Cuba hoy: sus jóvenes

Un nuevo 4 de abril ante nosotros. Otra jornada en que se reafirma que la juventud es la arcilla fundamental de nuestra obra y su ejército el más fuerte. No hay dudas de ello. En la historia de Cuba, el protagonismo juvenil es un hecho y ahora, cuando una pandemia nos mantiene recluidos y asustados, los jóvenes están ahí, donde son más útiles para dar su aporte.

¿Cómo se ven así mismos los jóvenes hoy? ¿Qué ha significado estar en el borde delantero en la lucha contra la COVID-19? 

A esas interrogantes respondieron dos jóvenes cienfuegueros. Y muy a tono con los tiempos, lo hicieron mediante la vía telemática para no infringir ninguno de los protocolos establecidos.

Uno de ellos es Fernando de la Mora Martín, residente de tercer año de Pediatría: “Los jóvenes de la Cuba de hoy son hijos de su tiempo; son los jóvenes que nacieron en el período especial y han sabido crecerse, graduarse en los diferentes tipos de enseñanzas, convertirse en universitarios, doctores en ciencia…. Somos la generación que ha crecido a la par del desarrollo de las nuevas tecnologías, reto que hemos debido afrontar ante las campañas de consumo, cantos de sirenas y desinformación.

Es una juventud inconforme, alegre como la edad que tenemos, pero protagonista de grandes momentos. Como jóvenes, tenemos dudas, inquietudes, necesidad de diálogo, pero hay ganas de despejarlas, de demostrar que se puede seguir contando para grandes desafíos. Y la sociedad cubana tiene que vernos así, como los jóvenes que asumen su presente, que lo mismo están en un centro de aislamiento, que encabezan un trabajo productivo o un proyecto científico”.

Para el joven galeno, que se preparara para ocuparse de los más pequeños de casa,la juventud cubana es “hija de la sociedad que la forma: con preocupaciones por su hogar, por formar familia y otros por sostenerlas; por cuidar de sus padres, brindarles amor a sus parejas. Es que los jóvenes están ahí, en un aula llenándose de conocimientos para en un futuro aplicarlos, en la defensa de un país, en un central azucarero, impulsando la economía, en un consultorio, policlínico u hospital enfrentando los daños del bloqueo a los insumos médicos, sin importar que sea sábado o domingo para ceder su jornada a la producción de alimentos”.

Por su presencia en varios frentes, los jóvenes del Hospital Pediátrico de Cienfuegos, recibieron la condición “Jóvenes por la vida”. /Foto: cortesía de Fernando de La Mora Martín.

¿Retos?

“Ser más participativos, más impulsivos en no esperar una convocatoria. Tenemos que ir quitando a los problemas un pedacito cada día para seguir pensando como país. Es nuestro presente y así lo asumimos”.

Otro de esos jóvenes protagonistas de su tiempo es Jorge Misas Hernández, secretario del Comité de la Unión de jóvenes Comunistas en la Universidad de Cienfuegos: “Estos son tiempos de definiciones, en los cuales los jóvenes cubanos han demostrado compromiso y entrega de amor a su país, con su actuación y valentía han hecho sentir a #CubaViva. Esta etapa y las venideras tendrán en la juventud una alta responsabilidad como continuidad histórica del proceso revolucionario cubano, sobre todo para alcanzar el desarrollo económico, político y social al que aspiramos en el socialismo próspero y sostenible que construimos desde adentro los cubanos y las cubanas”.

Misas Hernández sabe muy bien del quehacer de los bisoños de cara a la pandemia de COVID-19. Al momento de compartir sus consideraciones se encontraba en el centro de aislamiento de la casa de altos estudios en la Perla del Sur: “En este período de pandemia los jóvenes universitarios han tenido un impacto significativo en el combate contra esta terrible enfermedad.  Muchos han sido los escenarios donde han laborado los estudiantes y profesores jóvenes, ejemplo de estos han sido la zona roja en el CEA y en centros de aislamiento, pesquisas en las comunidades, la atención a personas vulnerables en la compra de alimentos normados y  medicamentos y el traslado de alimentos desde los sistema de atención a la familia; espacios de vital importancia para el desarrollo del país en la producción de alimentos donde han estado en trabajo voluntario en los polos productivos de mayor importancia en cada territorio y en los organopónicos; también han participado en la disciplina de las colas y en el proceso de la Tarea Ordenamiento.

“Esta etapa, que no ha sido de manera presencial en las aulas universitarias, también ha permitido una vinculación permanente con la sociedad y con su territorio, contribuyendo en la formación integral de los estudiantes universitarios como profesionales competentes y comprometidos con la Revolución y el socialismo”.

Otra jornada de celebración de las nuevas generaciones en Cuba, otro momento para el compromiso con esta Cuba nuestra que se empeña en vivir siempre con sus jóvenes en la primera línea de combate por la vida.

Centros de aislamiento, una de las tareas que han asumido los jóvenes de la UCF. /Foto: tomada de Internet.

Artículos relacionados

Tay Beatriz Toscano Jerez

Periodista.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Compartir