Cuba cierra buena actuación en Mundial Juvenil de Atletismo

Un oro y dos medallas de bronce redondean la cosecha en un certamen que finaliza el domingo

Con el sexto lugar de Shainer Rengifo en los 200 metros se despidió Cuba del Campeonato Mundial Juvenil de Atletismo de Nairobi, en Kenia, el cual recordaremos por varios hitos.

Uno de los puntos cumbres de la pequeña delegación antillana –de apenas cinco competidores– fue precisamente la actuación de Rengifo, finalista en las dos pruebas reinas de la velocidad: 100 y 200 metros planos.

Luego de conseguir inédito bronce en el hectómetro, sus seguidores soñaban con verlo este sábado otra vez en el podio, pero incluirse entre los ocho mejores de ambas pruebas es suficiente mérito.

Marca personal de 20.58 segundos le facilitó el acceso a la discusión de medallas en un estadio Kasarani en que se presentaron varios hombres con mejores registros. El sexto puesto, con tiempo de 21.84 segundos, completa una actuación de elevado rango y deja claro que con mayor trabajo pudiera pensarse en su consolidación como velocistas entre mayores.

Con 19 años de edad, Rengifo se convirtió en el primer cubano insertado en las disputas finales de estas pruebas desde 2008, y lo más importante fue lograr marcas personales o acercarse a esas.

Los juveniles cubanos no estuvieron exentos de las dificultades provocadas por la covid-19. Encararon meses de preparación desde sus casas y el tiempo de entrenamiento concentrado duró menos de la deseado.

No obstante, regresarán del certamen con el oro del balista Juan Carley Vázquez y los metales de bronce de Rengifo y la jabalinista Yiselena Ballar. También con un séptimo lugar del martillista Ronald Mencía, posición con la que tributó puntos a la clasificación por países.

La única que no pudo aportar al equipo fue la ochocentista Dayli Cooper, descalificada por trascender los límites del carril en la carrera eliminatoria.

«Muy buena actuación. Son atletas que tenían dentro de su propósito llegar a final, obtener de este Mundial todas las experiencias positivas posibles y avanzar con los mejores resultados», aseguró a JIT a modo de resumen Didier Sterling, responsable de la comitiva cubana.

«No es una gran delegación comparada con el mundial juvenil anterior, pero sí una delegación objetiva, con la que se demuestra que hay reservas para el próximo ciclo», resaltó.

Con esa misma idea estuvo de acuerdo aquí en La Habana la comisionada nacional Yipsi Moreno, quien lamentó que las dificultades generadas por la covid-19 no permitieran completar un grupo mayor.

«También es lamentable la lesión de Leyanis Pérez, pues era amplia favorita al oro en el triple salto, pero no pudo recuperarse para competir», comentó la campeona olímpica del martillo en Beijing 2008, antes de insistir en que esto demuestra que hay figuras jóvenes para mantener la continuidad del atletismo cubano.

DOS RÉCORDS CASI EN LA DESPEDIDA

Aunque a la cita le resta aún la jornada de este domingo, las sesiones de sábado dejaron grandes noticias con par de récords del mundo entre menores de 20 años.

El francés Sasha Zhoya había destrozado la marca del orbe de los 110 metros con vallas (0.99 cm) en las semifinales, con tiempo de 12.93 segundos, pero no satisfecho con eso volvió a “volar” y fijó en 12.72 el nuevo registro.

La namibia Chritine Mboma no se quiso quedar detrás y coronó su carrera de los 200 metros con tiempo de 21.84 segundos, también anotados como lo mejor de la historia en estos eventos.

Hasta el cierre del certamen no se sabrá el ordenamiento definitivo de la clasificación, pero por ahora Kenia lidera con cinco títulos , una medalla de plata y tres de bronce. Finlandia (3-1-0) y Nigeria (3-0-2) aparecen luego, mientras Cuba ancla decimotercera con 1-0-2.

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Compartir