Cubano en tiempo de danza | 5 de Septiembre.
vie. May 24th, 2019

Cubano en tiempo de danza

Para Barbarito Montagne Chongo el baile es todo, como lo es también Cienfuegos. /Foto: Julio Martínez

Se escucha un sonido grave, fuerte, en pos de transmitir perfección y experiencia a cada uno de sus bailarines. Esta voz se escapa del corazón de Barbarito Montagne Chongo, director de la compañía danzaría Identidad, de Cienfuegos.

Una unión de sabrosura, risas, sudor y cubanía habita en cada ensayo sobre las tablas del Cine Guanaroca…, los problemas quedan en casa, y las tristezas también, solo hay lugar para las alegrías.

Existe diversidad en esta gran familia de bailarines, unos formados en escuelas, otros aficionados, pero todos convergen en perfecto equilibrio. Logran que el público vuele, ría, llore y baile junto a Identidad.

Esta compañía fue fundada en el hotel Rancho Luna para brindarle un espectáculo artístico a los turistas, no solo allí, sino en otros espacios culturales.

¿Por qué Identidad?

“Primeramente porque me considero un cubano rellollo, busco mis raíces y las de mi cuidad. Además, dentro de mi presupuesto estético artístico se encuentran los bailes cubanos, caribeños y lo foráneo en general, aunque priman nuestras tradiciones”.

¿Es un reto para Identidad la Temporada de la Danza?

“Sí, definitivamente constituye un reto, se presentan importantes y reconocidas compañías danzarías, por lo que el ensayo y la preparación son más rigurosos. Es también un termómetro, ya que el trabajo se hace un poco comercial en ocasiones y la Temporada de la Danza nos da la posibilidad de ganar experiencia y tener el teatro como espacio para desarrollarnos”.

A pesar de ser una compañía relativamente joven ha participado en eventos importantes, coménteme acerca de eso…

“Todos los años asistimos a La Fiesta del Fuego, un evento de renombre regional, de gran reputación, que para nosotros significa un reto, pues presentamos en la gala inaugural trabajos complejos. También hemos participado en varias veladas nacionales y esperamos pronto compromisos internacionales”.

Existen fuertes prejuicios homofóbicos en cuanto a la danza… ¿qué cree acerca de esto?

“El verdadero artista va más allá de una orientación sexual y si tiene la actitud vendrán los merecidos aplausos del público. Cuando pequeño sufrí de estos prejuicios y hoy mis amigos me admiran quizás porque no soy homosexual, pero si lo hubiese sido estoy seguro que también me admirarían. Siempre exijo respeto dentro de la escena, fuera de esta todas las personas tienen el derecho de hacer lo que quieran. No es un tabú para mí”.

¿Cómo escoge a los bailarines para integrar Identidad?

“Teniendo en cuenta la disciplina, el rigor y la profesionalidad, porque siempre la disciplina debe ir de la mano en todo lo que nos proponemos. Si alguna persona quisiera algún día integrar Identidad bajo esos conceptos es bienvenido”.

¿Se siente en riesgo a causa de la emigración de bailarines a la capital o a otros países?

“Es un riesgo cuando tienes un trabajo constante, puede crearte un vacío. Estos jóvenes al final tienen aspiraciones y posibilidades de emigrar, yo no le pongo freno a eso, lo sufro y me da tristeza, pero me queda el orgullo de que hayan pasado por aquí, de que estén donde están…”.

¿Cómo ve el desarrollo de la danza en Cienfuegos? ¿Cuál sería la solución?

“El desarrollo de la danza es pobre y preocupante porque no hay suficientes bailarines ya que emigran a la capital o a otros lugares. La solución a mi juicio seria la unidad ya que en la unión esta la fuerza. La creación de proyectos nuevos, colegiar criterios y siempre mantener el respeto”.

¿Satisfecho hasta ahora con los resultados de Identidad?

“Nunca se está satisfecho ya que siempre queremos más; aún existen muchos planes y metas que debemos cumplir. Hay que trabajar duro para conseguir resultados”.

Para Bárbaro Montagne Chongo la danza es…

“La danza es mi vida, hace 35 años que vivo de ella, sufro con ella y río con ella. Cualquier tipo de danza me alimenta y mi compañía es parte de mi ser, de mi ciudad, no me puede faltar el olor a salitre ni dejar de ver el mar de la Perla…”.

Noticias relacionadas