierba de las Coronas” y “Rocío del Mar”.

He aquí otros usos:

Ambientador: Basta con colgar unas pocas ramas, a ser posible en flor, para que su aroma penetre toda la casa, también funciona como ahuyentador de insectos.

Planta ornamental: Además de ser una planta hermosa, se mantiene verde todo el año y no requiere mucho cuidado.

Purificador de agua: Desde hace milenios en el mediterráneo se usaba el hervir agua con un puñado de romero para purificarla, de esta forma la acción anti-bacteriana de este era usada para bajar la carga bacteriológica del agua.

Curiosidades

-En el lenguaje de las flores, el romero es símbolo de la buena fe y de la franqueza.

-En Europa, durante la Edad Media, circulaba un tratadillo sobre las virtudes del romero, atribuido a varios autores (por ejemplo, Arnaldo de Vilanova), que contenía varias recetas Fierabrás de Don Quijote (I: XVII).

-En Andalucía, donde esta planta es muy popular, se dice que el romero prestó asilo a la Virgen María en su huida a Egipto (en vez de atribuirlo al enebro como en otras partes) y que trae suerte a las familias que perfuman con él su casa en Nochebuena.

-Antiguamente a los difuntos se le colocaba una ramita de romero en las manos.

Dejar respuesta