Cuba: La fortaleza de nuestra democracia
sáb. Dic 14th, 2019

Cuba: La fortaleza de nuestra democracia

Allí en cada una de las biografías estaban los nombres de nuevas generaciones como la expresión de continuidad, y también aquellos con una rica tayectoria en el desempeño de servicio público./Foto: Abel Padrón Padilla/ Cubadebate.

Allí en cada una de las biografías estaban los nombres de nuevas generaciones como la expresión de continuidad, y también aquellos con una rica tayectoria en el desempeño de servicio público./Foto: Abel Padrón Padilla/ Cubadebate.

Este 10 de octubre, fecha patria de tanta significación para los cubanos, se acaba de dar un paso trascendental en la consolidación de nuestra democracia socialista, la nuestra, la que hemos forjado entre todos durante 60 años de Revolución.

La elección de la presidencia de la Asamblea Nacional del Poder Popular (ANPP), y el Presidente y Vicepresidente de la República de Cuba, se erige como el colofón de un proceso de amplia participación popular.

En un primer momento, tuvimos la posibilidad de análisis, evaluación y debate del proyecto constitucional, el cual finalmente fuera aprobado, el 10 de abril de 2019, como la Constitución de la República de Cuba.

Por tanto, no es casual el espaladarazo de los hijos de la Patria de José Martí y Fidel Castro para continuar con los esfuerzos de ir consolidando cada vez más una norma constitucional que refleje la perdurabilidad de una nación soberana, independiente, socialista, democrática, próspera y sostenible, a la vez, más inclusiva, como ha reiterado el Presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez.

En este momento vale el recuento. Desde el mismo Primero de Enero de 1959 se fue delineando el camino de hacer del sistema sociopolítico de Cuba algo diferente a lo que se conocía hasta entonces por cualquier otro país del mundo. Cada nueva etapa se caracterizó por involucrar en todas las tareas al pueblo, a fin de hacer de la Mayor de las Antillas un ejemplo de democracia participativa.

Lea también: ¿Por qué la Asamblea Nacional es el órgano supremo de poder del Estado? ¿Qué elegirá mañana? (+ Infografías)

Con la institucionalidad de la nación cubana y la creación de los Órganos del Poder Popular en fecha tan temprana como 1976, se fueron fortaleciendo las estructuras de gobierno a todas las instancias. El pueblo no solo elegía a sus representantes, si no que tenía derecho a revocarlos o pedirles cuenta periódicamente de su gestión.

El propio perfeccionamiento de los sistemas de trabajo en el funcionamiento del Poder Popular han representado nuevos escaños, en aras de acercar más la labor de gobierno a la base, a la población, como una forma inédita de ejercer deberes y derechos ciudadanos.

Con este cambio de estructura del poder revolucionario en Cuba, se prueba que la soberanía reside intransferiblemente en el pueblo, del cual, como destaca la nueva Carta Magna, dimana todo el poder del Estado. En la histórica sesión del Legislativo de la Mayor de las Antillas tomó vida lo refrendado en la Ley de Leyes para continuar construyendo el Socialismo por decisión de la mayoría popular.

Esta vez, como en otros momentos de decisiones trascendentales, fueron los diputados al Parlamento cubano, quienes, en nombre de sus electores, aprobaron las candidaturas para conformar la dirección de la Asamblea Nacional, los 18 miembros del Consejo de Estado, y al Presidente y Vicepresidente de Cuba.

A los miembros de la ANPP, les correpondió, asimismo, elegir a aquellos con méritos suficientes para conducir, desde diferentes funciones, los destinos de la nación. Allí estaban las nuevas generaciones como expresión de continuidad, y también aquellos con una rica trayectoria en el desempeño del servicio público.

10 de Octubre: Día histórico para Cuba

Cuando el Padre de la Patria proclamaba la libertad de sus esclavos y daba la clarinada para la independencia de Cuba, más que el grito de rebeldía contra el colonialismo español, iniciaba un camino de lucha por la soberanía para los cubanos.

Esa misma esencia de democracia e igualdad social, con derechos y posibilidades para todos, fueron banderas esgrimidas por el líder histórico de la Revolución, de modo que sirvieron de faro para iluminar el sendero a transitar a partir del 1ro de Enero de 1959.

Noticias relacionadas
Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles

Share